'Un día perfecto'

vídeo

Tráiler de 'Un día perfecto'.

  • Fernando León de Aranoa cuenta el horror de la guerra en su filme más internacional, con Benicio del Toro y Tim Robbins al frente de un reparto que intenta conjugar drama y humor

Con varios goyas en casa Fernando León de Aranoa dice que ganar un Oscar no le quita el sueño. Pero el director de 'Familia', 'Barrio', 'Los lunes al sol' y 'Princesas' regresa con su apuesta más ambiciosa e internacional. 'Un día perfecto' llega el viernes a las pantallas cargada de estrellas. Dos genios con Oscar, Benicio del Toro y Tim Robbins, le dieron el sí para una película que cuenta el horror de la guerra dando la espalda a la sangre, las balas y las explosiones. Lo hace trufando el drama de notas de humor salvaje, con Olga Kurylenco y la francesa Mélanie Thierry, talentos locales como Sergi López y soprendentes hallazgos como Eldar Residovic, Nikola, un chico que ignora que la guerra ha matado a sus padres.

"El desafío era mostrar el horror de la violencia sin violencia, contar la guerra desde el lugar menos obvio, que quizá sean los combates y el frente", comentó ayer el cineasta que narra un duro día de trabajo de un extraño grupo de cooperantes internacionales en los Balcanes.

¿Road-movie humanitaria? ¿Tragicomedia bélica? "Es como uno de esos juegos de muñecas rusas. Un drama dentro de una road-movie, dentro de una película bélica y a su vez envuelta en una comedia", explica el madrileño si se le reclama etiquetar una película "en la que importa el paisaje humano". "Mi género es la vida", sentencia.

Admite que "el humor es lo que más llega" y le permite moverse "por las zonas más oscuras y las más brillantes". Un humor que se apuntaba ya en la novela de Paula Farias -"Dejarse llover"- que da pie a la película "pero que está en la realidad". "Ayuda a sobrellevar las situaciones dramáticas, es un herramienta de trabajo para poner distancia y no dejar que la tragedia y el drama te supere".