El Coro Lírico de Cantabria vuelve hoy a cantar zarzuela y ópera en el Palacio

La soprano Montserrat Obeso y la pianista Rosa Goitia acompañan hoy al Coro Lírico. Junto a ellas también estará Jesús Lavid.
La soprano Montserrat Obeso y la pianista Rosa Goitia acompañan hoy al Coro Lírico. Junto a ellas también estará Jesús Lavid. / Javier Cotera
  • En su 20 aniversario, estará acompañado por la soprano Montserrat Obeso, el tenor Jesús Lavid y la pianista Rosa Goitia

El Coro Lírico de Cantabria regresa hoy al Palacio de Festivales para celebrar su veinte aniversario. Una cita en la que estará acompañado por la soprano Montserrat Obeso, el tenor Jesús Lavid y la pianista Rosa Goitia, que también estuvo en los inicios del coro y ahora vuelve a subirse con ellos al escenario en este concierto tan especial. Su repertorio es un interesante recorrido por arias y coros de reconocidos títulos operísticos y del repertorio de la zarzuela. En la primera parte sonarán óperas de Mozart, Mascagni y Verdi, Humperdinck, Catalini y Bizet, para dar paso a un segundo tiempo de zarzuelas de Vives, Fernández Caballero, Alonso, Giménez o Sorozábal.

La soprano Monstserrat Obeso lleva 25 años sobre los escenarios, dos décadas y media de canto que se iniciaron en el conservatorio Jesús de Monasterio de Santander y que le han llevado por escenarios de todo el mundo. Un viaje musical en el que ha recibido dos premios internacionales y le ha permitido interpretar algunos de los protagonistas principales de óperas y zarzuelas, grabar discos, participar en el Festival Internacional de Santander (FIS) y aprender de grandes maestros como Ángeles Chamorro, Pedro Lavirgen, Victoria de los Ángeles, Raina Kabaivanska o Alfredo Krauss.

El tenor Jesús Lavid debutó profesionalmente en 1991, en el Teatro Albéniz de Madrid, con el papel de Don Luis de Haro en la zarzuela ‘El barberillo de Lavapiés’. Desde entonces ha cantado los papeles principales de óperas como ‘Carmen’, ‘Cavalleria Rusticana’ o ‘Madame Butterfly’ y ‘La Traviata’, entre otros.

La tercera solista que acompañará hoy al Coro Lírico es la pianista Rosa Goitia. Tras formarse en Santander, Madrid y Bilbao, decidió especializarse como pianista de repertorio. Entre 1996 y 1999 fue la repertorista del Palacio de Festivales de Cantabria durante la temporada lírica. Entre sus actuaciones más destacadas figuran sus conciertos en el Instituto Cervantes de Atenas, en la Embajada Española en Berna (Suiza) o en el Festival de Monsaraz (Portugal).

El Coro Lírico de Cantabria celebra hoy su 20 aniversario. La agrupación nació en 1996 por iniciativa de Juan Calzada, entonces director del Palacio de Festivales. Tras catorce años dirigido por Esteban Sanz y ocasionalmente por Emilio Otero y Andrés Juncos, en 2011 tomó la batuta Enrique Azurza y, desde julio de 2015, Elena Ramos Trula está al frente. El coro ha representado más de medio centenar de títulos de ópera y zarzuela y ha participado en numerosas galas líricas. A lo largo su dilatada carrera ha trabajado con maestros de la talla de Marco Amiliato, Antonello Allemandi, Renato Palumbo, Antoni Ros Marbá o Paul Dombrechy, entre otros. Y con cantantes de renombre como Vicente Sardinero, Manuel Lanza, Carlos Álvarez, María José Moreno, Roberto Scandiuzzi, Simon Estes, Cristina Gallardo-Domás o Aquiles Machado. Y con directores de escena del prestigio de Gian Carlo de Mónaco, José Carlos Plaza o Lindsay Kemp.

En estos veinte años de actividad, el Coro Lírico de Cantabria tuvo también una gran proyección en el exterior. Ha llevado el nombre de Cantabria por teatros españoles y ha participado en festivales corales. Su repertorio es muy amplio e incluso incluye obras polifónicas como el Réquiem de Mozart o La Pasión según San Juan de J. S. Bach, la Novena Sinfonía de Beethoven o Carmina Burana, entre otras. Y ha trabajado con orquestas de reconocido nivel como la Orquesta Sinfónica del Principado de Asturias, Bilbao Orquesta Sinfónica (BOS), la Orquesta Sinfónica de la Comunidad de Madrid y la Orquesta Lírica de Madrid, entre otras. Hoy aspiran a crecer y «volver a los escenarios de las grandes óperas», indica su directora.

Y para ello necesitan de nuevas voces, sobre todo tenores. Aunque si algo preocupa de forma especial al Coro Lírico de Cantabria son los jóvenes. Por eso, hace un par de años abordó un proyecto ilusionante, crear un Coro Juvenil de Cantabria. Y un año después continuó con la formación y puso en marcha el Coro Infantil de Cantabria y el Coro Kinder.