Pon un festival en tu vida

María Gil Lastra

Hasta 21 eventos multitudinarios en torno a la música se celebran en Cantabria a lo largo del año, una apuesta económica y cultural basada en la música en directo

Pilar González Ruiz
PILAR GONZÁLEZ RUIZSantander

Un festival para cada 27.741 habitantes de Cantabria. Esa es la media aproximada que ofrece la última edición del Anuario de la Música en Vivo. El documento elaborado por la Asociación de Promotores Musicales (APM) sitúa a Cantabria en la decimotercera posición en cuanto a número de festivales, 21 en total. Cataluña (167), Andalucía (119) y Madrid (109) lideran la tabla.

Cantabria está por debajo de la cifra “estándar”, calculada según el número total de festivales (unos 851) y de habitantes que se sitúa en torno a las 54.000 personas. Los meses de julio y agosto se reparten las citas que más melómanos congregan.

A los consolidados Música en Grande (21 a 24 de julio), la Concha Reggae Vibes (28 y 29 de julio) y Santander Music (3 a 5 de agosto) que celebran su novena edición en la capital, se unen Rock en la Feria (11 a 13 de agosto) y Torrelavega Sound City (17 a 19 de agosto). En total casi quince días de conciertos por los que pasarán casi 60 artistas.

Detrás de cada apuesta por sacar adelante un cartel y un evento cultural que, además, resulte rentable, hay varios promotores empeñados en dar a la música un espacio protagonista en el calendario anual.

Para Guillermo Vega, de Mouro Producciones y organizador deMúsica en Grande y Rock en la Feria, el plato fuerte de esta edición reside precisamente en el número de grupos que pasarán por su festival más emblemático: 17 bandas en cinco noches. Entre ellos destaca a Fonseca “que cuenta con 5 Grammy Latinos y ha vendido más de un millón y medio de discos”, añade.

La novedad está en la pareja de DJ´s que cerrará cada noche, que contarán con entradas propias. También habrá por primera vez una zona de food trucks para “ampliar la oferta gastronómica”.

Música en Grande está a punto de celebrar una década. “Somos conscientes de la importancia del turismo musical y el impacto que tiene en la comunidad autónoma”, afirma Vega. Por eso su equipo trabaja ya en el cartel de 2018 “para que sea una edición muy especial” que interese a los cántabros pero también a los ‘vecinos’ de comunidades limítrofes.

D. Pedriza

Los organizadores dese han encontrado de cara a la próximo edición, los días 28 y 29 de julio, con la necesidad de cambiar de ubicación. Ya no será en la finca de Riosequillo, según han anunciado hoy mismo. “Nos vamos con la música y la ilusión a otra parte”, han comunicado. Mientras se confirma el nuevo espacio, lo que tienen seguro es que el plato fuerte del festival será Al Campbell, que cantará acompañado por la backing band Rootskank Squad.

Para el equipo que gestiona Santander Music, el festival en sí representa su mayor fortaleza ya que “no se ciñe a un espacio concreto sino que busca dar vida a la ciudad situándola en la primera fila de la oferta cultural norteña”.

Si hablamos del cartel como tal, cabe destacar, a su juicio, las 9 bandas “que tocan por primera vez en nuestro festival, combinando nuevas propuestas y grupos ya consagrados”.

La cita indie del verano ha ido evolucionando hasta tener una programación permanente durante todo el año. “Será una de las constantes que nos gustaría preservar; mostrar que es posible hacer una programación cultural de calidad durante todo el año”, incide.

Se han posicionado como el sexto evento cultural más reconocido de Cantabria y el único de música según la Fundación Contemporánea; como segundo festival de formato mediano y décimo elegido por el público para BiFM y han sido nominados en cuatro categorías de los Premios Fest por segundo año consecutivo. Con estos mimbres, su objetivo principal es demostrar que un evento como Santander Music es “una gran oportunidad para todos” y que sin la ayuda del resto de “instituciones, gremios y empresas locales no seremos capaces de hacer nada”.

María Gil Lastra

Tras Torrelavega Sound City está Industrias Portugal. La segunda edición viene marcada para los organizadores por los cabezas de cartel: Ilegales y León Benavente, aunque, dicen “intentamos que todas las bandas del cartel tengan un peso razonable”. Apostar por las bandas locales “como soporte fundamental” es otro de sus métodos de funcionamiento.  

La principal novedad es la ampliación del programa a las horas diurnas con el SoundCity Kids, orientado a los más pequeños con música en directo, talleres y actividades. Habrá también un segundo escenario en la Plaza de La Llama destinado a los DJ´s que cobrarán protagonismo.  

¿Qué mueve a dos vecinos de la ciudad a planificar un evento de este tipo? Para Samuel Pacheco y José Cobo se trata de “ofrecer una alternativa musical de vanguardia en la ciudad, especialmente en la semana de fiestas, lo cual llena un vacío importante dedicado a una gran parte de gente joven a la que no le llegaban los programas anteriores”.  

Por el camino se ha quedado el Sunshine Suances, cancelado a última hora por causas meteorológicas y se ha añadido el Delirium Festival en Bareyo, centrado en música electrónica. La oferta se enriqueció además en los meses previos con el Hey Hey My Fest centrado en la música americana y ofertas de cartel más reducido por diversos puntos de la región, como el festival Anti Fracking de Villacarriedo o alguno de los reductos folk que sobreviven a la ola que surgió hace un par de décadas por toda Cantabria. 

Para los que han logrado sobrevivir, la cita comienza esta noche en la Campa de la Magdalena.

Fotos

Vídeos