«Los musicales son una terapia para el alma»

Javier Naval

Cayetano Fernández protagoniza junto a Rosa Valenty el espectáculo 'Un chico de revista', que este sábado inicia su gira nacional en el Palacio de Festivales

ROSA M. RUIZ

El joven actor Cayetano Fernández (Puebla de la Calzada, Badajoz, 1989) coincide con Rafael, el personaje que interpreta en 'Un chico de revista', en su pasión por las artes escénicas y en que se vio obligado a abandonar su pueblo bien joven para labrarse camino en Madrid. En la obra, que representará este sábado en la sala Argenta del Palacio de Festivales, Rafael es un joven gitano con grandes cualidades para el flamenco aunque su verdadero sueño es convertirse en un boy de revista. El azar le une a Yolanda del Val, una caprichosa vedette y tras una serie de enredos acaba cumpliendo su deseo. La obra, que fue revelación en La Latina durante la temporada pasada, inicia su gira nacional en Santander.

Pese a su juventud, Cayetano Fernández tiene un currículum bien extenso en el mundo del teatro y los musicales. Ha trabajado en 'El cabaret de los hombres malditos'; en 'Pluto', a las órdenes de Magüi Mira; en 'Mamma mía' o en 'El tren de los sueños' entre otras obras. Y asegura estar encantado de participar en este montaje de Juan Andrés Araque que ha hecho resucitar el género de la revista, pero con el formato y calidad de los musicales del siglo XXI.

EL ESPECTÁCULO

Título
'Un chico de revista', de Juan Andrés Araque Pérez.
Dirección de escena
Juan Luís Iborra.
Elenco
Edu Morlans, Rosa Valenty, Cayetano Fernández, Pepa Rous, Elisa Mantilla...
Escenario
Sala Argenta del Palacio de Festivales. El próximo sábado a las 20.30 horas.

«Es curioso, mi abuelo de pequeño me ponía algún vídeo de revista, pero era muy pequeño y tengo que confesar que no me gustaba nada. Me empezó a interesar siendo más mayor cuando me fijé en los musicales y cuando en la carrera estudiamos su historia. Para mí, que me encanta actuar, cantar y bailar, poder hacerlo todo a la vez significa mucho y además tiene luces, trajes y mucho colorido», reconoce.

Para que la revista, género que triunfó en España en los 50 y 60 tenga interés en la actualidad, ante un público joven que no sabe quien es Celia Gámez, se han actualizado muchas cosas según señala. «César Belda a hecho un gran trabajo. Una de las sorpresas de la obra es que ha conseguido que las canciones de aquella época parezcan contemporáneas con ritmos actuales.». Luego por otro lado, se presenta una historia completa, con su principio y final. «Es más un musical que una revista, aunque tiene mucho de aquel género», dice.

Comparte protagonismo con Rosa Valenty a la que se le ha reservado un personaje que conoce bien, el de vedette de revista. En este mismo periódico la artista reconoció que para ella era un «gustazo» estar rodeada de actores tan jóvenes en 'Un chico de la revista' y ahora es Cayetano Fernández el que dice que «ella es otra actriz joven. Teníais que verla con nosotros en los ensayos. Desborda vitalidad y una energía que ya nos gustaría tener a muchos. Además está entusiasmada de volver a hacer una revista ella que ha hecho tantas».

El actor explica que los musicales son un género muy completo «también es el más cansado», pero asegura que «nos lo pasamos muy bien haciéndolo. Son divertidos desde que empiezan hasta que acaban y hacen que tanto actores como presentadores estén con la pilas puestas todo el espectáculo. Nosotros estamos todo el rato moviéndonos, bailando, cambiándonos de traje y eso además de para el cuerpo también vienen bien para el alma».

Vocaciones

Preguntado por el auge de los musicales, reconoce que es cierto que han resurgido en los últimos años y destaca que esta temporada va a haber varios estrenos en Madrid como 'Billy Elliot' o 'La familia Adams' «y eso está genial. A ver si vuelven a rebrotar otra vez y también el teatro en general. Por suerte, obras de teatro hay muchas, pero público hay poco», lamenta.

Cayetano Fernández decidió ser actor de bien pequeño. «Yo soy de Puebla de la Calzada, un pueblo de Extremadura y siendo bien pequeño en algún sitio escuché que había una Real Escuela Superior de Arte Dramático (Resard) y ya con doce años le decía a mi madre que yo quería estudiar allí. Empecé haciendo teatro allí y hasta ahora no me he bajado del escenario. A los 16 años me vine a Madrid, también he estado becado en Londres. Cuando empecé a estudiar me di cuenta de que también podía cantar y bailar y que eso me iba a venir muy bien a la hora de trabajar».

Por eso si se le pide que aconseje a otros jóvenes que como él, o como Rafael el personaje de 'Un chico de revista', dejan un pueblo pequeño para oir a Madrid a probar fortuna lo tiene bien claro. «Hay que arriesgarse y no esperar a que te vengan a buscar a casa, pero también hay que prepararse bien. Si se tiene clara la vocación hay que seguirla».

Fotos

Vídeos