Adolescencia y postadolescencia emocional

Adolescencia y postadolescencia emocional

  • Títulos que definen problemáticas de la juventud actual y algún vistazo al pasado

Sin duda la adolescencia e incluso el periodo vital que le sigue son etapas difíciles pero lógicamente insoslayables. Tiempo de recuerdos agridulces, a menudo es también una fuente inagotable de vivencias que mantiene unas características comunes a todas las épocas pero contiene determinados elementos que definen a cada nueva generación. En este sentido, las siguientes obras ofrecen una visión muy ajustada de los problemas y rasgos que identifican a esta franja de la población durante el siglo XXI.

Es el caso del protagonista de ‘Alfa, Beta, Bronson’, una novela gráfica sobre la incertidumbre y el hastío de un joven que, superada la adolescencia, se encuentra en una encrucijada de caminos. Ramón Rodríguez y José Ramón Grela describen a la perfección los problemas sentimentales, económicos y existenciales de este personaje, descrito con desenfado, verosimilitud y una más que probable cercanía. Igualmente difícil resulta la etapa que atraviesa el protagonista de ‘Paul en el norte’, entrañable personaje juvenil cuya peripecia vital viene desgranando el canadiense Michel Rabagliati a lo largo de diversos y premiados álbumes. En esta obra cuenta con 16 años y a las ansias de independencia y descubrimiento se sumarán los primeros desengaños amorosos.

Cambiando de registro, Rubén Fernández acude al humor más disparatado para mostrar la inenarrable existencia de Federik Freak, espécimen surgido de las páginas de El Jueves cuyas insólitas tribulaciones exageran hasta lo imposible los problemas del adolescente actual mediatizado por las nuevas formas del ocio y las relaciones sociales. De manera que su segundo libro recopilatorio lleva el expresivo título de ‘Subnormal emocional’.

Redes sociales

La importancia de las redes sociales ha demostrado ser esencial en la vida de los jóvenes y dos obras lo ponen en evidencia desde diversas ópticas. ‘Miniblogger’ es un original y divertido libro de Georgina Gerónimo que ha sido premiado con la Beca Carnet Jove y analiza con tono desenfadado pero incisivo el mundo de las web log y las insólitas circunstancias que lo impulsan. Otro punto de encuentro en el ámbito digital son las páginas de citas en busca de pareja, como comprueba ampliamente el protagonista de ‘Adicto al amor’. El israelita Koren Shadmi vuelca sus propias experiencias en esta actividad, un periodo de su juventud volcado en los encuentros sexuales periódicos y fortuitos, algo que puede llegar a convertirse en una obsesión e incluso en una forma de vida.

Ramón Rodríguez y J. Ramón Grela. 130 páginas. 12 euros. La Cúpula.

Ramón Rodríguez y J. Ramón Grela. 130 páginas. 12 euros. La Cúpula.

'Alfa, Beta, Bronson'

Chema es un joven que abandonó su casa materna y su grupo musical en Mataró para irse a vivir a Barcelona con su novia. Trabaja en una tienda de cómics y frecuenta amistades que comparten sus aficiones mientras disfruta revisando sus películas de justicieros urbanos. Pero la relación sentimental entra en crisis justo cuando se le presenta la ocasión de acompañar en una gira a su antigua banda. A partir de aquí, la obra describe una odisea intimista; con un sintético dibujo en blanco y negro desgrana la tesitura vital del protagonista, analizando su capacidad para superar frustraciones y traumas, tomar las decisiones adecuadas y disfrutar de aquellas oportunidades que nunca volverán a repetirse.

Michel Rabagliati. 184 páginas. 18 euros. Astiberri.

Michel Rabagliati. 184 páginas. 18 euros. Astiberri.

'Paul en el norte'

Nueva entrega de los avatares de Paul, un trasunto del propio autor que rememora su juventud en una serie de novelas gráficas que en ocasiones han cosechado premios importantes. En este caso se retrotrae a sus 16 años, con las olimpiadas de Montreal como telón de fondo y un nuevo amigo del Instituto que supondrá un paso más en su aprendizaje vital. Las motos, el deporte, la música y las chicas son los temas que reclaman su atención mayoritaria mientras aflora el consabido conflicto generacional, fruto de la inseguridad y del abandono definitivo de la infancia. Con fluidez y naturalismo, con un encanto que respira sinceridad, Rabagliati recuerda aquí la intensidad de unos días irrecuperables.

Rubén Fernández. 112 páginas. 18 euros. ¡Caramba!

Rubén Fernández. 112 páginas. 18 euros. ¡Caramba!

‘Subnormal emocional’

Segunda recopilación de las dislocadas aventuras que vive Federik Freak sin salir de casa. Se trata de un inmaduro y patético adolescente que cultiva todos los defectos posibles derivados de su género, edad, formación e inteligencia.

Como bien indica el apellido, sus aficiones básicas (y a menudo obsesivas) pasan por los videojuegos, las series de televisión, youtube, twitter, Batman, las webs porno, las películas Marvel y la comida basura. Su vida sexual es inexistente y la social apenas existe fuera de los dispositivos audiovisuales o de sus dos únicos amigos, igualmente tarados. Semejantes carencias producen situaciones tan absurdas como hilarantes, no muy lejanas de realidades concretas.

Georgina Gerónimo. 104 páginas. 15 euros. Planeta.

Georgina Gerónimo. 104 páginas. 15 euros. Planeta.

‘Miniblogger’

La autora de esta obra reflexiona con conocimiento de causa sobre las circunstancias que impulsan a crear y mantener un blog a una adolescente adicta a la moda, la frivolidad y la notoriedad que implica destacar en las redes sociales. Con frescura y un lúcido sentido del humor describe los esfuerzos que supone vestir a la última, acudir a todos los eventos y, sobre todo, dejar constancia fotográfica de ello en la web. También detalla los mecanismos y trucos imprescindibles para aumentar los seguidores y crear tendencias. Ayudada por un dibujo liviano y minimalista, de colores suaves y cercano al diseño, la autora recrea un mundo totalmente superficial que rinde culto a la vanidad y el ego.

Koren Shadmi. 224 páginas. 26 euros. Norma.

Koren Shadmi. 224 páginas. 26 euros. Norma.

‘Adicto al amor’

La novela gráfica tiene un subtítulo menos elegante y más explícito en su portada, que reza ‘Confesiones de un follador en serie’. Ya que realmente es puro sexo lo que busca sistemáticamente el protagonista de esta obra.

K (¿el propio autor?) es un jovencito que comparte piso en Brooklyn y se dedica a los dibujos animados mientras busca y obtiene citas compulsivamente en una página web especializada. Durante todo un año el lector asiste a los problemas crecientes que le origina la acumulación de encuentros sexuales nacidos en una aplicación informática. Con tono desenfadado pero veraz, Shadmi describe el proceso que convierte una necesidad emocional y fisiológica en una auténtica adicción.