La Gimnástica sigue imbatible

Siro controla un balón ante la medular local.
Siro controla un balón ante la medular local. / Antonio 'Sane'
  • Los torrelaveguenses se consolidan en lo más alto de la clasificación tras sumar siete victorias consecutivas

La Gimnástica sumó su séptima victoria consecutiva al superar al Meruelo. Los de Chiri controlaron el partido durante la primera parte, y aunque no supieron sentenciar en la segunda se las arreglaron para amarrar los tres puntos. Los de Jano, a pesar de su posición en la clasificación, mostraron una buena imagen y a punto estuvieron de sorprender y lograr la igualada en el tramo final.

En torno al cuarto de hora, Montiel, con ayuda involuntaria de Tolas, se encargó de adelantar a la Gimnástica. El remate del extremo gimnástico golpeó en el atacante local y el esférico acabó introduciéndose en la portería defendida por Juan. Aunque cinco minutos después el guardameta local evitó el segundo tanto visitante al detener un gran remate de Maxi.

Eso sí, nada pudo hacer para evitar que el conjunto torrelaveguense ampliase las diferencias en el minuto veintitrés. Siro se encargó de enviar al fondo de las mallas un balón despejado por la zaga local tras un centro desde la banda de Vitienes. Con dos a cero y viendo la trayectoria de ambos conjuntos en la temporada y en las últimas jornadas -los de Chiri venían de marcarle siete al Bezana- se hacía presagiar un nuevo paseo gimnástico. Pero no fue así.

El Meruelo reaccionó. Los de Jano perdieron el respeto que parecían mostrar al líder durante la primera media hora de juego y empezaron a llegar a la portería defendida por Puras. El empuje local acabó traduciéndose en gol en el minuto cuarenta y tres. A la salida de un córner, Tolas se adelantó a la defensa visitante y recortó las diferencias gracias a un extraordinario remate ante el que nada pudo hacer Puras.

Si la Gimnástica había llevado el peso del encuentro durante los primeros 45 minutos, en la reanudación fue el Meruelo el que dio un paso adelante. La presión realizada por los hombres de Jano daba sus frutos y obligaba a los visitantes prácticamente a renunciar al pase en corto para evitar sustos.

A pesar de no mostrar la misma fluidez de la primera parte, la Gimnástica dispuso de dos grandes ocasiones para sellar la victoria. Primo tuvo la primera pero Juan, gracias a una extraordinaria intervención en el mano a mano, se encargó de dejar al máximo goleador de la competición sin anotar. Mario tuvo la segunda por medio de un gran testarazo. El central envió al larguero un preciso golpe franco ejecutado por Maxi Sepúlveda. En el minuto 80, Ander dispuso de una de las mejores ocasiones del Meruelo para lograr la igualada. El atacante local se sacó un potente disparo tras completar una gran jugada personal y obligó a Puras a emplearse a fondo para salvar la victoria. El guardameta llegado del Racing el pasado verano completó una soberbia actuación certificando que la portería torrelaveguense está bien protegida a pesar de la marcha de Pablo Herrero.

El Meruelo pidió un penalti

En el tramo final pudo habérsele complicado mucho el partido al cuadro visitante cuando Zamorano reclamó penalti por una caída en el área. El colegiado Arias de Juana no vio infracción alguna en la acción y acabó mostrando tarjeta amarilla al atacante por sus protestas. La Gimnástica tratará de mantener su imbatibilidad la próxima semana ante el Colindres mientras que el Meruelo intentará conseguir su primer triunfo de la temporada en el complicado campo del Cayón.