El Día de las Letras premia a Mario Camus

Mario Camus durante el rodaje de 'El color de las nubes', en Santander.
Mario Camus durante el rodaje de 'El color de las nubes', en Santander. / Matías Nieto
  • La Sociedad Cántabra de Escritores traslada la fiesta a Potes con motivo del Año Jubilar Lebaniego

  • Dieciocho novelistas y poetas vinculados con Cantabria y que celebran este año su aniversario de nacimiento o muerte, serán protagonistas de una lectura continuada

La Festividad de San Beato de Liébana, el primer escritor cántabro documentado, sirve desde hace seis años a la Sociedad Cántabra de Escritores para celebrar el Día de las Letras de Cantabria. Un homenaje, en esta sexta edición, a dieciocho novelistas y poetas vinculados con Cantabria que en 2017 celebran su aniversario de nacimiento o muerte. Y una fecha especial para los escritores porque impondrán la Estela de Oro de las Letras al cineasta Mario Camus, a quien reconocen su faceta literaria, su labor como guionista y sus adaptaciones al lenguaje cinematográfico de grandes obras de la literatura española actual.

Este año, la fiesta se traslada a Potes con motivo del Año Jubilar Lebaniego y coincide el próximo domingo con la festividad de Santo Toribio de Liébana. Mariano Pérez Avellaneda, Serafín Fernández Villazón e Isidro Rodríguez Castanedo, presidente, secretario y tesorero de la Sociedad Cántabra de Escritores, dan estos días los últimos retoques a lo que será el Día de las Letras de Cantabria.

Una jornada que comenzará el sábado, en el Centro de Estudios Lebaniegos de Potes, con la proyección de la película del santanderino 'El prado de las estrellas' y continuará el domingo, con la representación de la obra de teatro 'Beato', una idea original de Carlos Troyano que representará la compañía de Anabel Díez. Tras la representación teatral, sonarán las notas de 'La música de nuestras letras', a cargo de Sexteto Novecento, que rendirá un especial homenaje a un lebaniego universal, el maestro Jesús de Monasterio.

Una lectura continuada de textos de Beato de Liébana, José María de Cossío o Elena Soriano, entre otros, dará paso a la imposición de la Estela de Oro de las Letras a Mario Camus. Aunque es difícil destacar de la nómina de escritores a uno sobre los demás, Pérez Avellaneda cita a José María de Cossío, «en un año en el que se cumplen noventa de la brillante y conocida Generación del 27».

El Día de las Letras comenzó hace seis años y tres ediciones se han celebrado en Santander, una en Torrelavega y otra en Camargo. Este año, con motivo del Año Jubilar Lebaniego, se traslada a Potes, aunque el año que viene volverá a Santander.

Este año la distinción especial de los escritores es para el cineasta Mario Camus, en reconocimiento a su «intensa y fecunda» labor creativa de toda una vida. Además de reconocer su faceta literaria de manera expresa, los escritores cántabros resaltan la «ingente» tarea realizada como guionista de películas propias y ajenas, así como las adaptaciones al lenguaje cinematográfico de grandes obras de la literatura española actual, entre las que se encuentran 'La Colmena' (1982), basada en la obra homónima de Camilo José Cela o 'Los santos inocentes' (1984), la novela de Miguel Delibes.

Camus (Santander, 1935) pasó buena parte de su infancia en el valle del Saja, donde se fue a vivir tras el incendio de 1941. En Ontoria aprendió sus primeras letras. Poco después, se trasladó a Santander donde continuó sus estudios en el colegio La Salle. Frecuentó un círculo de personas vinculadas al deporte y la cultura. Entre ellos, el poeta Pepe Hierro, el diseñador gráfico Daniel Gil o el pintor Pancho Cossío. Su profesión y también su pasión ha sido el cine, donde ha realizado cientos de títulos, muchos de los cuales han alcanzado la categoría de obras maestras. En los últimos años ha publicado relatos en Valnera en los que recupera la memoria y muestra un mosaico de huellas, afectos, retazos de infancia y adolescencia, fragmentos de vida y paisajes.

El Día de las Letras finalizará el domingo con la entrega de un facsímil del libro 'Memoria sobre los grandes montes y demás riqueza de Liébana (1836)', de Matías de Lamadrid y Manrique de la Vega, que se enviará también a las bibliotecas de Cantabria. Este trabajo es el «granito de arena» de los escritores a la recuperación de obras significativas para la cultura y la historia de Cantabria.