Una muestra recorre las 'Geografías literarias' entre la vida y la obra de José Luis Sampedro

EFE

Acción Cultural Española y la Asociación de Amigos del escritor, vinculado a Santander, inauguran mañana en Las Llamas este mapa sobre el autor de 'La sonrisa etrusca'

Guillermo Balbona
GUILLERMO BALBONASantander

Premio Menéndez Pelayo, José Luis Sampedro trasladó a 'La sombra de los días' la huella de la ciudad en la que empezó a escribir. «Aquí (en Santander) empecé a escribir hace 70 años». Nunca dejó de evocar la ciudad en la que durante su juventud se encontró con la guerra civil, pero sobre todo se convirtió en el escenario que alumbró su primera escritura. Por ello, la presencia en Santander de una muestra conmemorativa de su centenario posee una connotación muy especial. La capital cántabra fue ciudad clave en la vida del autor que en su día escribió: «Mi llegada a Santander fue un deslumbramiento», confesaba en La Magdalena pocos años antes de su muerte.

Con motivo del primer centenario de su nacimiento, 'Geografías literarias de José Luis Sampedro' propone un viaje por su obra a partir de los lugares retratados en ella. La muestra, que se podrá ver en el Campus de Las Llamas desde mañana miércoles, está organizada en colaboración con Acción Cultural Española y la Asociación de Amigos del autor, comisariada por José Manuel Lucía Megías, Olga Lucas y Amaya Delgado.

Configurada por una docena de paneles con copioso material literario y gráfico, refleja esos espacios que han dejado una marca en su obra, en su vida. Enmarcada en la programación conmemorativa del primer centenario del nacimiento de Sampedro (Barcelona, 1917- Madrid, 2013), hasta el próximo 20 de agosto el Campus de Las Llamas, en su Pabellón Central, acoge esta cita itinerante que ha discurrido por numerosas sedes culturales del Estado. Tras Santander el Centro Cultural Isabel de Farnesio de Aranjuez y el Festival Getafe Negro de Madrid acogerán la exposición

A partir de los paneles gráficos, con carácter didáctico y divulgativo, el itinerario traza un periplo por sus libros, por su escritura, por su particular taller, con sus fichas, guiones, esquemas, dibujos, notas, calcos... Un viaje al centro de un escritor que «nunca ha dejado de viajar por el sentimiento, el pensamiento y las emociones, que siempre nos ha permitido acompañarle en sus travesías». 'Geografías literarias' es, en definitiva, «un viaje al centro de la literatura. La de hoy y la de siempre».

Pretende desarrollar un diálogo entre la vida y la ficción, entre la escritura y la vida, en ese territorio único que es el de José Luis Sampedro, uno de los escritores más singulares del siglo XX en lengua castellana.

Tres niveles

Tres niveles estructuran la muestra y su sentido: el «geográfico y literario»: explicación de cómo han influido los paisajes en la vida y en las obras de Sampedro. El «biográfico» con indicaciones textuales y reproducciones de fotografías de Sampedro en los paneles. Y el «poético» con citas en torno a cómo el autor entiende la escritura, en la parte inferior de los paneles.

Al recibir el Premio Menéndez Pelayo el autor de 'El río que nos lleva' subrayó sus vínculos santanderinos y esa época de los años 30 «en la que había ilusión y esperanza». Sampedro se declaró entonces «un inmigrante de ese mundo al que no se puede volver». El escritor y economista barcelonés, aunque vivió en Tánger hasta los 13 años, en 1936, durante la irrupción de la Guerra Civil, trabajaba como «aduanero por oposición» en Santander. Movilizado por el ejército republicano y, más tarde, vinculado al bando sublevado, el caos y la crueldad de la guerra le alejaron finalmente de ambos lados. Hijo de buena familia, estudió y aprobó las oposiciones para funcionario que le condujeron hasta la capital cántabra. Precisamente esos años nutrieron la escritura de su segunda novela, 'La sombra de los días', escrita en 1947 pero publicada en los años noventa.

Estocolmo y Soria, el Tajo, Madrid y París, italia, Alejandría, Aranjuez, Africa, Tenerife, el mar, Tombuctú, Tahití, Ginebra, Venecia y Knossos son parte de esas geografías que el escritor plasmó en libros como 'Congreso en Estocolmo', 'El río que nos lleva', 'Octubre, octubre', 'La vieja sirena' y 'El amante lesbiano'.

Del humanista y símbolo del compromiso intelectual y ciudadano, se han editado este años dos joyitas: 'La balada del agua', un texto corto que escribió por encargo de la Expo de Zaragoza, que es «un poco el embrión de 'Cuarteto para un solista', así como el audiolibro titulado «Monte Sinaí», con voz de Juan Echanove. Una obra, de apenas ochenta páginas, en la que «aparece todo», en la que el autor de 'La sonrisa etrusca' reflexiona sobre la vida y la muerte, y sobre por qué vivir. En el último cuarto de siglo la presencia en Cantabria del autor de 'Octubre, octubre' fue constante.

Asiduo a las tribunas, ciclos y programas culturales de la región, Sampedro recibió el 2010 el Premio Menéndez Pelayo, en su 24 edición, por sus «múltiples aportaciones al pensamiento humano» en sus facetas como economista, profesor y escritor. Seis años antes, el crisol de culturas del autor de 'El amante lesbiano' era distinguido con la Medalla de Honor de la UIMP. Los cursos de La Magdalena acogieron su testimonio con regularidad y, en concreto, su obra protagonizó el ciclo de los Martes Literarios, bajo patrocinio de El Diario. El académico, que se definía como un «aprendiz de mucho y maestro de nada», participó también en el ciclo 'El autor y su obra' de la UIMP donde confesó no haber tenido «nunca prisas al escribir. Siempre he hablado sobre lo que he querido». Además, el autor de 'La senda del drago», que siempre evocó con emoción su ligazón con la capital cántabra, publicó un repaso a su biografía en 'Escribir es vivir', un proyecto nacido precisamente en Santander.

Fotos

Vídeos