Los Estanques ganan el certamen Santander Joven

Los Estanques ganan el certamen Santander Joven
María Gil Lastra

Jamarazza, Minnima y Drakan ocuparon los siguientes cajones del podium musical

JONATHAN LLATA

Una oportunidad para demostrar su valía ante el público y cumplir la ilusión de tocar en directo en el centro de su ciudad. Ayer se celebró la gala final de la tercera edición del Concurso Musical Santander Joven. En el certamen, los jóvenes artistas buscan hacerse un hueco en el panorama musical y, ya de paso, que coreen sus canciones. Incluso, poder vivir de la música.

Cuatro bandas tuvieron anoche en La Porticada la oportunidad de dar el primer paso. Drakan, Jamarazza, Los Estanques y Minnima fueron los grupos finalistas encargados de deleitar al público en la plaza y conseguir, así, un poco de visibilidad y reconocimiento por su trabajo.

Los ganadores, que se adjudican un premio de 1.000 euros y la posibilidad de tocar al año que viene en este mismo marco, fueron Los Estanques. Les siguieron en segunda posición Jamarazza, con 500 euros y concierto en la Noche es Joven, y finalmente, Minnima y Drakan.

Este evento es una forma de detectar valores emergentes, promocionar su participación en las programaciones culturales, festivas y de ocio del Ayuntamiento y ponerles en contacto con los productores de eventos que se dirigen al Consistorio o al Espacio Joven buscando nuevos artistas, además de resaltar el talento que hay en la región. Un jurado formado por expertos del ámbito musical se encargó anoche de decidir la mejor banda, valorando especialmente la puesta en escena, el sonido en conjunto, el atractivo de los temas y la originalidad de las composiciones, así como la interpretación de temas propios. Hoy darán a conocer su decisión.

Los cuatro finalistas tocaron en el marco del programa festivo de la Semana Grande en un escenario al aire libre, para dar mayor visibilidad a los grupos entre el público general y optar a dos premios, consistentes en actuaciones remuneradas en diversos eventos municipales.

Los primeros en saltar al escenario fueron Minnima. A ellos les tocó la tarea de calentar al público en el comienzo de la final de este concurso. Con su estilo de Rock Metal progresivo los organizadores del certamen destacan de ellos su originalidad y un estilo muy personal. Seguidamente, con el correspondiente tiempo entre cada cambio de grupo –tan habitual en cualquier concierto–, llegó el turno de Jamarazza con su Rock Psicodélico, ese género que inició uno de los grupos más grandes de la historia, The Beatles y en el que no se debe olvidar mencionar a The Byrds. Varios de los integrantes del grupo proceden de otras bandas ya con cierto recorrido en la región.

Drakan, tercer grupo. Caracterizados por ser una banda de reciente creación y con la curiosidad de que su batería, Basilio Humberto Painemil, tiene 50 años. Obviamente con experiencia en la mochila, este caso deja claro que nunca es tarde para luchar por un sueño tan grande como es la música. Y más en un estilo sin fecha de caducidad –que, pese al paso de los años o las modas, seguirá vivo– como son el Rock y el Heavy Metal.

Para cerrar el concurso actuaron Los Estanques, con un sonido «setentero y con estilo propio». Las referencias a esa década calaron en los que vivieron esos años en su adolescencia (con grupos como Led Zeppelin o The Rolling Stones, máximos exponentes de los años 70 y que sin duda son espejos en los que mirarse para los grupos presentes en el concurso).

Con las cuatro actuaciones completadas llegó el turno para la deliberación del jurado, formado por Igor Moreno (responsable de la sala Black Bird Club), Arantza Jorrín (especialista en música de la Guía Go) y Laura Crespo (de Momuca, Movimiento Musical en Cantabria). Además, tras la final, el público pudo seguir la actuación del grupo ganador del año pasado, Stock, que definió y define muy bien lo necesario de este concurso para encontrar talento y promocionarlo de una manera que los grupos presentes puedan hacerse en este mundillo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos