Fallece Ramón Muñoz Serra, uno de los grandes dibujantes de Torrelavega

El pintor Ramón Muñoz Serra falleció ayer en Torrelavega a la edad de 88 años. /Luis Palomeque
El pintor Ramón Muñoz Serra falleció ayer en Torrelavega a la edad de 88 años. / Luis Palomeque

Contemporáneo de Francisco Modinos, Manuel Liaño o Julio Sanz Saiz, sus dibujos invitaban a viajar al mundo de la mujer, que posaba de espaldas

ISABEL G. CASARES

El pintor Ramón Muñoz Serra (Torrelavega, 1928), uno de los grandes dibujantes y acuarelistas de Cantabria, falleció ayer a la edad de 88 años. El artista, contemporáneo de Francisco Modinos, Manuel Liaño o Julio Sanz Saiz, destacó en su trayectoria por sus marinas, cuadros de pequeñas dimensiones que recogen escenas familiares en torno al mar. Muñoz Serra invitaba a viajar a un mundo de gentes humildes que van y vienen, que trabajan y luchan para vivir, lavanderas, pescadoras, mujeres tejiendo redes. Siempre mujeres y también, mujeres con niños. Porque la mujer fue un referente en su obra, con una curiosidad, que la mayoría de sus personajes aparecen siempre reflejados en el lienzo de espaldas. Una mujer asomada a una ventana o un balcón, que posaba de espaldas al espectador, con una clara intención de provocar muchas sugerencias. Entre sus múltiples obras figura también el monumento al Doctor Fleming, en somahoz.

En su larga trayectoria fue abanderado de la Escuela de Artes y Oficios que lleva el nombre de otro pintor torrelaveguense de excepción: Lorenzo Pisano. No en vano, Ramón Muñoz Serra fue uno de sus primeros profesores, junto a Berta Fernández-Abascal, Ángel Izquierdo y Mauro Muriedas, bajo la dirección de otro gran compañero, amigo y por supuesto artista, el catedrático Demetrio Cascón. Formó parte de un movimiento cultural que 'revolucionó' a finales de la década de los años 70 la ciudad de Torrelavega, impulsando este centro que hoy es una gran escuela y fuente de promesas artísticas.

En 2013 su ciudad natal, con la que siempre estuvo comprometido, le tributó un gran homenaje con una exposición en la sala municipal Mauro Muriedas, una antológica dedicada a un gran maestro de la pintura local y regional. Y hace dos años participó en una exposición colectiva en Espacio Garcilaso, en Torrelavega. En esta ocasión compartió sala con ocho artistas, discípulos todos ellos del pintor Francisco Modinos.

Su fallecimiento dejó ayer un hondo pesar en Torrelavega, entre sus muchos amigos, uno de ellos, Mauro Muriedas Echave, hijo del escultor Mauro Muriedas. Hoy miércoles, se celebrarán los actos de sepelio, la Misa funeral, a las once y media de la mañana, en la iglesia parroquial de Nuestra Señora de la Asunción y el posterior traslado al cementerio de Camargo, donde será inhumado.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos