Gruber presenta su 'Purgatorio'

Eduardo Gruber vuelve a exponer en su tierra y en el Palacete del Embarcadero.
Eduardo Gruber vuelve a exponer en su tierra y en el Palacete del Embarcadero. / Roberto Ruiz

Las nuevas obras del pintor se muestran hasta el día 27 en el Palacete

Rosa Ruiz
ROSA RUIZSantander

Eduardo Gruber (Santander, 1949) confiaba este martes en que su nueva exposición despierte muchas preguntas entre los visitantes. Lleva un título inquietante, 'Purgatorio'. Se puede ver en el Palacete del Embarcadero hasta el día 27 de este mes y en ella aborda varios ámbitos iconográficos, técnicos y formales diversificados como la muerte, la violencia, lo bello o lo siniestro...

Auspiciada por la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) y la Autoridad Portuaria, la muestra supone el regreso de Gruber, después de cinco años, al panorama expositivo de Cantabria- su última gran muestra tuvo lugar en la Sala Rekalde de Bilbao en 2015-. Es por tanto una muestra «muy sentimental» en un lugar muy «apreciado» por él que ya ha acogido sus proyectos en tres ocasiones anteriores, la primera en 1990, tal y como recordó durante la presentación.

'Purgatorio' se organiza como una instalación cuyo hilo narrativo serpentea entre episodios aparentemente inconexos y, aunque todas las obras han sido realizadas recientemente y con voluntad de formar un relato unitario, rompen la unidad estilística formando un grupo de diferentes resoluciones técnicas que se anudan en esta selección de la serie en la que trabaja el artista titulada 'Garaje Gesamtkunstwerk', palabra alemana que utilizó por primera vez Richard Wagner al referirse a la ópera como la obra de arte total. Así en el Palacete reúne obras de grandes dimensiones, óleos como 'Tiffany ' o 'Un pez muerto', junto a otras de pequeño formato como la acuarela 'El naufrago de la mente' o el dibujo 'La lechuza de Rousseau'. También presenta grandes colleges, 'Gigante' o 'The best african boxer' y también muestra su sentido del humor en 'Diez comensales', un cisne construido de diversos materiales y que está atravesado por una serie de tenedores.

Y es que, tal y como recuerda Carlos Delgado Mayordomo en el catálogo de la exposición: «la producción que Eduardo Gruber ha elaborado en los últimos años nace de un intenso proceso de investigación que ha supuesto un cierto grado de aislamiento en su taller santanderino. Su actual muestra no incluye todas las vías exploradas ni todos los caminos iniciados, pero sí ofrece una audaz síntesis de los derroteros formales y conceptuales hacia donde dirige su producción actual».

Se trata de un conjunto que exige cuando menos, asegura Delgado Mayordomo, «involucrarnos activamente en la posibilidad planteada, en su peculiar camino de aproximación -mordaz, crítico y nada complaciente- hacia las fracturas y falsas seguridades de la sociedad en que vivimos».

Y al artista, aseguró en la presentación que en realidad le gusta «manejarse en lo desconocido» y que cómo algunos arquitectos cree «si algo puede explicarse es mejor no hacerlo». Por eso, bromeó, no sabe muy bien como va a conducir una visita por 'Purgatorio' que él mismo va a guiar el próximo miércoles.

Pieza titulada, ‘Diez comensales. Cisne’. / Roberto Ruiz

Representación de la cultura

Eduardo Gruber estuvo acompañado en la presentación de Carlos Limorti, en representación de la Autoridad Portuaria, quien puso de manifiesto la estrecha colaboración de la entidad y la UIMP en materia cultural. Un vínculo que sólo en los últimos tres meses y medio ha dado como fruto cuatro exposiciones que, según señaló, han sido visitadas por 15.000 personas.

Por parte de la Menéndez Pelayo asistieron dos de sus vicerrectores: Eduardo Vázquez y Montaña Cámara. Fue esta última la que recordó que Gruber, además de esta exposición, ha protagonizado un taller en las aulas de La Magdalena el pasado mes de agosto. «Siete días en los que el artista ha reivindicado el dibujo como pensamiento», explicó.

Pero en su regreso expositivo a Santander Gruber se acompañó también de una nutrida representación del mundo artístico de Cantabria. Desde pintores como Gloria Torner, Roberto Orallo o Francisco Díaz a coleccionistas como José María Lafuente o Jaime Sordo. Galeristas como Juan Riancho; comisarios de arte como Marta Mantecón o Carmen Quintana o el director del Museo de Arte Contemporáneo (MAS), Salvador Carretero, fueron algunos de los asistentes a la presentación.

Fotos

Vídeos