Álex Ubago: «Tenemos la posibilidad de ayudar a muchos haciendo poco»

Álex Ubago: «Tenemos la posibilidad de ayudar a muchos haciendo poco»

El cantante vitoriano presenta esta noche su último disco en el concierto solidario del Festival de las Naciones

Pilar González Ruiz
PILAR GONZÁLEZ RUIZSantander

Álex Ubago (Vitoria, 1981) saltó a la fama cantándole al amor cuando apenas tenía 20 años. Una maqueta que en realidad era un regalo, llegó a manos de un productor. Y ahí empezó todo. 'Sin miedo a nada' se convirtió en la canción que le aupó a la fama y que aún hoy se corea sin haber envejecido. 'Canciones impuntuales' (Warner, 2016) es su último disco con el que este jueves actuará en el Concierto Solidario del Festival de las Naciones.

- ¿Se puede hablar de puntualidad cuando se trata de inspiración?

- Definitivamente no. La inspiración es muy caprichosa y uno nunca sabe cuando va a llegar. De todas formas, siempre he creído más en el trabajo que en la inspiración.

- ¿En su caso, el amor, el desamor y lo que les rodea, es una fuente inagotable?

- Más o menos... La verdad es que, por alguna razón, siempre me han inspirado mucho las historias de amor y desamor. Muchas de ellas autobiográficas, y cuando no encuentro la inspiración entre mis propias vivencias y experiencias, robo historias de terceras personas que luego cuento en primera persona.

- Han sido tres años de componer resumidos en un disco de once canciones. ¿Con qué criterio selecciona los temas que sí y los que no se incluyen?

- Es un proceso de selección que llevo a cabo junto con mi equipo. Entre todas las nuevas canciones que voy maquetando elegimos las que más nos gustan a mí, a mi mánager, al equipo de mi discográfica... También cuento con la opinión de mi familia y amigos y, a veces, hacemos pequeñas "encuestas" con grupos de fans a quienes les mostramos algunas canciones.

- ¿Suele recuperar más tarde el material que queda fuera?

- En ocasiones sí rescato canciones que se quedaron fuera en discos anteriores o las cedo a otros artistas, pero normalmente trabajo en nuevas composiciones con cada nuevo álbum.

- Ha pasado un mes en Latinoamérica, algo que conoce bien porque incluso vivió allí. ¿Con qué sensaciones vuelve de ese tour?

- Sí, efectivamente acabo de volver de una gira promocional por varios países de América. Hemos estado presentando el nuevo disco, 'Canciones impuntuales', en México, Colombia, Argentina y Chile, donde también hemos tenido un par de conciertos de adelanto de lo que será la gira de conciertos en América y que continuará más adelante. Estoy feliz de cómo se está recibiendo allí el nuevo álbum. La verdad es que América es un continente donde siempre se me ha dado mucho cariño y se ha recibido muy bien mi música.

- Si tuviera que resumir el paso por esos países y esos nuevos públicos con un sólo recuerdo, ¿cuál sería?

- Pues por ejemplo los dos conciertos que dimos en Chile el pasado fin de semana. Con todas las entradas vendidas y el público coreando cada una de mis canciones.

- Canta en 'Míranos': “seguimos presos de este odio intenso”. ¿La música puede funcionar como bálsamo o nexo de unión cuando la realidad es tan dura como estamos viviendo estos días?

- Ya lo creo. La música puede hacernos desconectar por un rato de nuestras realidades, puede animarnos, hacer que nos sintamos identificados y comprendidos, ayudarnos a superar un momento difícil o acompañarnos en los momentos felices...

- Comenzó regalando una canción a una chica cuando era un adolescente. ¿Ha vuelto a utilizar ese truco?

- (Ríe) Sí, alguna vez. Es una realidad que las mujeres que han pasado por mi vida han inspirado la mayoría de mis canciones, y yo casi siempre se lo he dejado saber. En el caso de mi primera maqueta, es cierto que nació como un regalo para mi chica. Una maqueta que surgió por un motivo muy personal y auténtico, y que terminó llegando a manos de un mánager artístico. Ahí empezó todo...

- «Los guitarristas nos pasamos media vida afinando y otra media tocando desafinado», afirma. ¿Qué es lo que más le cuesta del mundo del espectáculo?

- Probablemente, lo más duro de esta profesión es que a veces toca pasar tiempo lejos de tu familia, de tus seres queridos. Sobre todo ahora que tengo dos hijos... Normalmente no vienen conmigo en las giras porque son aún pequeños y mi mujer y yo preferimos que lleven una vida más tranquila y estable.

- Fruto casi de la casualidad, nació el proyecto Alex, Jorge y Lena. ¿Se sintió cómodo en una formación más amplia en lugar de en solitario?

- Sí, me encantó participar en aquel proyecto en el que además nos ganamos un Grammy Latino. Tengo una gran amistad con Jorge y con Lena desde hace mucho tiempo y fue genial compartir con ellos aquel disco y la posterior gira que hicimos juntos. Acostumbrado a trabajar siempre en solitario, disfruté mucho trabajar por un tiempo en grupo, con todo lo que eso conlleva. Fue aún más divertido y relajado que trabajar en solitario, sobre todo de cara a la promoción, los viajes y los conciertos.

- Y en 'Canciones impuntuales' colabora con el rey del Billboard hoy por hoy, Luis Fonsi

- Así es. Hace mucho tiempo que tenía ganas de colaborar con Luis, a quien conozco desde hace más de trece años. Desde que escribí 'Cuenta conmigo', la canción que cantamos juntos, siempre sentí que estaba hecha para cantarla con él. Le invité a formar parte del proyecto y estuvo encantado de hacerlo, y para mí ha sido un lujazo contar con su increíble voz en el álbum.

- Desde su primer disco en 2001, ¿qué es lo que más ha cambiado?

- Han cambiado muchas cosas. Empezando por la propia industria musical. La manera que tenemos de consumir música. La era digital cambió todo.En lo personal, creo que he crecido como persona y como artista y eso se ha ido reflejando en mis canciones. He aprendido mucho y creo que ahora soy capaz de defenderme mejor en directo.

- ¿La paternidad ha influido en su música?

- Diría que la paternidad me ha influido de alguna manera en todo lo que hago en la vida, porque lo hago con otra responsabilidad y mirando desde otro prisma. La paternidad cambia tus prioridades, tus miedos, tu mundo emocional. En un sentido más concreto, mis hijos han inspirado ya varias de mis canciones. Una de las que le escribí a mi hijo Pablo la incluí en mi anterior disco ('Mentiras sinceras'), y se titula 'Para aprenderte'.

- Ha ejercido como coach televisivo. ¿Cómo ve a las nuevas generaciones musicales que beben más de las redes que de otras fuentes?

- Lo veo normal. Cada vez han ido cobrando más importancia las redes sociales e Internet en la relación entre un artista y sus seguidores. Llegó una nueva forma de ofrecer canciones y contenido musical y audiovisual a tus fans, y las nuevas generaciones lo saben mejor que nadie porque han crecido rodeados de esas nuevas tecnologías.

- ¿Qué escuchaba usted cuando empezaba y qué escucha ahora?

- Siempre he escuchado y escucho un poco de todo, pero cuando grabé mi primer disco estaba muy clavado con Ismael Serrano, Alejandro Sanz, Enrique Urquijo, Antonio Vega, Bryan Adams, Sting, Elton John, Travis o Crowded House. También bastante música italiana.Ahora sigo escuchando de todo un poco. Me encanta John Mayer, Ed Sheeran, Coldplay, Kodaline o Imagine Dragons. En nuestro idioma, Jorge Drexler, Calamaro, o Manuel Medrano entre muchos otros.

- Y respecto a las redes, es un usuario activo de las mismas. ¿Se siente cómodo en esa vía de comunicación “directa” o es un peaje de la fama?

- Siendo totalmente sincero, creo que si no fuera por la relación con mis seguidores por mi música no le daría tanta importancia a las redes sociales. Quizá las usaría para estar informado, en contacto con amigos lejanos, para ver contenidos de mi interés... Pero supongo que no estaría tan pendiente de ellas, en parte porque seguramente tendría muchos menos seguidores. Entiendo que a mi público le puede interesar saber cosas de mí, en qué ando... Igual que a mí me gusta saber de los artistas a los que escucho y admiro.

- ¿Qué les diría a quienes creen que las canciones de pop sobre el amor son «blanditas»?

- No tengo nada que decirles en relación a eso. Es sencillo: un estilo musical o un artista concreto te gusta o no te gusta. No creo que defendiendo con palabras algo que no te gusta vaya a pasar a hacerlo. Es muy probable que a quien define como "blandita" mi música o la música romántica en general, no le gusta escuchar ese tipo de música, seguramente prefiere el rock u otros estilos más "cañeros".

- En el caso de Santander, viene a un concierto solidario. ¿La música debería responder a un fin más allá del entretenimiento dado su calado social?

- Yo defiendo que sí. Tenemos en nuestras manos la posibilidad de ayudar a muchos haciendo poco. En el caso de este concierto en la Feria de las Naciones de Santander los beneficios irán íntegramente a dos ONGs. Nuevo Futuro, que proporciona viviendas para niños y madres en riesgo de exclusión social y La Cocina Económica, que sirve miles de comidas todos los años, dando cobijo y ofreciendo inserción social y laboral a los más necesitados. Va a ser un auténtico placer actuar en su favor.

Fotos

Vídeos