Entre la nostalgia y el presente

María Gil Lastra

La Oreja de Van Gogh compaginó sus canciones más añoradas con temas de su nuevo álbum en un concierto cargado de emociones

PABLO PRUNEDA y PAULA DE RUFINO

‘Estoy contigo’. La Oreja de Van Gogh abrió el domingo su actuación en Santander –un cuarto asalto de los conciertos de Música en Grande–, con una de las canciones más emblemáticas de su último álbum ‘Planeta Imaginario’. El grupo donostiarra quiso dejar bien claro desde un principio que iba a estar entregado a su público durante las más de dos horas y media de directo que ofrecieron sobre el escenario de La Magdalena.

Ni el mal tiempo, ni una lluvia intermitente, que a ratos se iba y a ratos volvía, impidió que los miles de seguidores de la banda se entregaran al disfrute. Si el viernes Leiva e Iván Ferreiro pusieron el tono más rebelde y guerrero; el sábado Rulo y La Contrabanda impulsaron la emoción y la complicidad; fue la Oreja de Van Gogh quien alcanzó el estilo más íntimo y personal.

Mezclaron con gusto una amalgama de temas míticos con otros más actuales, que emanan una madurez e introspección personal que son la impronta del paso de los años. Pero fueron los clásicos los que despertaron la nostalgia de un público que identificó todos esos acordes como parte de la banda sonora de su infancia y adolescencia.

«¿Cantáis conmigo esta canción?», preguntó Leire Martínez a su público para que le acompañaran ‘En su último Vals’. Unos seguidores que se fueron animando poco a poco, en un ligero contoneo al ritmo de ‘París’, ‘Inmortal’, ‘20 de enero’, ‘Rosas’ y que con las últimas gotas de lluvia se entregaron a un gran cóctel de éxitos como ‘Jueves’, ‘La playa’, ‘Pálida luna’ y ‘La niña que llora en tus fiestas’, que dio fin a una a una ronda de bises. Sobre el escenario, junto a Leire, los habituales, Xabi San Martín ( teclados), Harizt Garde (batería), Álvaro Fuentes (bajo) y Pablo Benegas (guitarra), que forman un todo y muestran una complicidad de 21 años que solo se reconoce en aquellos que han compartido juntos momentos como el vivido ayer en La Magdalena.

Después de una pequeña espera, tras ‘ El primer día del resto de mi vida’, la fuerza de la voz de Leire se fundió con la suavidad de los teclados de Xabi en el ritmo lento y cautivador de la canción ‘Jueves’. Tal vez uno de los temas más especiales y sentimentales compuesto para recaudar fondos para los afectados del 11 de marzo en Madrid. En esta ocasión esos cinco minutos de dulce armonía también sirvieron para dar gracias a la audiencia por apoyar la causa solidaria del concierto. Los espectadores contribuyeron de esta manera con el proyecto de la Escuela Infantil Marqués de Valterra. El 50% de la recaudación de las entradas irá destinado a esta guardería del Barrio Pesquero.

Marlon y Fonseca quisieron unirse a la causa solidaria teloneando a la Oreja de Van Gogh. Los asturianos fueron los encargados de romper el hielo de la velada con su estilo pop mientras que el colombiano aportó su inconfundible ritmo latino.

«Volveremos Santander», aseguró una Leire, cuyo brillo de ojos eclipsó a las demás luces y focos que emanaban del escenario.

Fotos

Vídeos