La acordeonista Marta Cubas actúa mañana con la Orquesta Juvenil Ataúlfo Argenta

  • Con este concierto, que tendrá lugar a las 20.00 horas, la Orquesta Juvenil Ataúlfo Argenta inicia una temporada en la que se han propuesto demostrar todo su potencial

La acordeonista Marta Cubas, una de las jóvenes talentos de la región, participa mañana, sábado, en el concierto que la Orquesta Juvenil Ataúlfo Argenta interpretará en el Teatro Casyc de la calle Tantín. Discípula del maestro Gorka Hermosa, la música de 13 años, ha conseguido recientemente el segundo premio en el Trofeo Mundial de Acordeón celebrado en Pontamio (Portugal).

Con este concierto, que tendrá lugar a las 20.00 horas, la Orquesta Juvenil Ataúlfo Argenta inicia una temporada en la que se han propuesto demostrar todo su potencial. Para ello arrancan con un programa «exigente e innovador» que incluye el estreno mundial de una obra del bielorruso Alexander Yasinsky, con arreglos del francés Frank Angelis, para acordeón y orquesta.

Bajo la batuta de la directora cántabra Paula Sumillera Rumoroso, se abordará un repertorio que abarca del ‘Huapango’ de J.P. Moncayo, a la octava sinfonía de Dvorak pasando por dos piezas para acordeón y orquesta. En la primera parte del concierto sonarán las notas del ‘Huapango’ de José Pablo Moncayo, una música vibrante y llena de ritmo y color, que dará paso a la pieza de estreno mundial de A. Yasinsky y al ‘Estudio sobre el Tema Chiquilín de Bachín’ del argentino Astor Piazzola.

Estas obras para acordeón y orquesta serán interpretadas por Marta Cubas , hermana de la violinista Marta Cubas, en la que constituye una ocasión única para apreciar el talento de esta joven cántabra.

En la segunda parte del concierto la Orquesta afrontará la octava sinfonía de Antonin Dvorak, «La inglesa’. Una obra con cuatro movimientos, inspirada en la música tradicional Bohemia y cargada de ternura y alegría. Posiblemente, dejando de lado su popular sinfonía del ‘Nuevo Mundo’, la sinfonía más novedosa del compositor. La orquesta, un año más y ya son seis, bajo distintas nomenclaturas «sigue aportando su grano de arena a la cultura de Cantabria y al fomento y difusión de la mejor música clásica».

Una agrupación sinfónica de jóvenes intérpretes que es una escuela de formación permanente, con nsayos con profesores los fines de semana durante el curso, y que está abierta a la participación de todos los músicos de Cantabria.

La adquisición de las localidades puede hacerse a través de los cajeros de Liberbank, Internet o en la propia taquilla del Teatro de la Fundación Caja Cantabria.