A la caza del saber en el Centro Botín

Un grupo de participantes en una actividad desarrollada en el salón de actos del complejo./Joaquín Gómez Sastre
Un grupo de participantes en una actividad desarrollada en el salón de actos del complejo. / Joaquín Gómez Sastre

La ‘Aldea del Talento’ reúne a 200 niños y a expertos en una jornada dedicada al conocimiento multidiciplinar

Álvaro G. Polavieja
ÁLVARO G. POLAVIEJASantander

A las nueve y media de la mañana de ayer, en Santander el día invitaba a ponerse a resguardo. Frío, viento, lluvia para aburrir sobre la bahía. Sin embargo, a esa hora el Centro Botín era un auténtico hervidero. Lo era porque doscientos niños habían sacado a sus padres de la cama bien temprano, nerviosos casi como en la noche de Reyes, y todo porque sabían que les aguardaba toda una aventura en el centro artístico. En realidad, muchas aventuras, que cada cual iba a vivir como había escogido vivirla.

Esos doscientos niños participaron durante toda la jornada en la ‘Aldea del Talento’, iniciativa educativa co-organizada por Rosa Poo y el Centro Botín compuesta por multitud de talleres de casi veinte áreas distintas de conocimientos. Fueron los propios niños quienes definieron su itinerario particular escogiendo aquellos talleres y charlas que más les gustaban o despertaban su curiosidad. Porque ese era precisamente el espíritu de la jornada: que los niños se hicieran conscientes de sus capacidades, que asumieran responsabilidades y autonomía, que ampliaran su mirada y su confianza de la mano de grandes expertos en diferentes ramas y profesiones, capaces de trasladar su pasión y sus conocimientos a los más pequeños.

Ver más

Aunque el Centro Botín es un edificio imponente, los ‘zagales’ lo llenaron por completo con su presencia y la de los talleres, tan dispares como llamativos, en los que participaron. Rosa Poo, creadora de la iniciativa, explicó que «se trata de que los niños alcen la mirada sobre lo que pueden hacer y de lo que son capaces; su iniciativa y su autonomía ya está ahí, y lo que busca ‘Aldea del Talento’ es proponerles sorpresas y desafíos para que las desarrollen y comprendan hasta qué punto pueden crear».

En buena compañía

¡Y vaya si crearon! Lo hicieron acompañados por expertos que iban desde el cocinero Jesús Sánchez, con dos estrellas en el Cenador de Amós, hasta la biotecnóloga Lorena González-Montes o el realizador Felipe Gómez-Ullate, pasando por otras muchas disciplinas como la robótica, el diseño 3D, la música y la composición, la arquitectura, la artesanía, el deporte, el reciclaje, la biología o la danza.

Para la directora ejecutiva del Centro Botín, Fátima Sánchez, ‘Aldea del Talento’ supone una experiencia excepcional por cuanto, pese a recibir numerosas visitas escolares y organizar actividades de carácter familiar, «lo sorprendente de hoy es la experiencia de tener tantos niños tan diferentes, porque al no ser algo para un aula concreta o para un público específico, al tratarse de niños de tantas procedencias y de tantas perspectivas, es algo muy novedoso, como el tenerlos por todos los rincones del Centro Botín haciendo, creando ellos mismos, que eso es lo realmente importante, que ellos sean protagonistas de la creación».

La jornada de ‘Aldea del Talento’ finalizó cerca de las 20.00 horas tras un auténtico maratón de conocimiento y diversión que también disfrutaron los padres de los pequeños, que realizaron visitas guiadas por la exposición de Julie Meheretu y otras de la colección de la Fundación. Premio para todos. Incluido el futuro.

«Tratamos de ofrecer el arte de mayor calidad y buscando implicar a la gente» - Fátima Sánchez, Directora ejecutiva del centro Botín

El Centro Botín fue el espacio en que se desarrolló ‘Aldea del Talento’, un proyecto con proyección y vocación de continuidad que vivió ayer su jornada central e inaugural, y que tendrá continuidad en sendas jornadas de vela en la bahía de Santander.

La directora directora ejecutiva del Centro Botín, Fátima Sánchez, que participó en la jornada, señaló que ‘Aldea del Talento’ «es una iniciativa absolutamente relacionada con la misión social del Centro Botín, que es dar oportunidades de vivir de cerca y de experimentar las artes a través de las emociones que producen para desarrollar la creatividad de la gente». Pese a la experiencia del Centro con grupos de escolares, Fátima Sánchez explicó que «este evento supone un reto porque implica muchas actividades realizadas al mismo tiempo para hacer que los niños vivan esas experiencias en un único día, y puedan tener así la experiencia de saber qué es lo que más les ha gustado, qué es lo que menos, que ha llamado su atención. Además, tienen la oportunidad de conocer iniciativas muy particulares, muy especiales. El Centro Botín se centra en aportar un refuerzo muy importante en el ámbito de las artes, es decir, la danza, la música, las artes plásticas, la arquitectura, que son los talleres que llevamos a cabo normalmente».

Es más fácil decir 200 niños que conseguir después manejarlos... Pese a ello, Fátima Sánchez afirmó que todos habían disfrutado mucho de la jornada y destacó que «los niños nos han ayudado mucho, porque son muy sinceros y mirándoles a la cara y viendo por dónde van te dicen un montón de cosas, lo que les gusta y lo que no, esto funciona y esto otro no…».

‘Aldea del Talento’, impulsada por más de 50 empresas e instituciones, se despidió reforzando el espíritu del edificio: «Es parte esencial de nuestro espíritu, el de ser lugar de encuentro para disfrutar del arte y la cultura. Y crecer».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos