La Biblia digital del 'Guernica'

Rafael Fernández, de Telefónica, y el director del Museo Reina Sofía, Manuel Borja-Villel, ante la página de inicio de ‘Repensar Guernica’./Efe
Rafael Fernández, de Telefónica, y el director del Museo Reina Sofía, Manuel Borja-Villel, ante la página de inicio de ‘Repensar Guernica’. / Efe

El Reina Sofía pone en red y al alcance de todos la vasta masa documental sobre la universal obra de Picasso -Su mapeo en altísima resolución facilitará la restauración del lienzo, para la que todavía no hay fecha

Miguel Lorenci
MIGUEL LORENCIMadrid

Lo nunca visto del 'Guernica' ya es visible. El Museo Reina Sofía pone en la web y al alcance de todos la vasta masa documental sobre el cuadro mas icónico del siglo XX. Se puede rastrear el día a día de sus 80 años y calibrar su estado a través de miles de documentos y millones de imágenes en altísima resolución que recorren su accidentada historia desde 1937 hasta hoy. Saber de su gestación, elaboración y avatares. Ver sus cicatrices con una precisión y definición desconocida. Es la Biblia digital del 'Gernica' acompañada de un 'megamapa' virtual de la icónica tela, fruto de un profundo estudio de varios años. Un material que facilitará, además, la necesaria restauración de la magna obra de Picasso.

Una restauración «para la que todavía no hay fecha», según el director del museo Manuel Borja-Villel. «Una limpieza, que no una restauración estructural», aclara, que debe aprobar el patronato del museo. Su decisión será «más fácil» con toda la información ahora disponible. «Hay que andar con pies de plomo y actuar sin interferir la vida del museo ni jorobar a los millones de visitantes que vienen a ver el cuadro» dice Borja-Villel sin comprometer plazos ni fechas. Recuerda que el lienzo sigue siendo «imprestable» y dice irónico que «en los últimos meses no he recibido ninguna petición».

Será una «intervención suave» para retirar la suciedad y restos de cera de una desafortunada acción. No habrá reposición de pintura y todo «se estudiará con mucho detalle». «Cualquier cosa que afecte al 'Guernica' es relevante muy compleja» insiste Borja-Villel. Y es que el cuadro se resiente de una historia azarosa, con 45 viajes a 30 destinos en Europa y América, una sucesión de enrollados y desenrrolladodos, entre ellos «uno con la cara hacia dentro que fue bastante dañino».

'Repensar Guernica. Historia y conflicto del siglo XX' es el nombre del proyecto que ha manejado un fondo de más de 6.000 documentos de los que se han colgado casi 2.000 archivos relacionados con el cuadro que Picasso pintó en 1937. Son ya accesibles en español e inglés desde cualquier dispositivo, teléfono inteligente, tableta u ordenador en la dirección http://guernica.museoreinasofia.es.

Es fruto de un trabajo de investigación de casi cinco años, patrocinado por Telefónica, y que «refleja la historia de la gran obra del arte occidental y convierte al Reina Sofía en el centro de referencia mundial para conocer con mayor profundidad todo lo relacionado con el 'Guernica'», dice Borja-Villel. «Ofrece mucho más de lo que ve el ojo humano en una visión compleja y completa» agrega el director sobre un proyecto que ha costado casi 180.000 euros, al margen del patrocinio.

En sus tres grandes apartados -Documentos, Cronología y Gigapíxeles- hay noticiarios, periódicos, revistas, películas, vídeos, correspondencia institucional y personal, catálogos, documentación interna de museos y un océano de fotografías. «Lo inédito es reunir todo el material del mundo en una web y en el Reina Sofía, lo que acaba con el proceso histórico que empezó con la llegada del cuadro al museo» dice Rosario Peiró, jefa del área de colecciones.

Descomunal

Lo más espectacular es la recreación digital del cuadro a una escala nunca vista. «Es una imagen de ocho millones de imágenes que, expuesta a su tamaño real, tendría 180 metros de largo y 75 de alto. «Hace visible lo nunca visto con una capacidad de aproximación espectacular y nos ofrece un valioso mapa de sus alteraciones, una suerte de 'Google Earth' del cuadro», dice Jorge García Gómez-Tejedor, jefe del departamento de Conservación y Restauración de este. Cree también que este mapeado digital «facilitará una limpieza» de la tela que «puede mejorar su aspecto». Pero insiste como su jefeen que «la restauración no será estructural».

La web es un «archivo de archivos que se ira enriqueciendo», según Peiró. Con su potente buscador rastrea material de 120 archivos, museos e instituciones de todo el mundo, como el Picasso y el Pompidou de París o el Roland Penrose Archive de Edimburgo. En muchos casos enlaza directamente con la fuente original, como en el caso del MoMA. Desvela curiosidades y material inédito que da cuenta de un truncado viaje a Venezuela en 1948, de cómo el Banco Vitalicio tasó su valor de seguro en casi 5.000 millones de pesetas en su regreso a España en 1981, o de cómo se convirtió en símbolo antibelicista contra la guerra de Vietnam.

Constatan los documentos sin ningún género de dudas que el Estado Español fue siempre el dueño del cuadro, encargado por el gobierno de la República a Picasso. Papeles como las facturas de gasto de material, una carta del abogado del pintor al MoMA, notas de los implicados en su encargo o filmaciones de Picasso hablando de su obra que hicieron posible el regreso a España del cuadro en 198. El proyecto culminará con la publicación de un libro en los próximos meses.

El robot 'Pablito'

La aventura digital comenzó en 2012 cuando un poderoso ingenio, un robot bautizado como 'Pablito', escudriñó micra a micra la superficie de la universal obra que acaba de cumplir 80 años, 36 desde su regreso a España. La retrató con luz visible, ultravioleta, infrarroja y con rayos X. Conservadores, restauradores estudiosos y curiosos disponen ahora del innovador mapa digital que desvela la orografía profunda del cuadro. Una herramienta utilísima para el estudio y la mejor la conservación de uno de los hitos de la historia del arte, una pintura que es al Reina Sofía lo que 'Las meninas' para el Prado o 'La Gioconda' para el Louvre.

Es posible «navegar» por los secretos del cuadro con un impresionante nivel de detalle. Entrar en sus heridas y pinceladas y recorrerlas como si se tratara de accidentes geográficos, como si una grieta fuera un valle y una gruesa pincelada una montaña. Se puede «viajar» por la recreación tridimensional de una superficie de 32 metros cuadrados -ocho metros de ancho por cuatro de alto-, como por un mapa digital de altísima resolución.

Escudriñar con un detalle inédito cada paso, cada decisión y cada arrepentimiento de Picasso en el trabajo que llevó a cabo entre el 11 de mayo y el 4 de junio de 1937, cuando pintó la tela en su taller en la parisina Rue des Grands-Augustins con la cámara de Dora Maar como testigo. Una histórica secuencia fotográfica que ahora se puede rastrear para constatar los sucesivos cambios que Picasso introdujo en la composición.

'Pablito', el robot-fotógrafo, pesa tonelada y media y se ha utilizado para escudriñar con el mismo detalle una treintena de pinturas. Es un sofisticado aparato de alta ingeniería que ha analizado y calibrado la conservación de obras de Miró, Solana o Delaunay midiendo densidades de materiales y capas de pigmentos, grietas, faltas, y deterioros.

Fotos

Vídeos