James Franco: «Si no tienes talento, al final la gente se acaba cansando de ti»

James Franco como Tommy Wiseau en 'The Disaster Artist'. :: dm /
James Franco como Tommy Wiseau en 'The Disaster Artist'. :: dm

Concha de Oro en San Sebastián, 'The Disaster Artis' recrea el rodaje de 'The Room', considerada la peor película de todos los tiempos

OSKAR BELATEGUI

Bajo su aspecto de sex symbol, James Franco (Palo Alto, California, 1978) es lo más parecido a un hombre del Renacimiento en Hollywood. Actor, pintor, músico, escritor y modelo, la estrella de películas como 'Spider-Man' y '127 horas' es asimismo un prolífico director que ahora mismo tiene cinco largometrajes en diferentes estados de producción.

'The Disaster Artist', en la que se pone delante y detrás de las cámaras', es su consagración y se da como segura su nominación al Oscar. Concha de Oro en San Sebastián, donde Franco charló con EL CORREO, la cinta recrea el rodaje de 'The Room' (2003), considera la peor película de todos los tiempos. Su actor y director encarna a Tommy Wiseau, el excéntrico autor de un despropósito hoy de culto, que suplió su absoluta falta de talento a golpe de talonario.

- 'The Room' habla entre otras cosas de las miserias de ser actor, oficio en el que Wiseau intentó brillar.

- Yo todavía me frustro cuando trabajo en una película que no funciona del todo. Después tiendes a aislarte durante un tiempo. Al principio de tu carrera solo quieres actuar, aprovechas cualquier oportunidad. Si tienes suerte, después llega un momento en el que puedes elegir. Y entonces aparece el miedo: ¿Me baso en motivos artísticos o pienso a largo plazo en mi carrera? Yo aprendí pronto que solo podía trabajar con gente en la que creyera.

- ¿Todavía piensa igual?

- Sí. Como director trato de rodeame de gente con talento, por eso he montado mi productora. No hay que hacer películas solo por hacerlas. Casi tengo cuarenta años, ¿quién sabe cuántas me quedan por hacer?

- ¿Le gustaría borrar algo de su filmografía?

- ¡Por supuesto! Mil cosas.

- ¿Hay sitio en Hollywood para gente sin talento, como el protagonista de su película? ¿Basta con el entusiasmo?

- Si no tienes talento, puedes tener tu momento en Hollywood, pero no creo que dure. Al final, te acabará pasando factura. Hay personas -no te diré nombres- que han disfrutado del éxito por su físico o porque hicieron el papel que más les convenía. Y eso les dio una ventaja durante un tiempo, pero si no tienes talento, al final, la gente se cansa de ti.

- 'The Disaster Artist' habla de valores como la amistad y la solidaridad. ¿Existen en Hollywood?

- Hollywood es un sitio muy competitivo, no te voy a engañar, la gente casi desea que los demás no tengan éxito. Es un milagro que salgan películas que funcionen. Creo que deberíamos felicitarnos cuando ves que alguien ha hecho algo que ha gustado. Yo cuando disfruto de una película de un director joven trato de ponerme en contacto con él para felicitarle. Porque no nos decimos las cosas buenas. Y esa competencia oscura no me gusta nada. De eso habla también 'The Disaster Artist', de la fascinación por el fracaso, no he tratado de hacer ninguna parodia. Todo el mundo que ha intentado tener éxito en Hollywood puede verse reflejado en la pantalla.

El nuevo James Dean

- ¿Recuerda cuando llegó a Los Ángeles y tuvo que trabajar en McDonalds?

- Claro. Encuentro una conexión entre aquella época y 'The Disaster Artist', que no es solo la historia de un grupo de gente haciendo locuras. Cualquiera que tenga un sueño tiene que luchar muchísimo por sacarlo adelante. Me fui a Los Ángeles con el sueño de ser actor, pero mis padres me dijeron que tenía que ser autosuficiente. Tommy Wiseau pensó en ser el nuevo James Dean, y yo le pude interpretar en una película (un telefilme en 2001), así que sé muy bien lo que se siente. Tommy se sintió rechazado en Hollywood y quiso hacer 'The Room' para llenar ese vacío. No solo estaba tratando de expresarse como artista, sino que intentaba crear una familia.

- ¿No temía burlarse de Wiseau cuando le muestra siendo tan mal actor?

- Sus pésimas interpretaciones vienen también de un guion desastroso, no hay ningún actor que pueda hacer que funcionen esas frases. Él se ve a sí mismo como el gran tipo americano; no es que sea un gordo que se cree flaco, es que tiene pinta de vampiro pero él se ve como James Dean. Con 'The Room' creía que estaba haciendo un drama a lo Tennesse Williams, pero, claro, nadie lo vio así.

- ¿Cómo fue su relación él?

- Me dijo que quería que su personaje lo hicera Johnny Depp, y yo no puede evitar reírme. No vino al rodaje demasiado, pero una vez se presentó diciendo que quería hacer un cameo (breve aparición) conmigo. Apareció con coleta y con un bigote pintado.

- ¿Y a Wiseau le ha gustado 'The Disaster Artist'?

- En el estreno me confesó que le había gustado en un 99,9% y me invitó a comprobar la iluminación, ja, ja. Hay muchas pelis malas que no se ven, pero 'The Room' se ve una y otra vez. Creo que es porque Tommy le puso mucho corazón. Catorce años después, resulta que no es tan fracaso.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos