Un anfiteatro para una leyenda

El joven Miguel Fernández, El Yiyo, que protagoniza este homenaje, es la nueva figura del mundo del flamenco.
El joven Miguel Fernández, El Yiyo, que protagoniza este homenaje, es la nueva figura del mundo del flamenco. / J. M. Ferrater

El homenaje a Carmen Amaya, primera cita del verano en el exterior del Centro Botín

Guillermo Balbona
GUILLERMO BALBONASantander

En el camposanto de Ciriego, en el panteón familiar de su esposo, el santanderino Juan Antonio Agüero, reposa la histórica bailaora Carmen Amaya. La historia de esta gitana catalana que triunfó en los escenarios del mundo hasta su fallecimiento vuelve a ser evocada en un homenaje en Santander que supondrá la primera cita de este verano en el anfiteatro (auditorio exterior frente a la pantalla) del Centro Botín. La bailaora y cantaora (Barcelona, 2 de noviembre de 1913-Bagur, Gerona, 19 de noviembre de 1963) es considerada una de las personalidades ilustres que descansan en Ciriego.

El espectáculo de flamenco con el joven bailaor el Yiyo y la compañía del Tablao de Carmen de Barcelona llega al público el próximo martes, 1 de agosto. Desde las diez y hasta las once y media de la noche se celebrará en el anfiteatro este homenaje a Carmen Amaya en la primera convocatoria en el auditorio exterior del edificio de Piano desde que fuera inaugurado el pasado mes de junio. El Anfiteatro acoge 'Homenaje a Carmen Amaya', una actuación destinada al público general y con entrada gratuita, que evoca uno de los mitos del baile flamenco, un genio que revolucionó su época y que fue reconocida en todo el mundo.

El duende flamenco de Carmen Amaya saldrá a escena encarnado en El Yiyo, este joven barcelonés de etnia gitana que como 'La Capitana' es ya la representación del nuevo flamenco y la promesa más brillante del género. A sus 20 años, y con un estilo diferenciador que puede ser enmarcado en el conocido como flamenco catalán, El Yiyo protagonizará junto a la bailaora Lole de Los Reyes un espectáculo novedoso para recordar la figura de quien fuera 'el terremoto hecho mujer', que tuvo en vida una gran vinculación con Santander.

Casada con un montañés, Carmen Amaya eligió la capital cántabra como lugar para ser enterrada después de una carrera plagada de éxitos por la que renunció prácticamente a todo. Revolucionó el arte del baile y de la puesta en escena, siendo una mujer adelantada a su tiempo. Completamente autodidacta, aprendió a bailar y cantar por instinto y pronto pasó de la calle a los grandes escenarios del mundo forjando un mito y alzándose como la bailaora flamenca más grande de todos los tiempos. El Yiyo compartirá algunos momentos de su actuación con Lole de Los Reyes, bailaora que viene de una familia de artistas.

Amaya es una leyenda. Era una figura ya reconocida en España cuando en 1936 inició una gira internacional que la llevó por Lisboa, Londres y París para dar el salto a América y pisar los mejores escenarios de Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Cuba, México, Uruguay, Nueva York, Hollywood..., y hasta la Casa Blanca invitada por el presidente Roosevelt... Cuando regresó a España en 1947 era una estrella del baile flamenco, actriz en 17 películas, que revolucionó el escenario con su manera racial de bailar, enfundada en pantalones, algo hasta entonces nunca visto.

Sus giras internacionales se prolongaron hasta que enfermó y murió con 45 años. Su esposo, el santanderino Juan Antonio Agüero -el guitarrista flamenco de su compañía, con quien se casó en 1952-, trasladó el cadáver el 3 de noviembre de 1970 al cementerio de Ciriego, siguiendo los deseos de Carmen que, en más de una ocasión, había manifestado que se consideraba «montañesa de corazón, pejina».

A los 7 años, El Yiyo ya era cabeza de cartel. Y hoy a sus 20 años cuenta con un activo de más de 30 actuaciones en los Festivales de flamenco y teatros de España, Francia, Portugal y Taiwán. Triunfó con su espectáculo 'Trilogía Flamenca' en el icónico teatro l'Aliançade Poblenouen 2016 y presenta este año 'Flamenco de sangre' junto a su hermano el Tete. Ha colaborado como modelo bailaor para desfile y eventos para firmas como Guess, Puig Doria, El Corte Inglés; y revistas como Vogue, Telva, ICON, han dedicado reportajes a su proyección.

Son dos grandes promesas del baile flamenco, su excepcional estilo se caracteriza por su mezcla de modernidad con el baile más puro». El Yiyo (Miguel Fernández, 1996) se autodefine como «alguien serio, bastante formal, perfeccionista hasta la obsesión. De pequeño no me interesaba jugar a las máquinas digitales o al fútbol. Para mí, el mejor juego era bailar o analizar a los bailaores en YouTube, y ver el vídeo varias veces, de atrás para 'alante' y viceversa, hasta entender un paso». Por su parte, El Tete (Ricardo Fernández, 2000) debutó como profesional hace menos de un año. De Carmen Amaya dice que ve en ella «un reflejo de sus antepasados, el baile en la calle, al aire libre, la expresión misma de la vida nómada de su raza».

Punto de lectura

Por otra parte la programación semanal del Centro Botín convoca una cita para fomentar el interés por la lectura y potenciar el desarrollo de la imaginación y de las inquietudes culturales. El próximo viernes día 4 de agosto, de 12.00 a 14.00 horas, instalará el ya tradicional 'Punto de Lectura al aire libre' en los Jardines de Pereda.

Así, los fondos bibliográficos de la Fundación Botín relacionados con artes, emociones y creatividad podrán ser consultados, de forma gratuita, no sólo el día 4 sino también los días 11, 18 y 25 de agosto.

El programa cultural incluye, asimismo, tres visitas experiencia que acercarán a los participantes al arte de la arquitectura. Para todas estas visitas el aforo ya está cubierto.

Hoy sábado a las 11.30 horas, tendrá lugar la visita experiencia 'Piel' dirigida al público familiar con el mismo objetivo de acercar la arquitectura a los ciudadanos, de manera que contribuya a estimular su creatividad y capacidad de observación. La tercera y última visita-experiencia de la próxima semana tendrá lugar el miércoles, día 2 , de 19.30 a 21.00 horas, y estará dirigida a especialistas en arquitectura, así como a todas aquellas personas que desean conocer el Centro Botín desde una perspectiva especializada. El doctor en Arquitectura Daniel Diez Martínez guiará esta experiencia única que comprende desde la ambiciosa transformación urbana y paisajística hasta los pormenores técnicos del edificio.

Fotos

Vídeos