El parte médico de Bustamante, a la Fiscalía

El parte médico de Bustamante, a la Fiscalía
Javier Cotera

Un médico de urgencias atendió al cantante en un hotel de la ciudad y utilizó indebidamente un impreso del centro sanitario. El Defensor del Paciente ha llevado los hechos a la Fiscalía Superior de Castilla y León

DM .
DM .Valladolid

La afonía que, presuntamente, sufrió David Bustamante el pasado sábado, le va a causar más dolores de cabeza que de garganta. La dolencia le llevó a suspender el concierto que tenía previsto ofrecer en Laguna de Duero. Pero la historia no ha terminado con la devolución del importe de las entradas; llegará finalmente a la Fiscalía Superior de Castilla y León.

Como informa El Norte de Castilla, el Defensor del Paciente decidió poner los hechos en su conocimiento tras confirmar Sacyl que un médico de urgencias del Clínico Universitario de la capital atendió «con carácter privado» al artista en un hotel de la ciudad y utilizó indebidamente un impreso con membrete del referido centro sanitario. El documento sirvió para justificar la decisión del cantante cántabro de cancelar el concierto programado al presentar una faringoamigdalitis y afonía.

Ahora, el Defensor del Paciente, tal y como informa a través de un comunicado, ha optado por acudir al Fiscal Superior de Castilla y León, Manuel Martín Granizo, para que se investigue lo ocurrido ante el posible uso de los medios públicos para fines particulares.

«Lo que pagamos todos lo utilizan algunos médicos como si de su finca se tratara, como éste a su antojo y sus amiguitos, y los demás pobres esperando horas y horas para ser atendidos en urgencias. Entendemos que esto entra irremediablemente en la parte jurisdiccional ya que se pone en riesgo la salud de los ciudadanos», informa Europa Press.

En su escrito, el colectivo considera también «difícil de creer» y «de juzgado» que el informe del facultativo recoja una serie de términos que ponen incluso en entredicho su capacidad a la hora de escribir, en alusión a que receta «augmentino», en lugar de Augmentine, y recomiende «repovo», cuando quería decir reposo. «¿Qué personal médico contrata la Consejería de sanidad?», se pregunta Defensor del Paciente.

«Absoluta indignación» de su representante

Por otro lado, GTS, la oficina de management del cantante David Bustamante, ha manifestado su «absoluta indignación por el desagradable cuestionamiento de la salud del artista», haciendo reserva de «los derechos que correspondan para defender la intimidad del artista ante intromisiones ilegítimas, así como su buen nombre y reputación».

David Bustamante canceló un concierto el pasado sábado 2 de septiembre en Laguna de Duero (Valladolid), alegando faringoamigdalitis aguda y afonía. La Junta de Castilla y León procedió entonces a una investigación para ver por qué se utilizó un documento del Hospital Clínico de Valladolid para hacer un informe cuando el paciente no había sido atendido en el mismo.

En todo caso, la compañía señala que la Consejería de Sanidad de Castilla y León ha emitido posteriormente un comunicado clarificando los hechos, en los que describe que ha tenido conocimiento de que un facultativo del centro, adscrito al Servicio de Urgencias, «atendió al artista en el hotel fuera de su horario laboral y con carácter privado».

«Bustamante confía en su pronta recuperación para poder seguir con su gira de conciertos», añade GTS, que espera que el comunicado de la Junta aclare cualquier duda. GTS recuerda que el pasado 2 de septiembre el cantante se vio aquejado de fiebre y de una severa afonía y tras ser revisado su estado, fue diagnosticado de faringoamigdalitis aguda y afonía requiriéndose su reposo vocal por 24-48 horas y viéndose imposibilitado para realizar el concierto programado.

Asimismo, añade que el diagnóstico fue reflejado en el parte médico que se le entregó al artista y que GTS hizo llegar al promotor del concierto como justificante.

Fotos

Vídeos