Saoirse Ronan, una actriz todoterreno

Saoirse Ronan, en 'Brooklyn'.
Saoirse Ronan, en 'Brooklyn'. / Archivo
  • Contenida, seria, reconcentrada, la intérprete de 'Brooklyn' tiene la virtud de parecer mayor, lo que le ha deparado oportunidades que a otras compañeras más aniñadas no se les han dado

Esta simpática irlandesa ha logrado, sin haber cumplido aún los 22 años, llegar a candidata al Oscar a la mejor actriz por 'Brooklyn'. No es tan sorprendente si pensamos que con solo 12 ya fue nominada como actriz de reparto por su interpretación de impresionable niña en 'Expiación'.

Y es que Saoirse Ronan se puso delante de las cámaras con tan solo 9 años. Eso estaba descontado por ser hija de actores que, por cierto, hicieron, paradojas de la vida y el arte, el camino inverso que la chica que interpreta en 'Brooklyn'. Saoirse nació en Nueva York y a los pocos años emigró a Irlanda, mientras que en el filme su personaje emigra al Nueva York de los cincuenta desde una Irlanda que aún no era meca de las grandes multinacionales puntocom, y donde se le plantea la dicotomía de elegir entre su futuro en Estados Unidos o su pasado irlandés.

Saoirse es una actriz contenida, seria, reconcentrada, que tiene la virtud de parecer mayor, lo que le ha deparado oportunidades que a otras compañeras más aniñadas no se les han dado. Por eso tiene ya una carrera en la que puede presumir de haber sido la hermana de Keira Knightley en 'Expiación', la hija de Michelle Pfeiffer en 'El novio de mi madre', la victima de Stanley Tucci en 'Desde mi cielo', la huérfana con la que carga Colin Farrell en 'Camino a la libertad' o la protegida de Ralph Finnes en 'El Gran Hotel Budapest'.

Una espectacular trayectoria que también ha pagado su peaje a las producciones taquilleras, protagonizando el filme para adolescentes 'La huésped', que no tuvo el éxito previsto. Un pequeño traspiés como el que padeció cuando no le dieron el papel de Luna en la saga millonaria de Harry Potter.

Ronan aún no ha sido encasillada, lo que es bueno porque los productores andan desconcertados al considerarla una todoterreno, y le ofrecen varios tipos de personajes, desde la vecina de al lado a la dura heroína, aunque debería probar su talento en la comedia.

Hándicap

Su hándicap para dormir con el 'tío Oscar' el día 28 es encabezar una película pequeña. Pero se abre una ventana de oportunidad por el descarte de unas rivales con más peros que ella, y eso cuenta mucho en una competición en que las fobias pesan más que las filias. De todas formas, ella ya viene servida de casa, porque su nombre ya ha figurado en las nominaciones de los Bafta y a los Globos de Oro.

Pero lo cierto es que gane o pierda, con 21 años ya ha sido candidata a los Oscar dos veces, un comienzo que la podría poner a la altura de Meryl Streep, pues todavía le quedan dos décadas para llegar a la edad de fiscal de distrito y que el machista Hollywood la haga invisible. Con toda seguridad la volveremos a encontrar en estas reseñas sobre los Oscar a no tardar mucho.