«Ilustrar aporta profundidad al universo del autor»

Júlia Sardà impartió ayer una charla en la Librería Gil de Santander./Roberto Ruiz
Júlia Sardà impartió ayer una charla en la Librería Gil de Santander. / Roberto Ruiz

La artista presentó ayer en la librería Gil su trabajo 'Los Liszt' dentro de los actos de la Semana del Cómic, que se prolonga hasta el sábado Júlia Sardà Ilustradora

LOLA GALLARDO SANTANDER.

La ilustradora Júlia Sardà presentó ayer en la librería Gil de Santander su trabajo 'Los Liszt' un álbum publicado por Impedimenta que ya se ha convertido en una de las sensaciones gráficas del año. La cita está incluida en las actividades de la Semana del Cómic y la Ilustración que se desarrollará hasta el sábado. Desde pequeña Júlia Sardà (Barcelona, 1987) vio dibujar a su padre, el pintor Jordi Sardà Valls, que se convierte en su primera y mayor influencia artística. Tras estudiar Ilustración y otras disciplinas artísticas comenzó a trabajar en publicidad, en la línea editorial de Disney Pixar y pronto se estableció como ilustradora autónoma con la publicación de su primer libro en 2013: 'El mago de Oz' al que siguieron otros seis más relacionados con cuentos clásicos infantiles.

-¿Cómo descubrió el mundo de la ilustración?

-Mi padre es pintor y siempre estuve familiarizada con las artes plásticas. Me gustaba pintar y se me daba bastante bien, así que orienté mi camino en esta dirección.

-Y llegó la experiencia en Disney Pixar, ¿cómo fue?

-Primero estuve trabajando en una agencia de publicidad y de allí pasé a un estudio en el que se hacía el merchandising para Disney Pixar. En el estudio se hacían los libros, pero allí no se decidía nada. Yo era colorista y era un trabajo bastante 'machaca'. No podía notarse nunca que eras tú.

-Y decide dar el salto como ilustradora autónoma, ¿fue difícil?

-Fue un poco arriesgado. Estaba muy harta, tenía veintipocos años y decidí dar el salto. En cuanto tuve un par de encargos pequeños, lo dejé todo y me tiré a la piscina. Fue fácil y difícil. Al tener más tiempo libre pude promocionarme y conseguir más trabajo.

El cómic rinde un homenaje a José Ramón Sánchez

La Semana del Cómic de Santander encara su recta final con conferencias, charlas y el homenaje al ilustrador cántabro José Ramón Sánchez. Hoy mostrará sus técnicas de dibujo el escritor e ilustrador vasco Mikel Valverde y mañana habrá una charla de ilustradores sobre la obra de José Hierro 'Cuaderno de Nueva York'. Los actos finalizan el sábado con un taller por la mañana, en la Plaza Porticada y otro por la tarde sobre 'El libro del futuro'. Una de las novedades de esta cuarta edición de la Semana del Cómic es el homenaje a José Ramón Sánchez, Premio Nacional de Ilustración, el sábado, a las 17.00 horas, en el Palacio de la Magdalena. El artista santanderino recibirá el I Premio José Ramón Sánchez que prevé institucionalizarse para distinguir en futuras ediciones a personalidades destacadas del mundo de la ilustración.

-Está especializada en cuentos clásicos infantiles, ¿qué le atrae de este mundo?

-Me gusta ilustrar, pero es engañoso porque estás al servicio del texto de otra persona. Si el texto no te motiva, no te convence o no te sientes absolutamente identificado, tienes que esforzarte mucho para darle la vuelta. En cambio, lo textos clásicos son brillantes y cualquier cosa que lees te inspira a dibujar mejor de lo que sabes.

-¿Cómo define su estilo?

-Dispar y cambiante. El problema que encuentro es que en este mundo te obligan a encasillarte. Yo probaría muchas más cosas, pero la gente quiere que hagas lo que ya han visto. Ahora trabajo con colores más planos y juego con la línea. Cuando empecé todo era más atmosférico, ahora dejo que surjan colores.

-¿Y cómo define la ilustración?

-Es un método para aportar otra profundidad al universo del autor. Y debe conseguir enriquecer el texto. La ilustración me ha enseñado muchas cosas buenas y también muchas cosas malas. Entre las buenas, el crear imágenes que aportan otra visión del texto, proponer cosas especiales, fuera de lo común y el poder desarrollar un universo poético. La ilustración te permite dar una visión personal del mundo.

-¿Cuál es su próximo proyecto?

-Estoy trabajando con una editorial de Nueva York sobre un texto que se titula 'El niño difícil'. Es un proyecto muy bonito que trata sobre un niño que se lo traga una serpiente y él intenta comunicarse con sus padres, pero ellos creen que su hijo es muy raro y necesitan un manual para tratarlo y no se salen de este manual. No escuchan al niño.

-¿Está bien armada la ilustración a nivel educativo?

-Yo creo que está bien estructurada, aunque también opino que podía ser más experimental, más loca y vanguardista. Debería ser tratada más como un arte. Creo que la escuela es el primer acercamiento a esta disciplina que es muy grande.

-A la hora de ilustrar ¿cuánto hay de arte y cuánto de tecnología digital?

-La tecnología digital y el arte no están reñidos. Yo trabajo solo en digital y creo que mi trabajo también es artístico, aunque no me considero artista porque trabajo sobre las ideas de los demás y no sobre mi propio discurso. La técnica digital es una más y habrá gente que le guste más y a otros menos.

-¿Cuáles son sus ilustradores de referencia y qué le inspiran?

-Muchísimos. Estoy enamorada del trabajo de Carson Ellis, una mujer de Oregón que es un genio. Y del de Tove Jansson, una ilustradora sueca que ya falleció y cuyo arte es increíble. También me gusta el trabajo del americano Edward Corey, padre de lo macabro y lo siniestro. La lista es muy larga.

-¿Qué requisitos considera necesarios para ser un buen ilustrador?

-Hacer un trabajo honesto y genuino y no entregar nunca nada de lo que no esté orgulloso.

-Cuando abre un libro o lee un periódico, ¿qué no soporta ver en una ilustración?

-La literalidad, cuando lees un texto y la ilustración es gratuita y no aporta nada.

-¿Qué necesita la ilustración?

-Más libertad, más riesgo y aventura porque si trabajas al servicio del mercado, la editorial y las ventas, debes ceñirte a unos estándares más restrictivos para que el proyecto sea rentable. La ilustración es imaginación y creatividad y es frustrante repetir lo mismo o trabajar por inercia. Debe ser una constante lucha por innovar.

-¿Es bueno el nivel de España a nivel de ilustración?

-Es buenísimo, se hacen cosas muy buenas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos