La magia del cine, en La Porticada

Operarios trabajan en el montaje de la exposición sobre el pionero del cine. que abrirá mañana sus puertas al público.
Operarios trabajan en el montaje de la exposición sobre el pionero del cine. que abrirá mañana sus puertas al público. / Roberto Ruiz
  • El Ayuntamiento y la Obra Social ‘la Caixa’ muestran el universo de Georges Méliès, pionero del séptimo arte: películas, dibujos, fotografías y carteles

La exposición ‘Empieza el espectáculo. Georges Méliès y el cine de 1900’ abre mañana sus puertas en la plaza Porticada de Santander. Un viaje al pasado de la mano de uno de los pioneros del cine. La propuesta de la Obra Social ‘la Caixa’ y el Ayuntamiento de Santander presenta películas de Méliès, incluyendo una versión de ‘Viaje a La Luna’ (1902), su film más famoso y algunos filmes de los hermanos Lumière. También se exponen fotografías, dibujos, carteles, una selección de aparatos y copias manipulables que permitirán a los visitantes de la muestra descubrir los efectos especiales que nacieron con este mago del cine.

Y es que el cine de ficción probablemente no sería lo que es si el mago e ilusionista Georges Méliès (1861-1938) no hubiese asistido en 1895 a la proyección de ‘Salida de los obreros de la fábrica’, la primera exhibición pública de cinematógrafo que hacían los hermanos Auguste y Louis Lumière. Su fascinación por el aparato, por la llegada del tren y la salida de los obreros de la fábrica fue tal que de inmediato quiso comprar un cinematógrafo. Méliès se dio cuenta de que con este aparato se podía ir mucho más allá. Y con sus películas, capturó los sueños de un entregado público y lo mostró en una gran pantalla. Trucos de magia y grandes dosis de ilusión lo convirtieron en el padre del cine fantástico y de ficción.

La exposición traslada al visitante al ambiente de principios del siglo XX para explicar, a partir de reproducciones de objetos, fotografías y películas, cómo se produjo el nacimiento del cine como fenómeno popular. Hijo de un empresario del calzado, Méliès fue dibujante, mago, constructor de artefactos, director de teatro, actor, decorador y técnico. Además de productor, realizador y distribuidor de más de 500 películas entre 1896 y 1912. Reinó en el mundo del género fantástico y del trucaje cinematográfico durante casi veinte años y su contribución al séptimo arte fue fundamental: introdujo el sueño, la magia y la ficción del cine cuando hasta entonces era únicamente documental.

Méliès aplicó al cine trucos de magia y la técnica de la linterna mágica, pirotecnia, efectos ópticos, desplegables horizontales y verticales, fundidos encadenados, sobreimpresiones, paradas de cámara –que descubrió por casualidad– y un sinfín de trucos que, pese a lo artesano de las tramoyas, evidencian que su obra sigue vigente hoy en día, sobre todo en las producciones de los grandes creadores de Hollywood.

La exposición, comisariada por el escritor y guionista Sergi Martín, ha producido varias piezas audiovisuales que ayudan a entender el mundo de Méliès y su influencia. Destacan tres audiovisuales en los que el visitante escucha a reconocidas figuras del cine actual. Dentro del gran trailer, hay tres ámbitos. El primero presenta el contexto de Méliès y una primera aproximación al cambio de siglo. Una vez que el visitante cruza el telón, se profundiza en cómo revolucionó el cine.

Un tercer apartado es ‘Participa Méliès’, una actividad educativa y participativa relacionada con la exposición, abierta a todo el público y que ofrece la posibilidad de demostrar su ingenio y creatividad inspirándose en los fantásticos trucos del inventor de los efectos especiales. Solo hace falta un dispositivo que pueda grabar y usar alguno de los trucos del cine de Méliès. Toda la información está disponible en www.participamelies.com.

Además de las películas de Méliès y los hermanos Lumière, el visitante descubrirá audiovisuales, fotografías, carteles y dibujos junto a una maqueta del estudio de Méliès en Montreuil, objetos de la época, una carpeta fantástica de Houdin y el cinematógrafo de Lumière.