Los judíos escoceses llegan a Potes

La fotógrafa muestra cómo era la vida en la comunidad judía en Escocia.
La fotógrafa muestra cómo era la vida en la comunidad judía en Escocia. / DM

La muestra se enmarca dentro de las actividades del Camino Norte de Santiago, que alcanza a cerca de cuarenta municipios de Cantabria

Lola Gallardo
LOLA GALLARDOSantander

‘Judíos escoceses: identidad, pertenencia y futuro’ ha llegado a la Torre del Infantado de Potes, una exposición compuesta por ochenta fotografías en blanco y negro de Judah Passow que da a conocer la singularidad de la muy poco conocida comunidad judía escocesa. La muestra se enmarca en la programación organizada por la Consejería de Cultura de Cantabria entorno al Camino Norte de Santiago y los caminos lebaniegos y permanecerá en Potes hasta el próximo 31 de octubre. El consejero de Cultura de Cantabria, Ramón Ruiz, recalcó que el objetivo de la exposición es «poner en valor las rutas jacobeas y lebaniegas declaradas Patrimonio de la Humanidad en 2015».

La muestra repasa la presencia judía en Escocia que se remonta al siglo XVII. Inicialmente acudieron en pequeños grupos con el fin de estudiar en sus universidades, y poco a poco fueron creciendo en número como refugio de las persecuciones que los judíos del Este de Europa sufrieron en los siglos XIX y XX. A imagen de otras comunidades judías, la escocesa ha sido capaz de mantener su peculiar tradición y adaptarse a la sociedad local, que en el caso escocés raramente experimentó episodios de antisemitismo. Poco a poco, la comunidad judía se erigió en la minoría no Cristiana más numerosa del país.

La comunidad judía escocesa ha contribuido a la sociedad con científicos, médicos, abogados, escritores, ingenieros... Pero además han destacado en profesiones muy locales como tejedores de kilts (faldas escocesas) y destiladores de whisky. Hoy en día permanece una pequeña comunidad constituida por unas 16.000 personas que conserva el espíritu de la comunidad original: puede decirse que los judíos arribaron a Escocia en pos de un refugio y pudieron fundar un hogar.

Cementerio de judíos en Escocia. / DM

Tartan Arts se encargó de confeccionar una una atractiva muestra compuesta de fotografías en blanco y negro que da a conocer la singularidad de la muy poco conocida comunidad judía escocesa. Son fotografías de Judah Passow, ganador del cuarto World Press Awards, que ha tenido una distinguida carrera como fotógrafo documental.

Michael Mail, filántropo y escritor, es el comisario de una exposición que fue inaugurada en el Parlamento Escocés y que ha recorrido galerías de Polonia, Lituania, República Checa, o Canadá, entre otros países. Ahora llega a la Torre del Infantado de Potes dentro de las actividades que el Gobierno de Cantabria ha programado para dar visibilidad al Camino Norte de Santiago. Ramón Ruiz insistió en que estas acciones pretenden «considerar los caminos como un recurso de gran potencial que ayude a ubicarnos más en la oferta del turismo cultural, uno de los sectores que presenta un mejor recorrido de cara al futuro y que se está convirtiendo en uno de los principales focos de atracción de visitantes que buscan nuevas experiencias».

Este año se han programado 66 propuestas culturales en 36 municipios, los que conforman el Camino del Norte y el Lebaniego. Por último, Ruiz agradeció la estrecha colaboración de los ayuntamientos por donde transcurren dichos caminos, «sin cuya disposición no hubiera sido posible llevar a cabo este extenso programa».

La exposición de Potes muestra una selección de fotografías documentales que capta una gama de realidades muy amplia.

Fotos

Vídeos