El Circo abre las puertas del 'Manicomio'

video

/ Javier Cebollada

  • La oscura y ocurrente puesta en escena de Suso Silva regresa el 18 de mayo a Santander en su décimo aniversario con un remake circense "más grande e interesante" del 'Manicomio de los Horrores'

Sentir que el corazón bombea más rápido de lo habitual. Que un escalofrío salta de vértebra en vértebra en una oscuridad donde corre aire caliente. Alguien jadea y la bisagra de una puerta grita sin consuelo. ¿Quién es esa chica? Damas y caballeros, vuelve el espectáculo a El Sardinero.

La oscura y ocurrente puesta en escena de Suso Silva regresa hoy a Santander en su décimo aniversario con un remake circense del 'Manicomio de los Horrores', el segundo de la trilogía. El actor y creador de 'El Circo de los Horrores' se meterá de nuevo en la perversa piel de Nosferatu que en esta ocasión "rozará la máxima locura" y probablemente vuelva a chupar las calvas de los presentes. Hay cosas que, por diez años que pasen, no cambian. "Suena extraño pero cuando me cruzo con un calvo me gritan 'chúpasela, chúpasela'", dice riendo el artista.

Es la poética del terror la que tanto gusta a los espectadores. La oscuridad y la ignorancia de no saber quién respira tan fuerte en ese espacio que hay entre los hombros y las orejas. En esta ocasión la apuesta será "más grande y más interesante". Si a Nosferatu ya se le veía completamente perturbado, ahora sale su alter ego: "Se me ha ido de las manos. Estoy completamente salvaje. Mi personaje ha ido evolucionando en cada uno de los shows. Saldrá Lucifer, Nosferatu y por supuesto todos los guiños desmesurados de anteriores espectáculos".

Actores, bailarines, acróbatas, músicos... 43 artistas abrirán las ventanas del manicomio del siglo XVIII para permitir ver una escenografía "más brutal", con gente "fresca y joven que viene del circo contemporáneo con una dosis de cabaret también muy salvaje". Dos horas y cuarto de sombras y confusión, donde resulta difícil distinguir quién es paciente, visitante o doctor.

Y Suso recalca. Otra vez. Para los que no entienden el humor que nace en sus carpas de circo. "Esta locura nada tiene que ver con una enfermedad mental. Aquí hablamos de que hay que estar mal de la cabeza para caminar boca abajo, para hacer un triple salto mortal sobre una barra de 20 centímetros de ancho. Esa es la verdadera locura del manicomio. La de los locos artistas, acróbatas y músicos", puntualiza.

Un esfuerzo extra que Silva hace por y para su 'enajenado' público. Un alto en el camino en el trabajo y diseño de su cuarto espectáculo, 'Apocalipsis', que se estrenará en Santander en octubre de 2018. "Esta gira solo pretendía hacer una celebración de los diez años en Madrid, pero los seguidores se enfadaron porque no íbamos a sus ciudades", explica el director.

Apocalipsis en Santander

Rollo Mad Max. Con una tierra árida en la que conviven de mala manera, "y sin reglas", gente con cresta, zombies y demás grupos urbanos de un futuro demasiado lejano. Silva no puede dar más detalles, pero está preparando "un monstruo enorme" que pretende entretener, como siempre, y concienciar. "Es una denuncia del daño que estamos haciendo al planeta. De lo bestias que somos, incapaces de parar", explica.

La última vez que el empresario pisó Santander para estrenar 'Cabaret Maldito' confesó a este periódico que trabajaba ya en 'Apocalipsis', un show en el que la música tendrá un peso importante en un claro homenaje al rock and roll de los 80. Será algo "cañero y con mensaje" que volverá a poner de relieve el interés del público por el género de terror. O por el género de Silva.

¿Por qué de nuevo Santander? "Porque sois unos salvajes inconformistas, porque disfrutáis de la vida, de las alegrías, porque me dejáis seco, lo suelto todo, no me guardo nada para mí. Siempre hay un maravilloso agradecimiento al público que nos sigue y que nunca nos ha abandonado en una década tan jodida".

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate