«Pocas bandas han tenido la suerte de trabajar con Brian Eno»

H. Peter

La banda portuguesa actúa este sábado en Escenario Santander

Pilar González Ruiz
PILAR GONZÁLEZ RUIZSantander

La banda portuguesa The Gift llega a Cantabria (Escenario Santander, 21.00 horas), para presentar su sexto disco; 'Altar', editado por su propio sello discográfico, La Folie Records.

Brian Eno ha ejercido como productor y se ha implicado en la música y las letras, un trabajo de composición al que Nuno Gonçalvez, fundador de The Gift, ha dedicado casi dos años. Las mezclas han corrido a cargo de otra figura destacada Mark Ellis, 'Flood'. El resultado es un disco ambicioso de indie electrónico y pop alternativo. Las referencias inmediatas que surgen al escucharlo llevan a Talking Heads o Depeche Mode.

- Afirman que con ‘Altar’, el directo es un show nunca visto. ¿Pueden dar alguna pista de lo que nos vamos a encontrar?

-Van a encontrar un concierto bien preparado y estructurado. Llevamos casi seis meses con este formato, con entradas agotados en Portugal y también una gira por Nueva York, Berlín, Amsterdam, un poco por todos lados. Tenemos ganas de hacerlo en Santander, una ciudad que siempre nos recibió bien, quizá la que mejor de España. Desde el punto de vista de la escena es un concierto bonito y con el calor del público esperamos una noche histórica.

- ¿Impresiona trabajar con una figura como Brian Eno?

- Impresiona, claro. Cualquiera que entienda un poco de música sabe el poder que tiene este señor. No hay muchas bandas en la historia de la música pop que hayan tenido la suerte de trabajar con él. Quizá 7 u 8 como mucho, entre ellas U2, Bowie, Talking Heads, Coldplay... Y ahora también The Gift. Nos impactó positivamente. Nos sentimos más motivados e ilusionados que nunca y el resultado del disco es realmente eso. Está muy inspirado por su figura en la sala de ensayo y el estudio.

- ¿Qué es lo mejor que han sacado de esa relación profesional?

- Lo pasamos bien con todo el proceso. La grabación, tratar de confluir con sus ideas y obviamente, la relación personal que empezamos a crear con Brian. Las noches cantando soul alrededor de una mesa, las historias que nos contaba y también las historias que felizmente vivimos juntos. Una grabación con él está llena de anécdotas y experiencias un poco raras que merecen la pena.

- A través de Eno aparece 'Flood'. Un dos por uno interesante, ¿no?

- Sí, para nosotros Mark Ellis, 'Flood', siempre estuvo en nuestra cabeza como melómanos, esa gente que mira las fichas técnicas de los discos. Trabajar con él era ese dos por uno perfecto. Sonia y yo asistimos a la unión de Eno y Flood volviendo a trabajar juntos tras casi dos décadas. ¡Seremos la banda que tras U2 consiguió juntarlos!. Un detallazo.

- Cuando crearon su discográfica La Folie, ¿se sintieron más libres o más responsables del producto?

- No hay ninguna productora que permita grabar con más calma que la nuestra propia y eso permite hacer un producto mejor.

Admiración y respeto

Altar título del disco, representa su respeto por el proceso de composición y grabación o "ceremonia" - como les gusta llamarlo - con Eno.

La del productor es una colaboración con la que soñaron durante veinte años, y que les llevó 6 sesiones de grabación: 4 en Galicia, 1 en Londres y 1 en su estudio en Alcobaça, una pequeña ciudad a 1 hora al norte de Lisboa, donde estos 4 amigos de la infancia formaron The Gift en 1994.

Las dudas, los temores, las inseguridades, las victorias y la emoción llenaron el estudio cada mañana antes de que Brian Eno, al que siempre admiraron, entrara en él para ayudarles a crear el que es su álbum más cautivador hasta la fecha.

El método poco convencional del productor incluyó largas jam sessions, sus famosas Oblique Strategies, dibujos en una pizarra, excursiones a un río cercano...

-¿Encuentran grandes diferencias entre la situación de la música en España y en Portugal?

- Creo que la música española está en un buen punto, con muchos grupos independientes, muchos festivales, un gran mercado de gente que le gusta la buena música. Comparativamente con Portugal son cuatro o cinco veces más, lo que multiplica las posibilidades para una banda. Cada región tiene sus propios medios y eso está bien para que un grupo empiece por ahí antes de conquistar todo el país. El futuro es radiante para ambos países.

-¿Podrían mencionar un par de bandas españolas que les hayan sorprendido últimamente?

-Pony Bravo y Neuman.

-¿Ganar el MTV Europe Music Award en 2005 les abrió puertas?

- No. Fue una noche divertida, un momento histórico, pero nada más.

-¿Creen que los premios contribuyen a dar notoriedad a un artista independientemente de su música?

- Tampoco. Son buenos para el ego y el público, pero han perdido fuerza. Antes molaba ganarlos, porque reflexionabas sobre la calidad de la música. Hoy por hoy no. Pj Harvey o Björk estaban nominados años atrás. Ahora solo hay basura. No hay perspectiva de calidad. Hay otros premios interesantes, pero estamos lejos de ellos.

¿Puede darnos más detalles del proyecto que desarrolló en las favelas de Brasil?

- Fue un proyecto pensado para Rock in Río con una banda de la favela, afrolatas y niños que utilizaban material reciclado para hacer sus propios instrumentos de percusión. Nos hizo mucha ilusión participar e incluso hicimos un documental y nació una gran amistad con ellos.

Fotos

Vídeos