El musical 'Dirty Dancing' llega al Palacio con una versión fiel a la película

Daniel Pedriza

Laura Enrech y Pablo Ceresuela se suben al escenario santanderino del 15 al 18 de marzo y ya se han vendido la mitad de la entradas

EFESantander

El musical 'Dirty Dancing', que traslada de forma fiel al escenario la mítica película de los ochenta, aunque con algunos elementos nuevos que no aparecían en la pantalla, llegará del 15 al 18 de marzo al Palacio de Festivales de Cantabria, donde ya se han vendido más de la mitad de las localidades.

Los santanderinos vibrarán y bailarán con las funciones de este musical, en el que los actores Laura Enrech y Pablo Ceresuela dan vida a los bailarines protagonistas, encarnados en la película por Jennifer Grey y Patrick Swayze . Ambos han mostrado hoy en Santander el orgullo, el reto y el «bombón» que supone encarnar a dos personajes «muy icónicos» todas las noches, por el recuerdo que los amantes de esta película guardan de Frances 'Baby' Houseman y Johnny Castle.

«No he crecido con 'Dirty Dancing', pero aún sí, sí he crecido con el icono», ha asegurado, en rueda de prensa, la actriz, quien reconoce que tiene «casi inscrita en el ADN» la imagen del salto en el que el bailarín suspende en el aire a 'Baby', una escena que han representado antes de su intervención, con la canción 'The time of my life' de fondo.

Sobre la obra, Enrech ha destacado la transición que sufre su personaje y que permite al público presenciar de cómo una persona, en dos horas, «comienza a quitarse las gafas y ver el mundo cómo es». Y para Laura Enrech «la experiencia 3D» que ofrece el teatro sobre el cine supone «un plus» para disfrutar esta historia de danza y amor.

Pablo Ceresuela considera que los protagonistas del musical deben honrar el trabajo que hicieron en su interpretación Patrick Swayze y Jennifer Grey, para que el público pueda compartir con ellos los momentos que vivieron viendo la película hace treinta años. El actor ha avanzado que en la función aparecen escenas que se cortaron del rodaje por circunstancias de planificación.

«Aunque es un poco complicado sorprender al público de 'Dirty Dancing', que a veces hasta se anticipa a los diálogos, hay elementos nuevos que van a tener contenidos extra», ha adelantado.

Daniel Pedriza

Al acto de presentación de la obra han asistido la representante de la productora Letsgo Company Itxaso Barrios y la directora general de Cultura, Eva Ranea, quien ha apuntado que el espectáculo es la plasmación del deseo de reflejar la variedad de lenguajes artísticos que existen en la actualidad. «A estas alturas del siglo XXI el teatro musical en España ha crecido, ha introducido innovaciones de interés y se ha fortalecido como el género teatral más demandado por parte de los espectadores», ha opinado.

Por su parte, Itxaso Barrios ha destacado que la actuación es una adaptación fiel de la película, que cuenta con «pocas bajadas de telón« y al que asiste un público muy diverso, aunque especialmente mujeres mayores de cuarenta años.

El libreto de la obra y el visto bueno de los actores ha corrido a cargo de la guionista de la película, Eleanor Bergstein. Esta obra, en la que trabajan 64 personas -20 sobre las tablas y el resto en peluquería, iluminación, maquillaje y demás-, congrega a un público variopinto, que en Santander podrá disfrutar de una función el jueves 15, dos el viernes, otras dos el sábado y, para despedirse, una última el domingo.

Las entradas se pueden adquirir en las taquillas del Palacio de Festivales o en la web del musical.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos