"El éxito de Goya está en que sus obras hablan de cosas que la gente comprende hoy en día"

José Manuel Matilla frente al Centro Botín donde se expondrán los dibujos de Goya.
José Manuel Matilla frente al Centro Botín donde se expondrán los dibujos de Goya. / Javier Cotera
  • José Manuel Matilla, comisario de la exposición de dibujos del artista aragonés que se abrirá este viernes coincidiendo con la inauguración del Centro Botín, afirma que es la "colección más privada"

‘Ligereza y atrevimiento. Dibujos de Goya’ es el titulo de una de las exposiciones que se inaugurarán este viernes coincidiendo con la apertura del Centro Botín. Uno de sus comisarios es José Manuel Matilla, que además es jefe de Conservación de Dibujos y Estampas del Museo del Prado. Afirma que se trata de "la colección más privada" del artista aragonés porque se van a poder contemplar dibujos de sus álbumes personales. "Una oportunidad única", según dice para acercarse al universo de un autor con el que el público empatiza "porque transmite la esencia del hombre y esta ha cambiado bien poco".

–¿Qué van a encontrar los primeros visitantes del Centro Botín en la exposición ‘Ligereza y atrevimiento. Dibujos de Goya’?

–Pues la gente que venga a partir del día 23 se va a encontrar con todo Goya porque es una selección de 81 dibujos que muestra la actividad del artista como dibujante desde los comienzos de su carrera como pintor religioso en la Basílica del Pilar en Zaragoza hasta sus últimos años en Burdeos. El Centro Botín va a mostrar una selección de todo el universo del pintor y yo me atrevería a decir que con las mejoras obras de Goya que conserva el Museo del Prado. Es una oportunidad única, preparada específicamente para esta sala en la que está toda su carrera, sus inquietudes y sus ideas.

–¿Por qué dice que es el mejor Goya?

–Porque en esta selección hemos tratado de escoger aquellos dibujos que representan mejor todas las etapas de su carrera así como las ideas que trató de reflejar a través de ellos. Está pensada para que el público conozca la que fue su actividad artística.

–Dicen que es la colección más privada de Goya. ¿A qué se refieren?

–Él tiene una doble vertiente en su carrera: Una actividad profesional pública como pintor de retratos o religioso y otra privada en la que dibuja para expresar sus ideas. Algunos de esos dibujos luego se materializan en grabados que llegaron a ser conocidos por el público. Los que enseñamos en esta exposición son los dibujos, que están concebidos como proceso creativo de esos grabados y los que hacía en sus álbumes. A éstos los podemos considerar sus diarios visuales porque hacía composiciones que reflejaban su visión de la sociedad y que a veces utilizaba y a veces no. Y estos son absolutamente privados porque no los veía nadie.

–Las pinturas de Goya muestran a un artista satírico con su tiempo, irónico y también crítico con lo que le rodeaba. ¿En los dibujos también es así?

–Yo diría que mucho más. Todo lo que vemos en las pinturas está muchísimo más acentuado en los dibujos. En el sentido de que uno se muestra distinto cuando hace algo en el entorno privado, para él mismo o cuatro amigos, que cuando lo hace para el público. De hecho muchos de estos dibujos sufrieron una cierta autocensura cuando fueron llevados a grabar. En los álbumes eso no existe, en ellos expresa toda la brutalidad que desea y su mayor crítica al mundo que le rodea.

–Goya no deja de sorprender. Apenas hace unas semanas se ha confirmado la autoría de una obra suya que se conservaba en un museo de Zaragoza.

–En realidad ha habido dos hallazgos importantes. Por un lado ese cuadro que estaba en un museo de Zaragoza atribuido a Bayeu y que tras restaurarlo en el Museo del Prado y cambiarle la atribución vuelve a ser Goya. Pero mientras preparábamos esta exposición y restauramos alguna de las obras que vamos a mostrar, descubrimos en el dorso de uno de los dibujos una inscripción, que en realidad era el título del siguiente dibujo. Formaba parte del Álbum C en el que todos los dibujos tenían título menos uno y eso era raro. Los hizo en los años de la guerra con títulos muy puntillosos y acorde con lo que quería criticar. Parecía que este no lo tenía y lo descubrimos en el dorso del dibujo anterior. Estaba tapado con un papel que habían colocado durante un montaje en el siglo XIX y al despegarlo para esta exposición, lo encontramos. Ponía: ‘No a todos conviene lo justo’.

–¿Y qué interpretación le dan?

–Que no a todo el mundo le interesa la justicia. Lo que se ve en ese dibujo es una balanza de la justicia que todo lo ilumina y como unas personas la miran con devoción mientras que otras huyen atemorizadas. ¿No le parece que hoy en día un título como este, ‘No a todos conviene lo justo’, tiene una gran vigencia y actualidad?

–Esta exposición es fruto de un proyecto de investigación que firmaron en el año 2014 la Fundación Botín y el Museo del Prado. ¿Qué otros resultados están saliendo de ese trabajo conjunto?

–Esta exposición es, en realidad, la punta del iceberg de todo el proyecto que consiste en la catalogación razonada de todos los dibujos del Goya. No solo los que conserva el Prado que serán aproximadamente la mitad, en torno al medio millar de dibujos, porque el otro medio está repartido en distintas colecciones del mundo. En ese proceso de catalogación que estamos desarrollando, esta exposición es casi como una puesta de largo de ese proyecto que aprovechamos para presentar coincidiendo con la inauguración del Centro Botín.

–Entonces es sólo el primer paso.

–Sí y nos ha permitido plantear cual va a ser el planteamiento de trabajo de un equipo de historiadores y restauradores de distintos departamentos del Prado, junto a colaboradores científicos externos. Esto como digo es la presentación porque el fin de fiesta será en el año 2019, durante la celebración del bicentenario del Museo del Prado, con otra gran exposición ya no solo de los dibujos del museo, si no también de las otras colecciones que existen. Coincidirá además con la publicación de los cinco tomos del catálogo razonado, en los que se pondrá al día todo el conocimiento que tenemos de los dibujos de Goya con nuevas atribuciones y todos los resultados de esta investigación.

–Es uno de los mayores expertos en Goya. ¿Cómo definiría a este artista?

–Es un artista contemporáneo en el sentido de que todo lo que refleja en sus obras se puede ver hoy en día en la sociedad en la que vivimos. No es un pintor centrado en el siglo XVIII o en el siglo XIX, aunque sea de esa época. Lo que nos representa y transmite es la esencia del hombre y el hombre que, como se puede comprobar, ha cambiado muy poco.

–¿Cómo lo retrataba Goya?

–Por ejemplo cuando habla de violencia con violencia. También parece que ha permanecido su visión de los vicios o virtudes del hombre como vemos en esa referencia que hacíamos antes al miedo a la justicia. Goya es un artista con el que empatizamos hoy en día.

–¿Por eso hay tantas exposiciones de Goya y todas con tanto éxito?

–El éxito de Goya es que habla de cosas que la gente comprende. A veces la iconografía es un poco compleja, pero logramos explicarla a través de los elementos que se añaden en las exposiciones, pero en el mensaje que transmite no hemos cambiado nada. No lo necesitamos porque las pasiones, los deseos, los sueños del hombre que él refleja han sido y siguen siendo los mismos. Nos interesa Goya porque nos vemos reflejados en él. Los dibujos taurinos, por ejemplo, muestran la esencia de la tauromaquia que hoy en día, como entonces, es motivo de conflicto. Tiene una mirada independiente y eso es lo que le hace tan actual porque nos habla de nosotros mismos a través del arte.

–Goya que pintaba en el siglo XVIII y XIXcompartirá exposición con otro artista también transgresor como es Carsten Höller. ¿Es adecuado?

–Creo que para la inauguración de este Centro se han hecho varias apuestas y una de ellas es Goya. A lo mejor alguien cree que estamos hablando de alguien del pasado, pero cuando vengan a verlo comprobarán que el montaje es exactamente igual al de las salas de arte contemporáneo que le rodean. Con las paredes igualmente pintadas de blanco y eso que habitualmente tendemos a buscar colores más oscuros e historicistas. En esta ocasión hemos querido dar visibilidad al edificio, hacer una presentación contemporánea y nos hemos dado cuenta de que ‘aguanta’ igual que sus contemporáneos vecinos de sala.

–¿Por qué le gusta tanto Goya?

–Llevo trabajando sobre este artista desde que comencé mi carrera y a través de grandes maestros y por azares de la vida he estado mucho tiempo ligado a él. Pero me resulta muy placentero porque me permite dialogar con el pasado y al mismo tiempo con el presente.

–Se atrevería a decir cual es la mejor obra de esta exposición.

–El público debe de tener en cuenta de que Goya trabaja en series y en álbumes a través de las cuales presenta una sucesión de ideas a través de distintas imágenes. Independientemente de que a mí me guste muchísimo la obra ‘Aún aprendo’ que hizo con 80 años y que es una obra sublime creo que se debe ver la colección de forma conjunta.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate