«Es bueno pasar por la vida amando»

El acto Gabino Diego, ayer en el funicular que une el Río de la Pila con la calle General Dávila
El acto Gabino Diego, ayer en el funicular que une el Río de la Pila con la calle General Dávila / Javier Cotera

Gabino Diego, actor. El intérprete madrileño, que representa 'El intercambio' en el Casyc dentro del ciclo Talía, reconoce que «el cine es maravilloso, pero el teatro es mi vida»

SANTANDER.

Gabino Diego (Madrid, 1966) despierta sonrisas a su paso. Estos días está en Santander con la obra 'El intercambio', una comedia del ciclo Talía que se representó ayer y que de nuevo se podrá ver hoy en el Teatro Casyc. El Diario Montañés le propone hacer unas fotos en el funicular del Río de la Pila y asombra el cariño que levanta su presencia entre la gente. Está delgado, viste informal y conserva ese aspecto de eterno adolescente por el que no pasan los años. Tampoco ha perdido frescura ni espontaneidad y se explaya hablando de sus raíces cántabras -su bisabuelo Francisco Diego Madrazo fue un ilustre pasiego- o de la historiadora Mónica Álvarez Careaga y la directora del CDIS Manuela Alonso artífices de que expusiera en Santander su colección de fotografías. «Me da rabia estar siempre tan justo de tiempo y no poder quedar con ellas». Desde que Jaime Chávarri le diera su primera oportunidad, en 'Las bicicletas son para el verano, no ha parado de trabajar'. Cinco veces nominado al Goya, lo ganó en 1990 por 'Ay, Carmela', pero también ha participado en títulos inolvidables como 'El viaje a ninguna parte'; 'Amanece que no es poco', 'El rey pasmado' o 'Belle Époque'. Últimamente está centrado en lo que considera su pasión: «el cine es maravilloso, pero el teatro es mi vida», asegura.

-Háblenos de 'El intercambio', la obra que le ha traído a Santander.

-Es una obra muy divertida, de un autor malagueño que se llama Juan José Alfonso y que me parece muy interesante porque mezcla muchos estilos y tiene unos diálogos muy frescos y con muchas sorpresas en el argumento. Tiene cosas que recuerdan a los hermanos Marx y también algo de humor absurdo de Miguel Miura. El punto de partida es un regalo del quince aniversario que Eva (Teté Delgado) le hace a su marido Jaime, que soy yo, y que consiste en un intercambio de parejas. Ella muestra una gran generosidad en el regalo y el marido se emociona porque cree que va a poder estar con una brasileña, pero la cosa se complica y acaba siendo una pesadilla para él.

-¿Y cuál es el mensaje?

-Pues que hay que aprender a valorar a la persona que tienes a tu lado. Muchas veces no nos damos cuenta.

-Las relaciones de pareja han inspirado muchas obras tanto en cine, teatro o literatura. ¿Lo ve más como una comedia o como un drama?

-La vida en pareja tiene mucho de drama mucho de comedia e incluso puede ser un drama cómico.

-Jugando con el título de algunas de sus películas, ¿las comedias son para el verano?

-Para el verano, invierno, primavera... Para todo el año. Es bueno reírse y disfrutar de una buena comedia, pero tengo que reconocer que a mí me gusta el verano.

-¿Qué cosas le dejan pasmado a Gabino Diego?

-A veces la falta de ética de las personas y el que nos hagan creer que somos tontos.

-¿Con qué personaje conocido bailaría chachachá?

-Con Jennifer López porque me gusta y creo que tiene que bailarlo muy bien.

«El mensaje que te da es que hay que aprender a valorar a la persona que tienes al lado» La obra

-¿El amor es perjudicial para la salud?

-Yo creo que es buenísimo para la salud. El problema es el que no es correspondido, pero creo que incluso complicándose es bueno pasar por la vida amando

-¿Por qué ha dejado de hacer cine?

-Pero si no he parado de actuar... Es cierto que últimamente estoy más centrado en el teatro, pero el año pasado estrené una película 'Nuestros amantes' con Eduardo Noriega, Amaya Salamanca y Michelle Jenner. Además ahora no se hace tanto cine como antes ni me han ofrecido proyectos interesantes. Creo esto es algo que le está pasando a mucha gente de mi profesión.

-Ha trabajado con algunos grandes de su oficio: Fernando Fernán Gómez, Manuel Alexaindre o Luis Escobar. ¿Qué recuerdos guarda de ellos?

-Y con Luis Sazatornil... Me siento muy afortunado de haber podido trabajar con una generación de actores maravillosos en una de las épocas más especiales e irrepetibles del cine en este país. De ellos aprendí muchas cosas.

-¿Cómo son los actores de ahora?

-Pues también hay actores maravillosos. Pero no creo que se pueda hacer comparaciones porque ha cambiado la forma de hacer cine, bueno en realidad ha cambiado todo el país.

«Ya no se hacen tantas películas como antes y tampoco me ofrecen cosas interesantes» El cine

-¿El teatro le hace feliz?

-Mucho. Cuando yo hacía películas con esos grandes actores de los que hablábamos, me decían que yo era muy afortunado por hacer cine y luego en cuanto acababa el rodaje ellos se iban a hacer giras de teatro por toda España y Sudamérica yo pensaba que los que tenían suerte eran ellos.

-¿Así que gusta salir de gira?

-Pues sí, la verdad. El cine es maravilloso. Está muy bien, pero el teatro es mi vida y cuando me dicen que tengo que volver con una función a Santander o Torrelavega me siento feliz. Estoy como en casa.

-Eso lo dice por sus raíces pasiegas.

-(Ríe). Los pasiegos son gente grande y mi bisabuelo, Francisco Diego Madrazo, un personaje. Emigró a Cuba y en Cienfuegos, entre otras cosas, fundó el periódico 'La correspondencia' en el que escribía Valle Inclán. Hay un investigador que se llama Javier Gómez Arroyo que estudió su figura y es sorprendente la cantidad de cosas que hemos descubierto que hizo allí. Me gustaría salir a él en lo inquieto y algo debo tener porque además de actuar hago fotografía y he producido música.

-Hablando de fotografía, hizo una exposición en Santander.

-Sí, en el CDIS y la sigo exponiendo ahora está en Villanueva de los Infantes (Ciudad Real), pero ha crecido muchos desde entonces.

-¿Cuáles son sus proyectos más inmediatos?

-De momento seguir con 'El intercambio' y más adelante retomaré mi proyecto teatral de 'Una noche con Gabino'. Estuve diez años representándolo por toda España y ahora quiero volver con nuevas historias. Mira, a lo mejor incluyo lo de mi bisabuelo pasiego. También tengo algo hablado con José Luis Cuerda, al que le anda rondando una película por la cabeza del estilo de 'Amanece que no es poco'.

Fotos

Vídeos