«Queremos romper el cliché de que la Universidad sólo consiste en ir a clase»

Pepe Santos, en una de las aulas de la Facultad de Educación en la UC. / Roberto Ruiz

Pepe Santos, compositor, pianista y nuevo director del Aula de Música de la UC, se ha marcado como objetivos consolidar el trabajo desarrollado hasta ahora y atraer a un mayor número de estudiantes

Rosa Ruiz
ROSA RUIZSantander

Pepe Santos (Valladolid, 1971) forma parte del consejo de dirección del Aula de Música de la Universidad de Cantabria (UC) desde el año 2004. Profesor de Música en el IES Villajunco, donde también coordina el programa bilingüe; es compositor, pianista y muy conocido en el mundo musical de Cantabria. Acaba de ser nombrado director del Aula y, confiesa que está ilusionado y con un gran número de objetivos para esta nueva etapa que será continuista, aunque con el punto de mira en los estudiantes y en la juventud. Santos, que es autor de cuatro discos ( ‘Sinfonía de la montaña’ (2003), ‘Vida (2006), ‘Cruce de caminos’ (2010) y ‘Sistemia’ (2014), aboga porque ir a la Universidad consiste en mucho más que asistir a las clases y asegura que el Aula tendrá los oídos bien abiertos a las sugerencias que lleguen.

–¿Cuáles son sus objetivos en la dirección del Aula de Música?

–En los últimos años el Aula de Música ha hecho una labor magnífica tanto de difusión como de promoción así que mi intención es seguir en esa misma línea, pero también me gustaría ahondar más, sobre todo, en los estudiantes y en la juventud. Todavía hay quien piensa que a la Universidad sólo se viene a estudiar una carrera y nos hemos propuesto romper ese cliché. Porque es muchas más cosas.

–¿Qué es el Aula de Música?

–Es un espacio muy amplio, como la música, que es un mundo muy extenso aunque la mayoría de las veces la vivimos de forma parcelada. En este Aula nos hemos propuesto romper las barreras que hay en los mundos musicales y luchar contra esos tópicos cómo el de que se dedica a la música clásica no pueda hacer rock o heavy. Queremos traer cosas que nos permitan diversificar y experimentar. El Aula además de a la comunidad universitaria está abierta a cualquier persona que desee disfrutar de la música.

–Para ello cuentan con proyectos muy consolidados como es el de la Camerata Coral.

–Es una de las joyas del Aula. Tiene más de 30 años y ahora mismo está en un gran momento con Raúl Suárez como director. Tiene un gran reconocimiento fuera de Cantabria y vamos a seguir impulsando su trabajo, entre otras cosas con una mayor labor de difusión para darlo a conocer todavía más. El próximo mes de noviembre tenemos planteado un concierto didáctico que servirá para abrir las puertas de la Camerata a todo el público y a los estudiantes que quieran acercarse a ver uno de los ensayos y conozcan como se trabaja.

–¿Qué otras joyas tiene este Aula?

–El Ensemble UC que el pasado jueves dio un concierto en el Interfacultativo es otra joya, aunque es mucho más joven. Tiene seis años y aún le queda un largo camino por recorrer. Es una formación que dirige Víctor Aja con un repertorio variado y moderno. Queremos que sea más conocida en el campus entre los estudiantes con conocimientos de música y también en el de ofrecer más conciertos para que su trabajo llegue fuera de la Universidad.

–El Aula de Música tiene su propio ciclo de conciertos.

–Sí. Se celebra en la Escuela de Náutica y está a cargo de grupos, muchas veces internacionales, de gran nivel que ofrecen conciertos con una entrada asequible en torno a los tres euros. Nuestra idea es ir aumentando el número de actuaciones y buscar grupos o artistas jóvenes que estén despuntado.

–En Cantabria hay tres conservatorios con un elevado número de matriculas. ¿Esos estudiantes participan de todas estas actividades cuando llegan a la Universidad?

–Reconozco que eso es algo en lo que tenemos que trabajar. Tenemos que atraer a más estudiantes músicos o que en un momento dado hayan dejado el conservatorio. Nosotros, como ya he dicho, lo que queremos es que cuando se acaben las clases siga la vida en el campus, que nos conozcan y, sobre todo, que nos cuenten las que quieren que hagamos. Estamos deseando escuchar sus propuestas.

–Un poco ese el objetivo del recién creado Espacio de Música Universidad (EMU) que ha echado a andar el pasado jueves.

–Efectivamente. Es una nueva iniciativa que se desarrolla en la Casa del Estudiante. Se va a desarrollar un jueves de cada mes y la verdad es que el primero ha tenido bastante éxito. Cada sesión contará con un concierto o un taller, conferencia o cualquier otra actividad que nos demande la comunidad universitaria.

–¿La música puede cambiar el mundo?

–Desde luego y eso que estamos saturados. Escuchamos música por todas las partes: en casa, en el autobús, en las tiendas... hasta el ascensor. Eso no es bueno, porque nosotros mismos la devaluamos. Pero en el contexto adecuado tiene un poder enorme.

–¿Los universitarios tienen una buena educación musical?

–Creo que en Cantabria la música ha dejado de ser algo anecdótico en los planes de estudio y se le trata bien. Mis alumnos tienen una mejor cultura musical que la teníamos nuestra generación a su edad y es bueno porque la música es muy importante en la educación. Ahora que hablamos tanto de democracia. La música es una pata muy importante de la cultura y la cultura es necesaria para que la democracia funcione. Lo estamos viendo. Sin cultura es más fácil que nos traguemos los engaños.

–¿Por qué animaría a un universitario a participar de este Aula?

–Porque es una actividad social en la que va a conocer a muchas personas interesantes y porque la música es un enriquecimiento para el espíritu.

Fotos

Vídeos