Elogio de lo excepcional

José Luis Castillejo: El escritor (selección), 2013, tinta y collage sobre fotocopias./ ARCHIVO LAFUENTE
José Luis Castillejo: El escritor (selección), 2013, tinta y collage sobre fotocopias. / ARCHIVO LAFUENTE

Escritor, diplomático, crítico de arte y ensayista, es autor de una obra que se halla entre las más puramente innovadoras, con libros de creación pura y de experimentación con la escritura | El Archivo Lafuente vuelve a certificar su coherencia y singularidad con una publicación y una muestra itinerante sobre José Luis Castillejo

Guillermo Balbona
GUILLERMO BALBONASantander

Su figura y su obra se definen por su «excepcionalidad». Y en su escritura se dice que «las palabras y las letras cobran libertad». Pero, ¿quién era José Luis Castillejo? Alguien que se dedicaba al arte de la escritura, pero que lo hacía intentando superar las convenciones, según ha descrito el estudioso y ensayista Javier Maderuelo. Lo cierto es que Castillejo (Sevilla, 1930 - Houston, 2014), tras las etiquetas formales de escritor, diplomático, crítico de arte y ensayista, asoma como «autor de una obra que se encuentra entre las más puramente innovadoras de su tiempo en nuestro país, representando un punto culminante en la escritura experimental española e internacional».

Como teórico, el empeño de Castillejo fue establecer unas bases sólidas para el desarrollo de una «escritura moderna» que prescindiera de las fórmulas narrativas, «transitando así el camino de la pintura y la música modernas que, respectivamente, renunciaron a las imágenes y la melodía».

EL PROYECTO

El libro. Título
José Luis Castillejo y la escritura moderna. Editor: José María Lafuente. Editorial: Ediciones La Bahía / Archivo Lafuente. Textos: Juan Antonio González Fuentes, Henar Rivière, Javier Maderuelo y Manuel Olveira.
La exposición. Título
'TLALAATALA. José Luis Castillejo y la escritura moderna', Comisariado: Henar Rivière y Manuel Olveira. Entidades: Museo de Arte Contemporáneo de Castilla y León musac, Centro Andaluz de Arte Contemporáneo caac y Archivo Lafuente. Fechas: 17 de febrero al 27 de mayo en el Musac. Y 18 de octubre de 2018 al 13 de enero de 2019 (Caac).

Ahora el Archivo Lafuente y Ediciones La Bahía han abordado un proyecto ingente que reivindica la huella del escritor y que certifica la singularidad, coherencia y trayectoria del proyecto documental santanderino. Un monográfico, bajo el epígrafe 'José Luis Castillejo y la escritura moderna' acaba de ver la luz, fruto de la labor como editor de José María Lafuente y con textos de Juan Antonio González Fuentes, Henar Rivière, el propio Maderuelo y Manuel Olveira.

Buena parte de su producción se halla inédita. Forma parte de los fondos de la Staatsgalerie de Stuttgart y del Archivo Lafuente

Como extensión paralela el proyecto contempla una exposición con materiales y contenidos de la obra de Castillejo, correspondiente a fondos del Archivo Lafuente, que bajo el título 'TLALAATALA. José Luis Castillejo y la escritura moderna', comisariada por Rivière y Olveira, se exhibirá del 17 de este mes al 27 de mayo en el Museo de Arte Contemporáneo de Castilla y León, Musac; y desde el 18 de octubre al 13 de enero de 2019, en el Centro Andaluz de Arte Contemporáneo, CAAC.

Diplomático en Washington, Argel, Bonn, Stuttgart, Nigeria o Houston, amigo de críticos, como Clement Greenberg o Marcelin Pleynet, miembro destacado del grupo Zaj en el periodo 1966-69; y coleccionista de arte, la obra de Castillejo ofrece hitos en el terreno de la creación, el ensayo o la crítica, con títulos como 'La caída del avión en el terreno baldío', 'Actualidad y participación', 'The book of i's', 'El libro de la letra', 'La escritura no escrita', 'TLALAATALA', o 'Ensayos sobre arte y escritura'. Buena parte de su producción se encuentra inédita, formando parte de los fondos de la Staatsgalerie de Stuttgart y del Archivo Lafuente en Santander.

Adalid de la «escritura moderna», prescinde de la narración y sigue los pasos de la pintura que se había separado de las imágenes, o de la música que renunciaba a la melodía

Escribió y publicó una serie de libros basados en las letras del alfabeto, entre los que destaca The Book of i's (1969 y 1976), una de las obras más puramente experimentales de su época, un punto culminante en el arte conceptual español, con el que convirtió la minúscula 'i' en un hito.

En los últimos años sus trabajos teóricos alcanzaron un renovado interés, como revelan sus 'Ensayos sobre arte y escritura' (2013), mientras que su obra creativa se exhibe regularmente en exposiciones en importantes instituciones como el Reina Sofía o el Instituto Cervantes. Tras jubilarse como diplomático, fijó su residencia en Houston (Texas) y retornó a la escritura experimental produciendo nuevos y asombrosos libros de artista, la muerte le sobrevino cuando estaba trabajando en uno de ellos.

El monográfico que ahora ve la luz sobre la obra y figura de Castillejo responde, según Rivière, a una auténtica necesidad histórica: «Por la originalidad y lucidez de la obra; por el papel fundamental que la misma ocupó en el desarrollo de la escritura experimental en España; por su paradójicamente aún escasa difusión, y por la influencia decisiva que el personaje ejerció como estímulo para otros artistas» (desde Juan Hidalgo y Fernando Millán hasta Carlos León).

Dada la situación de excepción en que se encuentra la obra de Castillejo, la publicación se propone ante todo «algo tan esencial como dar a conocer su producción artística cubriendo la totalidad de su trayectoria desde sus inicios en 1966 como miembro del grupo zaj hasta su fallecimiento en 2014».

Para los estudiosos el hecho que supone que buena parte de las obras vean la luz por primera vez ahora, aunque sea solo parcialmente, décadas después de su creación, hace que se solapen los tempos de un doble objetivo: «Se trata al mismo tiempo de actualizar la recepción de la obra y de poner las bases a su valoración histórica».

El ensayo de La bahía /Lafuente acompaña, glosa y contextualiza la selección de obra que conforma la segunda parte del volumen. «Inevitablemente también interpreta porque, como es bien sabido y Castillejo se ocupa en recordarnos, cualquier lectura es interpretación».

En el estudio se refiere que la obra del Castillejo escritor no se entiende sin sus otras personas.

Pasión de coleccionista

Su pasión de coleccionista por la pintura «está en el corazón mismo de sus postulados artísticos, que a su vez encuentran desarrollo en sus ensayos». Unidos a su trabajo como diplomático, el coleccionismo y la crítica de arte le facilitaron además «el acceso a los círculos más avanzados del arte y el pensamiento europeos y estadounidenses». En consecuencia, Castillejo «estuvo en diálogo con muchos de los principales artistas y teóricos del momento. Esto constituyó un estímulo fundamental para su obra».

Maderuelo considera que la vinculación de José Luis Castillejo al grupo zaj «es probablemente el ejemplo más paradigmático en España del rol que la escritura jugó a nivel internacional en estos años seminales de la posmodernidad».

De su relación con Castillejo, Lafuente confiesa que «en un primer momento fue la de alguien realmente interesado en su trabajo -para entonces, yo ya conocía toda la obra publicada de Castillejo-, sentía una gran curiosidad por conocer al autor de unos trabajos que me resultaban muy interesantes y enormemente singulares. Luego, durante los intensos cinco años transcurridos hasta su fallecimiento, tuvimos por un lado una relación entre el escritor y el lector-coleccionista, y por otro una complicidad personal surgida a través de muchas conversaciones, encuentros, lugares, confidencias...». Lafuente adquirió 99 libros originales, todos inéditos. «La mitad, aproximadamente, los podríamos calificar como libros de creación pura, de experimentación con la escritura, y la otra mitad como libros de reflexión sobre temas históricos o filosóficos escritos no de forma discursiva formal, sino al estilo de los libros de creación de Castillejo».

A juicio de Rivière, los objetivos de Castillejo se resumían en el intento de alcanzar la comprensión y la libertad, haciendo frente a «la necesidad más radical que sienten los seres humanos: la de buscar. La búsqueda del sentido de la realidad». Su medio para alcanzar tal fin fue la escritura entendida como «un arte autónomo, capaz de trascender la realidad única y exclusivamente a través de los recursos que le son propios (la letra, el libro, el signo, el cuerpo del texto...)». Los resultados de esta búsqueda son una obra de asombrosa originalidad: «Castillejo es el único exponente de su propia escuela, conectada, no obstante, de forma directa con lo más puntero del arte y el pensamiento de su tiempo», opina. A la excepcionalidad de la obra se une la excepcionalidad de su recepción: «Está rodeada de un halo casi mítico, es célebre y admirada en los círculos del arte intermedia y la escritura experimental en España, y tampoco ha pasado desapercibida a escala internacional. Sin embargo, es una gran desconocida». Solo una pequeña parte de la producción de Castillejo llegó a publicarse y sobre su abundante obra inédita este proyecto de Lafuente es una excepción.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos