El 'Espacio' del arte invade el Palacete

Cuadro (Técnica mixta sobre lienzo) de Antoni Tàpies. 'Grafismes blaus sobre vellut granat'.
Cuadro (Técnica mixta sobre lienzo) de Antoni Tàpies. 'Grafismes blaus sobre vellut granat'.

La Fundación Enaire y la UIMP reúnen, desde este fin de semana, obras de quince artistas de referencia

GUILLERMO BALBONASantander

Pintura y escultura, arte multimedia e imagen, hierro y bronce, clásicos y creadores consagrados, referentes del arte contemporáneo...La muestra colectiva del verano, que reúne quince obras de otros tantos artistas, se exhibe desde este fin de semana en el Palacete del Embarcadero. 'Espacio versus espacio' es el epígrafe de esta cita organizada por la UIMP y coorganizada por la Autoridad Portuaria de Santander junto con la Fundación Enaire. «El espacio, ese sutil término abstracto, esa realidad intangible, equivalente en las artes plásticas al silencio en las partituras... Un término que de tan inabarcable parece imposible de acotar, por su ilimitación; de clasificar, por su intangibilidad». Esta definición de Ángeles Imaña, directora de Conservación y Proyectos Culturales de la Fundación Enaire del Ministerio de Fomento, preside la atmósfera de la exposición.

La cita la configura una selección de piezas de su colección de arte contemporáneo para «proponer una reflexión en torno al espacio y sus interpretaciones». En la inauguración del próximo sábado está prevista la presencia del ministro Íñigo de la Serna. La Fundación Enaire, dependiente del Ministerio de Fomento, fue creada en 1995 y desde entonces ha custodiado, conservado y acrecentado el patrimonio artístico nacido al albur de las inauguraciones de los edificios aeroportuarios en territorio español. La entidad pública gestiona desde esa fecha una colección de arte contemporáneo que hoy acumula más de 1.700 piezas que abarcan desde la figuración y el expresionismo hasta la abstracción y el constructivismo en sus más diversas manifestaciones.

Entre los más de trescientos autores reconocidos, tanto españoles como iberoamericanos, representados en la colección, destacan Eduardo Arroyo, Carmen Laffon, Juan Genovés, José María Sicilia, Cristina Iglesias, Jaume Plensa o Darío Urzay. Una selección de los fondos da forma a la muestra, pensada específicamente para el espacio del Palacete , tal y como ya se hiciera en el año 2000: «El espacio humano, el espacio de creación, el espacio como concepto y el espacio referencial», en las obras de Alberto Sánchez, Antón Lamazares, Miquel Barceló, Juan Navarro Baldeweg, Peio Irazu, Ana Laura Aláez, Gustavo Torner, Dabiel Canogar, Antonio Tàpies, Juan Uslé, José Manuel Ballester, White Sobiesky, Darío Urzay, Jona Miró y Nico Munuera.

Revisada la Colección, apunta la comisaria, han surgido, entre otros muchos, cuatro espacios de gran protagonismo, con peso filosófico, a modo de cuatro puntos cardinales: «El espacio humano: La tangibilidad que nos rodea. El espacio de creación: En el que ocurre el milagro del arte. El espacio conceptual: Donde encontramos los reflejos de la realidad. El espacio referencial: Lo que consideramos como verdadero espacio». La muestra refleja «cómo cada obra de arte se convierte en un ensayo sin necesidad de utilizar palabras. Cómo nos asomamos con respeto a las obras e intentamos indagar en ellas, que nos revelen la verdad que contienen».

En esos espacios habitan: La conciencia del yo, los ancestros, la dominación de la naturaleza, el retrato del momento de creación, el hábitat en el que nacen los pensamientos más profundos, el origen de las emociones; también la incomodidad y rechazo, revolución y vías de escape, análisis de la sociedad y el homenaje al individuo y su fragilidad son otros ejes de la muestra.

Y en lo referencial, se toma consciencia de la relatividad de las dimensiones, la inmensidad o la visión microscópica. La diversidad de obras y piezas es reflejo de la gestación de este conjunto artístico que se remonta a la inauguración de los edificios aeroportuarios y sus respectivos criterios de decoración.

Fotos

Vídeos