El Mercurio, el diario en español más antiguo

Rotativa del diario 'El Mercurio', en Chile.
Rotativa del diario 'El Mercurio', en Chile. / L. J. Ruiz

El riojano José Santos Tornero fundó el periódico en Valparaíso a mediados del siglo XIX

LUIS JAVIER RUIZSantiago de Chile

Lo primero que llama la atención cuando uno se acerca a la sede de El Mercurio es que las señales de tráfico orientan al despistado. No pasa desapercibido, pero denota el peso que el periódico tiene en Chile. Nunca el riojano José Santos Tornero (Viniegra de Abajo), fundador del diario, pudo imaginar en qué se convertiría aquel proyecto periodístico que alumbró en Valparaíso a mediados del siglo XIX. Hoy es el periódico en español más antiguo del mundo.

Más información

Iñaki Arechabaleta, director general de Negocio de Vocento, Benjamín Lana, director de medios regionales de Vocento, Javier Doval, director general de Nueva Rioja, Javier Galiana, director de Futuro en Español, el presidente de La Rioja, José Ignacio Ceniceros y la consejera de Presidencia, Begoña Martínez, visitaron en la tarde del jueves (madrugada del viernes en España) las instalaciones del diario que ha colaborado en la primera de las sesiones de las Jornadas Futuro en Español que se celebran hasta este viernes en Santiago de Chile y que organiza Vocento y la Embajada de España en Chile con el patrocinio de Telefónica y la Comunidad Autónoma de La Rioja en colaboración con el Ministerio de Economía, Fomento y Turismo de Chile, la Confederación de la Producción y del Comercio chilena y la Fundación Chile-España.

Durante el encuentro, los responsables de Vocento se reunieron con parte del equipo más cercano al director del medio, Cristián Zegers, antes de recorrer unas instalaciones en las que ocupan un lugar destacado las portadas del rescate de los 33 mineros atrapados en una mina del norte del país, la de la muerte de Franco además de alguna de las primeras páginas más vetustas del diario.

Con una plantilla de unos 1.100 trabajadores, buena parte de los trabajadores se concentran en una inmensa información que se ubica sobre su particular sala de máquinas, cuatro líneas de impresión que un ritmo de 50.000 periódicos a la hora, saca adelante una producción diaria de entre 140.000 y 192.000 ejemplares.

Pero más allá de esos grandes números, el principal reto del medio es la distribución, cuestión lógica cuando los extremos norte y sur del país están separados por más de 4.300 kilómetros. «Empezamos por los extremos. Enviamos los periódicos por avión y, a partir de ahí y ya por carretera vamos cubriendo todo el territorio nacional», explicó el responsable de la rotativa los directivos de Vocento antes de la cena privada que mantuvieron con Cristián Zegers.

Fotos

Vídeos