Casting de Juego de Tronos: una noche a 9ºC para asistir a la selección en Zumaia

Casting de Juego de Tronos: una noche a 9ºC para asistir a la selección en Zumaia
  • Casi un millar de aspirantes, de los que muchos han pasado la noche al raso, se dan cita en el casting de la serie en la localidad guipuzcoana

Casi un millar de personas se han dado cita en el casting para extras del rodaje de la serie Juego de Tronos en Zumaia (Guipúzcoa). Tal era la expectación y las ganas de formar parte de la prestigiosa serie que muchos de los aspirantes han pasado la noche al raso. A 9ºC. Fueron unos 80 valientes. Sillas, mantas, y hasta juegos de cartas para matar el tiempo, y es que muchos han hecho cola desde las seis de la tarde de ayer domingo. En la fila, los organizadores de las pruebas, ya han comenzado con la criba. Descartan a los que no cumplen los requisitos. Modexpor Internacional, la empresa encargada del casting, busca hombres de 20 a 50 años, «blancos, mediterráneos o caucásicos», que midan entre 1,78 y 1,95 metros de altura. Y es que algunos de los que se han presentado se quedaban lejos de esos números.

Varones llegados de distintos puntos de la geografía han acudido a la llamada de Juego de Tronos. Encabezando la larga cola, está Jurdan, un joven zarauztarra que llegó al lugar ayer. «Llegué ayer a la tarde, vi que no había nadie y pensé que me había equivocado de sitio», comenta este guipuzcoano, fan declarado de la serie. Detrás de él en orden de llegada, Alain y Borja, dos amigos de Vitoria que, al poco de leer la convocatoria de la serie de la HBO, cogieron el coche y salieron para Zumaia a las cinco de la tarde. «Hemos pasado mucho frío, pero merece la pena», aseguran estos dos estudiantes gazteiztarras que, según apuntan, hoy tendrán que «pedir los apuntes a algún amigo».

No eran los únicos universitarios que han pasado la noche en las calles de Zumaia. «Yo hoy tenía examen. Pero era fácil, no pasaba nada si me lo perdía», afirma Aitor, un zarauztarra que, junto a tres amigos han acampado a las puertas de Alondegia desde las diez de anoche con un paquete de magdalenas y un Monopoly que no han usado. Tanto él como su amigo Miguel siguen la serie, a diferencia de su acompañante Mikel, que sólo ha visto el primer episodio.

Jon y Patxi, dos amigos venidos de Bermeo, tampoco conocen la serie. «No vemos Juego de Tronos, pero un rodaje de este tipo no ocurre todos los días», apunta Jon que, junto a su amigo, un habitual de los castings de figuración, trabaja con un turno de noche.

Maquillaje a las cuatro de la madrugada

Los aspirantes son sometidos a un cuestionario, en el que, por ejemplo son preguntados si tienen perfil de Facebook. Les hacen fotos y les explican la gran disponibilidad que deben tener, ya que el maquillaje puede comenzar a las cuatro de la madrugada y el rodaje alargarse hasta las 20.00 horas en cada jornada de trabajo. El casting va rápido, ya que cada candidato está unos 15 minutos realizando la prueba. Aunque salen de ella sin saber si les cogerán. «Es un sueño formar parte de Juego de tronos», afirmaba un joven tras ser sometido al cuestionario. En un principio solo iban a someter a la selección a los 200 hombres primeros en llegar y que cumplieran los requisitos, aunque finalmente lo han hecho 400.

Los candidatos, según los requisitos dados a conocer ayer, debían tener «buena condición física» y se valoraría a «los que tengan experiencia militar». Los asistentes debían presentar «su DNI y número de la Seguridad Social como trabajador en España». Por último, deberán estar disponibles para rodar en Zumaia y/o Bermeo entre el 21 y el 30 de octubre.