El promotor del concierto duda de que Bustamante estuviera en Valladolid

David Bustamante, en el concierto ofrecido este verano en Tanos.
David Bustamante, en el concierto ofrecido este verano en Tanos. / Luis Palomeque

Reclama más datos sobre el hotel en el que le atendió el médico tras perder más de 25.000 euros con la producción

J. NIETOLaguna de Duero (Valladolid)

El promotor del concierto que David Bustamante canceló en Laguna de Duero el pasado 2 de septiembre, Miguel Fernández, reclamó ayer una mayor información que avale que el artista cántabro estuvo en la capital vallisoletana el pasado sábado, cuando presumiblemente recibió atención médica a su problema de garganta y decidió cancelar la actuación. El promotor solicita así más datos, tanto el nombre del hotel en el que se hospedó, como la hora a la que llegó y el momento del día en el que se marchó y abandonó la ciudad. Fernández quiso así ir más allá y no conformarse solo con la información que ayer ofreció la Consejería de Sanidad de la Junta de Castilla y León, que en un comunicado afirmó que fue un facultativo sanitario del Servicio de Urgencias del Hospital Clínico Universitario quien atendió al artista cántabro en su hotel de una faringoamigdalitis aguda y afonía que le imposibilitaba para actuar, por lo que el médico actuó con carácter privado y fuera de su horario laboral.

El comunicado de Sanidad precisaba además que el facultativo redactó el informe en un impreso con membrete del centro hospitalario, una «práctica errónea» para esta asistencia sanitaria, pues fue de carácter privado. En este sentido, la Gerencia del Hospital informaba de que ha solicitado el inicio de una información reservada para aclarar esta actuación y sus posibles consecuencias.

Si bien, aunque la Gerencia del Hospital consideraba en dicho comunicado que estas circunstancias irregulares quedaban «explicadas», para el promotor del concierto de David Bustamante el escrito de la Consejería no es explicación suficiente para que pueda dar por cancelado este asunto, pues según precisó las pérdidas económicas que ha sufrido con la suspensión del concierto han sido notables. «A mi me ha hecho perder más de 25.000 euros en gastos de producción, publicidad o seguridad y todavía hay puntos que hay que esclarecer», añadió.

Fue precisamente la propia Consejería de Sanidad la que confirmó que el parte médico del Servicio de Urgencias del Hospital Clínico que David Bustamante entregó para justificar su enfermedad no se correspondía con el formato habitual del centro médico y que el Servicio de Urgencias del centro hospitalario no asistió al artista cántabro en la jornada del pasado sábado, 2 de septiembre. Por esta razón la Consejería de Sanidad inició una investigación interna cuyas conclusiones se desvelaron ayer, cuando dio a conocer el servicio que prestó con carácter privado este facultativo del Hospital Clínico.

Ver más

Fotos

Vídeos