Un viaje por la contemporaneidad

El espacio de Santander Music diseñado por Bakea, autor del cartel del festival./Roberto Ruiz
El espacio de Santander Music diseñado por Bakea, autor del cartel del festival. / Roberto Ruiz

El Palacio de Exposiciones acoge hasta el miércoles esta cita en la que confluyen artistas veteranos con jóvenes promesas | Artesantander, que abrió ayer sus puertas con la participación de 42 galerías, muestra distintas formas de vivir los desplazamientos y una gran crítica social

Rosa Ruiz
ROSA RUIZSantander

Cuando a Gonzalo Sicre, el director de la Galería My Name's Lolita Art, Ramón García, le propuso que preparase una obra para exponer en Artesantander lo primero que le vino a la cabeza fue el viaje. El recorrido que hay desde Cartagena, donde reside, a la capital de Cantabria. Para ello se ayudó de Google maps lo que le dio la posibilidad de hacer un desplazamiento virtual que le ha llevado por distintas rutas, paisajes y monumentos en las que ha ido deteniendo el cursor y captar unas imágenes que luego ha plasmado en una serie de pinturas al óleo bajo el título de 'Trayecto sin peajes'. Esta galería madrileña es una de las 42 que desde ayer participan en la Feria Artesantander que, este año, reúne a artistas consagrados y jóvenes promesas tal y como destacó ayer Juan Riancho, director de la feria. «Las expectativas para esta edición son todas», señaló a este periódico y desde luego, a tenor de los resultados, razón no le falta ya que al cerrar las puertas del Palacio de Congresos donde se celebra se habían producido las primeras ventas y el número de visitantes recibidos superó el millar, muchos de ellos coleccionistas llegados de otras comunidades.

Al también galerista le llama la atención que varias de las propuestas tengan como objeto central el viaje y que al igual que Gonzalo Sicre hayan sido varios los artistas que se hayan inspirado en los desplazamientos para sus obras. «Unas visiones muy diferentes plasmadas en distintos formatos», aseguró.

Y es que también Ruth Gómez, presenta una colección en la que se centra en los paisajes que hay entre su ciudad natal, Valladolid, y Santander. La artista, que está representada por la bilbaína galería Espacio Marzana, muestra en '246 km'-título de su exposición- una serie de pinturas y dibujos en los que toma la luz como principal protagonista.

14 años después

Otro 'viajero' es Guillermo Oyágüez Montero, de la santanderina galería Estela Docal, que en '14 años después' presenta una serie sobre sus últimos viajes en los que el vehículo caravana no tiene nada que envidiar a la suite del mejor hotel.

La feria, que fue inaugurada por la alcaldesa de Santander, Gema Igual, la directora general de Cultura, Marina Bolado, y la concejala de Cultura, Miriam Díaz, ofrece también en esta edición la mirada crítica de muchos de los artistas. Desde Lanzarote, que este año tiene su propio stand con el Cabildo de Canarias, Rigoberto Camacho denuncia en 'La entallada', proyecto realizado ex profeso para esta Artesantander, el periplo y la denigrante situación de los emigrantes que se acercan a las costas canarias en patera desde 1994 hasta 2009. Lo hace por medio de unas cabezas anónimas, maximizadas y amontonadas, como si fueran los restos de un matadero, en las que ha grabado el número de las personas que llegaron a su isla por este medio. El artista centra su discurso únicamente en el trayecto -otra vez el viaje como objeto de inspiración- frenando su indignación en la entrada de las islas. El consejero de Cultura del Cabildo, Óscar Pérez, fue otro de los asistentes a la inauguración, junto a Fanny Tur, consejera del mismo área en las islas Baleares y que también cuentan con su propio expositor, con una muestra colectiva, comisariada por la cántabra Mónica Álvarez Careaga.

Desde Badajoz, la galería Ángeles Baños, también propone una reflexión acerca de los aspectos conflictivos que caracterizan la posición del hombre occidental en el presente con respecto a su contexto, tanto natural como cultural. La serie 'Yo, Baltazar Torres, entre tú y el mundo', del artista del mismo nombre y que es un viejo conocido de Santander ya que una de sus esculturas, 'Hacia el futuro' está instalada en la rampa de Sotileza desde el año 2010. En esta ocasión pretende avisar al público sobre la dificultad contemporánea de construir algún espacio propicio al crecimiento personal o colectivo. De paso critica la crisis inmobiliaria y las propuestas de los políticos que, en la mayoría de las ocasiones quedan en saco roto.

"Gritar hasta el alma"

'Missed call' es el título del trabajo de Gema Rupérez que llega por primera a Santander de la mano de la galería zaragozana A del Arte. En su proyecto se contrapone la poesía con su contrario en el imaginario colectivo la prostitución. Para ello la artista publicó en la sección de contactos de un diario local versos extraídos de poemas de amor escritos por mujeres reconocidas. Uno de ellos correspondiente a un poema de Alejandra Pizarnik: «Se gritar hasta el alma: Alejandra».

Los anuncios, diferentes entre sí están asociados a un teléfono, un móvil activo que forma parte de la instalación. Así mientras el visitante permanece en el expositor se van oyendo y registrando las llamadas reales que hacen los interesados en ese anuncio. «El teléfono, lógicamente, nunca se responde. Pero es impactante y tensiona oír las sucesivas llamadas. Mi idea era enfrentar algo tan sublime como la poesía con la prostitución», reconoce.

La edición que ayer abrió sus puertas y que se clausurará el miércoles, cuenta además con la presencia de cuatro galerías europeas procedentes de Polonia, Italia y dos de Alemania.

Fotos

Vídeos