El gran laberinto de Santander

fotogalería

Numeroso público disfrutó del espectáculo familiar de la compañía catalana Capicúa 'EnTredos'. / Daniel Pedriza

  • Los espectáculos de calle se sucederán este sábado y el domingo a lo largo de todo el día en distintos puntos de la ciudad

  • La Muestra de Artes Fantásticas inunda Santander de payasos, malabaristas y acróbatas

La Muestra de Artes Fantásticas (MAF) no decepcionó. Todo lo contrario. El buen tiempo llenó las calles de Santander de público que a su paso por las plazas y calles disfrutó de espectáculos de malabares, magia y clown. Este sábado más de lo mismo. Los Jardines de Pereda se convertirán en un gran laberinto y la torre de la Estación de Adif recupera esta noche parte de la historia de Santander: 'El incendio de 1941'. También este sábado paseará por Santander 'Caperucita roja y el lobo feroz' o 'Vulgarcito'.

La octava edición del MAF, un proyecto dirigido por Ana Lekube y patrocinado por la Fundación Santander Creativa (FSC), instalará este sábado un gran laberinto en los Jardines de Pereda. 'Laberint II', de la compañía 'Itineránia', es un mar de paredes de colores lleno de encrucijadas que retan a los participantes más intrépidos. Construido básicamente en hierro, se trata de un laberinto de gran formato cuyas puertas solo se abren cuando el viajero es capaz de resolver los enigmas y pruebas de habilidad e ingenio que proponen. Una instalación de libre participación donde perderse será la mejor de las aventuras. Un reto intemporal que invita a recorrer los caminos menos transitados de la imaginación. 'Itineránia' reivindica la calle como lugar de encuentro y practica la intervención efímera y festiva del espacio público. Los espectáculos de calle se sucederán este sábado a lo largo de todo el día.

Entre las propuestas, cabe destacar 'El cuento del viejo Lobo', de los checos Teatro Konmo que tendrá lugar en la Plaza Pombo. Y es que Caperucita Roja es uno de los cuentos tradicionales de mayor arraigo. En las primeras versiones, el lobo se come a la abuela y después a Caperucita y el cuento se acabó. Los hermanos Grimm recogen esta historia popular y añaden la figura del guardabosques para aligerar un final cruento. Así, tras destripar al lobo, Caperucita y la abuela se salvan. ¿Pero alguien sabe lo que ocurrió en realidad? En 'El cuento del viejo lobo' se descubre el secreto. Teatro Konmo -en checo, 'a caballo'-, es una compañía que trabaja en la escena alternativa checa desde 1994 y que mezcla la interpretación textual y gestual con instrumentos musicales, pantomima y marionetas. La 'auténtica' historia del viejo lobo es narrada por dos cómicos titiriteros que manipulan los magníficos títeres de madera tallados por Jan Ruzicka. Un espectáculo repleto de humor y de música que interacciona con el público.

'La Chana Teatro' vuelve a Santander. La compañía cuentan con un público bastante fiel. Este año presenta 'Vulgarcito'. Se trata de una dramatización libre, con objetos del famoso cuento 'Epaminondas'. Sobre una mesa, el manipulador crea un mundo de objetos y títeres en el que se da cuenta de las aventuras que, 'Vulgarcito', su protagonista, sufre en los distintos trabajos por los que va pasando. De manera rimada, articulada, redondeada, recta e inclinada como una carcajada se nos presenta la vida de un pobre muchacho que habita en un reino triste. Áurea Pérez y Jaime Santos crearon 'La Chana Teatro' en 1987. A lo largo de estos años han encontrado una forma propia de contar historias teniendo siempre como protagonista el objeto, la palabra, el espacio y la interpretación. Este sábado también aterrizan en Santander los Boozan Dukes para predicar, celebrar y festejar con ritmos vudú blues, stomp criollo, swing y calypso su propuesta 'Acérquense damas y caballeros' en la Plaza San Martín. La compañía Boozan Dukes está formada por músicos de cinco países.

El anfiteatro del Centro Botín recibirá este sábado a 'Potted', un proyecto que parte de la premisa de la innovación artística. Los cuatro miembros de la compañía se unen con el interés de crear un espectáculo único y original, basado en la investigación del espacio, los objetos, las estructuras y el ritmo. La intención es llegar a la esencia de los objetos por medio de las disciplinas circenses y crear una comunicación directa con el espectador, cargada de impacto visual.

También regresará 'Ma biche et mon lapin', de la compañía francesa Aïe, Aïe, Aïe a El Café de las Artes. Este colectivo ha preparado un breve y delicioso espectáculo donde, sobre una mesa, con música y sin palabras, las parejas se forman y se deforman en un ballet de objetos manipulados. Pequeñas historias de amor bucólicas, lúdicas o trágicas.

El broche final llegará con la proyección '1941: año cero', un proyecto basado en un importante trabajo documental de más de tres meses, en los que la creadora Amanda Pola y El Café de las Artes han llevado a cabo numerosas entrevistas con vecinos de Castilla-Hermida y el Barrio Pesquero, protagonistas del video-mapping. En la proyección, los recuerdos se transforman en palabras, imágenes fijas y en movimiento, todo ello, con una banda sonora producida para la ocasión.