El FIS levanta su telón plural y multicultural

Coreografía de ‘La bella y a bestia’, a cargo de la compañía Malandain Ballet Biarritz. :: /Olivier Houeix
Coreografía de ‘La bella y a bestia’, a cargo de la compañía Malandain Ballet Biarritz. :: / Olivier Houeix

El programa del Festival Internacional, con 48 espectáculos, que incluye a orquestas de Asia por primera vez, vive el día 2 su concierto preinaugural en la sala Argenta y la explanada de Gamazo

GUILLERMO BALBONA

La identidad del Festival Internacional de Santander, en general la de todos los festivales, ha sido objeto de debate y reflexión. El mayor o menor desgaste del modelo, los límites de un formato, la necesidad de una redefinición, la búsqueda de nuevos horizontes, la adaptación y convivencia de ambiciones y medios... Algunas cuestiones han quedado suspendidas y otras forman parte de un mantra permanente que está ligado a la cultura de la cifra, a la obsesión por la rentabilidad y al abuso de determinadas fórmulas. Tras el relevo en la dirección y en el equipo de gestión el FIS se ha adentrado en los últimos años en un periodo de renovación sin perder la esencia de su razón de ser.

El FIS, bajo la dirección deJaime Martín y Valentina Granados, afronta desde esta semana su 66 edición en la que a la diversidad y pluralidad de propuestas suma un cierto sello multicultural. El Festival, que empapa el mes de agosto con su programa, se aferra a una estructura clásica dominada por lo musical y, en especial por los grandes conciertos sinfónicos, la presencia de grandes batutas y la apuesta por la música de cámara.

SELECCIÓN DE CITAS

Inauguración día 5
Orquesta Filarmónica de la BBC. Juanjo Mena, dirección. Juan Pérez Floristán, piano.
Día 7
Yuja Wang, piano, y Leónidas Kavakos, violinista.
Día 11
Academy of Ancient Music. Pavlo Beznoiuk, violín y dirección. Rachel Brown, flauta. Alastair Ross, clave.
Día 13
La Bella y la Bestia. Malandain Ballet Biarritz. Sinfónica de Bilbao. Josep Caballé, dirección.
Día 14
Royal Philharmonic Orchestra. Charles Dutoit, dirección.
Día 16
'La isla desolada'. Estreno. Tomás Marco. Luciano González Sarmiento. Manuel Galiana. Camerata Coral UC.
Día 19
'Las rutas de la esclavitud'. Jordi Savall. Hesperion XXI, Capella Reial de Catalunya con músicos de Mali, Madagascar, Marruecos, México, Brasil, Argentina y Venezuela.
Día 21
Cuarteto Casals.
Día 22
Asian Youth Orchestra. James Judd, director. Vadim Repin, violinista.
Día 27
Réquiem de Verdi. Filarmónica de Luxemburgo. Orfeón Donostiarra.
Días 28 y 29
Raquel Andueza y La Galanía. 'Monteverdi & friends'.
Día 31
Cincinnati Symphony Orchestra. Louis Langrée, dirección, y Renaud Capucon, violinista.

La danza, los formatos o lenguajes híbridos, lo exótico y algunos nombres emergentes también encuentran su sitio. Desde el próximo miércoles, día 2, jornada dedicada al concierto popular, a modo del preludio, que puede seguirse tanto en la sala Argenta como en la explanada de Gamazo, hasta el próximo día 31, son cerca de medio centenar las citas musicales y escénicas previstas en el Palacio de Festivales y en más de una veintena de municipios.

Los Marcos Históricos, ese festival paralelo que funde patrimonio, sonidos y escenarios diferentes, continúa siendo una referencia y una nota diferenciadora de personalidad respecto a otros festivales. El FIS, que ha ido reduciendo considerablemente su deuda, un lastre que ha marcado y condicionado cualquier paso de renovación radical, deja por el momento aparcada la posibilidad de abrir la mano a las producciones operísticas, como explica su directora ejecutiva en una entrevista con este periódico. La crisis, en este sentido, ha hecho mella en casi todos los festivales y programaciones. «Adaptarse a los tiempos, acercarse a la sociedad en toda su dimensión poliédrica y reducir la deuda», heredada del anterior equipo, son los retos afrontados en este periodo. En estos cuatro años, el Festival ha recortado así su endeudamiento en cerca de un 80%. Al cierre del pasado ejercicio rondaría los 461.000 euros, habiéndose logrado en los últimos años una disminución del 77%. El presupuesto para este 2017 asciende a 1.935.800 euros, lo que supone un ligero incremento del 1,71% con respecto a 2016.

La orquesta Asian Youth, 'Las rutas de la esclavitud' de Jordi Savall y el estreno de Tomás Marco Ambos festivales comparten este año cinco orquestas, un ballet y un dúo de estrellas 66 EDICIÓN

La respuesta de público durante esta nueva etapa ha sido positiva como demostraron los balances de espectadores. Ante esta edición las expectativas son similares: a la buena respuesta de abonos, generales y de ciclos -mas el novedoso ciclo bienvenida- son varias ya las jornadas que están cercanas al no hay localidades.

El FIS, en cualquier caso, contiene una nómina ingente de referentes musicales y, en particular, de grandes directores. Este mes de agosto pasarán por la sala Argenta Charles Dutoit, Thomas Hengelbrock, James Judd, Louis Langreé y Juanjo Mena, entre otros. Las formaciones no necesitan presentación: Orquestas como la BBC Philarmonic, Cincinnati Symphony, la Royal Philarmonic o la Filarmónica de Luxemburgo. La presencia de la joven pianista china Yuja Wang, los violinistas Vadim Repin, Reanuad Capucon y Leonidas Kavakos, el pianista Juan Pérez Floristán, ganador del Paloma O´Shea, y la mezzosoprano Daniela Barcellona son algunas de las citas obligadas. Destca por insólita y por ser su presentación en España, 'Las rutas de la esclavitud' de Jordi Savall, cita multicultural en la que los ensembles del músico catalán se unen a músicos de siete países.

La 66 edición se define por su «celebración de la diversidad» y un lema implícito que subyace en la intención, objetivos y esencia del FIS: «La música es para todos».

La Orquesta Filarmónica de la BBC, bajo la dirección de Mena, con Floristán al piano, protagonizan la jornada inaugural del próximo sábado. No obstante, como sucediera el pasado año, está previsto un preludio musical gratuito en la sala Argenta y en la zona de Gamazo el 2 de agosto a cargo de la Sinfónica de Bilbao, dirigida por Rubén Gimeno.Por primera vez en su historia el FIS acogerá una orquesta asiática, la Asian Youth, y programa el regreso de una formación americana (algo inédito desde los noventa), la Cincinnati Symphony Orchestra, que clausurará el Festival.

En cifras el FIS 2017 está integrado por 48 espectáculos «para todos los públicos, edades y bolsillos», en una agenda que contempla 23 citas en el Palacio y 25 en los Marcos Históricos, los cuales abarcan 21 localidades. El FIS reunió el pasado verano a más de 25.500 espectadores y los ingresos por la venta de entradas aumentaron casi un 3,5% con respecto a la pasada edición, hasta un total de 477.000 euros. Los 11 espectáculos y conciertos de gran formato celebrados en el Palacio de Festivales registraron una ocupación media cercana al 85% y en los Marcos Históricos hubo «prácticamente llenos en casi todas las actuaciones».

Un estreno, el de de 'La isla desolada' de Tomás Marco, con Luciano González Sarmiento y Manuel Galiana; la inclusión de dos montajes ligados al Año Jubilar; 'Carmen' de Víctor Ullate; Balthassar Neuman Ensemble, Coro y Solistas, y el violinista Leonidas Kavakos, son otras de las referencias destacadas.

'La Bella y la Bestia', a cargo del Malandain Ballet de Biarritz, la Academy of Ancient Music, el doble recital de Raquel Andueza y su grupo, La Galanía, el conjunto de cámara de la Academy St. Martin in the Fields, el Natalia Ensemble, y el Cuarteto Casals se suman ala oferta de excelencia. El FIS comparte en esta edición varias propuestas con la Quincena Donostiarra, un vínculo que se ha acentuado desde la llegada de Jaime Martín al Festival santanderino.

Respuesta de público

Hasta hoy, la ocupación media de los espectáculos ya superaba el sesenta por ciento. Y la jornada inaugural el 85%. La danza, los grandes conciertos y los recitales, casi todos por encima ya del 60%, son los de mayor aceptación. En el caso del Réquiem de Verdi ya se ha superado el setenta por ciento. Las cifras de venta son ya mejores que las del pasado año por estas fechas.

Fotos

Vídeos