balonmano | liga asobal

Bidasoa Irún se lleva los puntos de Santander

Uno de los instantes del encuentro celebrado en La Albericia.
Uno de los instantes del encuentro celebrado en La Albericia. / DM
  • Los cántabros acusaron en La Albericia su falta de acierto de cara a la portería

El Bidasoa Irún se impuso con autoridad en La Albericia al DS Auto Gómas Sinfín (22-27) en un encuentro que los hombres dirigidos por Jacobo Cuétara controlaron de principio a fin y en el que los locales se vieron penalizados por su falta de acierto de cara a portería.

Desde el primer momento empezó mejor el Bidasoa Irún, que logró un parcial de 0-2 en los primeros minutos, bien dirigidos por Lancina en ataque y con una defensa en formación 6-0 sin fisuras.

Aunque los locales llegaron a empatar el encuentro, antes de alcanzar el minuto 10 de partido los irundarras consiguieron un parcial de 0-5 y situar el marcador en un 2-7 que obligó a Rodrigo Reñones a pedir tiempo muerto.

Las palabras de Reñones surtieron efecto en sus jugadores, que en los siguientes minutos recortaron la ventaja a tres tantos y mejoraron en el aspecto defensivo y en ataque. Sin embargo, las exclusiones consecutivas de Jorajuría y Prieto frenaron momentáneamente este impulso local.

El Bidasoa Irún supo mantener su renta en los siguientes minutos y, en los últimos compases de la primera parte, de nuevo su fortaleza defensiva, con un gran Dejanovic bajo los palos, le permitió irse al descanso con ventaja de cinco (10-15).

En la segunda parte el DS Auto Gomas Sinfín pareció entrar con algo más de intensidad, el portero Ernesto también apareció con un par de paradas consecutivas, pero el equipo seguía mostrando serios problemas para marcar, lo que le dificultaba recortar distancias.

Esto obligó de nuevo a Reñones a pedir un tiempo muerto al alcanzar el ecuador de la segunda parte, con el marcador 17-22, y su equipo cambió a defensa 5-1 con el objetivo de aumentar la presión.

El cambio no consiguió el efecto deseado y el Bidasoa Irún no sufrió en exceso para mantener su ventaja, que osciló hasta el final entre los cuatro y los cinco goles, gracias al acierto y la variedad anotadora de todo el equipo y las paradas de Dejanovic.

En los últimos instantes del partido el conjunto local bajó definitivamente los brazos y los irundarras se llevaron los puntos en un partido que dominaron de principio a fin.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate