http://static.eldiariomontanes.es/www/menu/img/25-aniversario-juegos-olimpicos-barcelona-1992-desktop.jpg

Egerszegi, la reina de las piscinas

Krisztina Egerszegi.
Krisztina Egerszegi.

La precoz 'ratoncita' ganó tres títulos en una cita olímpica, algo sólo conseguido por Debbie Meyer, Janet Evans y Kristin Otto

Javier Varela
JAVIER VARELAMadrid

La nadadora húngara Krisztina Egerszegi fue sin discusión la reina de los Juegos de Barcelona'92. En las piscinas Picornell, donde las vistas de Barcelona se convirtieron en uno de los grandes reclamos de la cita olímpica, la 'ratoncita' -como era conocida en su país natal por un juego de palabras con su apellido, ya que ratón en húngaro es 'egér'- pasó a la historia como la mejor deportista de los Juegos de Barcelona gracias a la conquista de tres medallas de oro: en los 100 metros y 200 metros espalda y en los 400 metros estilos. Su triplete en 1992 la convirtió en la cuarta mujer que conseguía tres oros en una cita olímpica tras Debbie Meyer, Janet Evans y Kristin Otto.

Más información

Egerszegi empezó a nadar muy joven, a los cuatro años, y muy pronto demostró su potencial. Se puso a las órdenes de Kiss Laszlo, con el que estuvo toda su carrera y que le permitió mejorar hasta hacerse un hueco entre las mejores. Su primer gran éxito lo logró en los Juegos de Seúl'88, donde se convirtió en la campeona olímpica de natación más joven de la historia, al conquistar el oro en los 200 metros espalda -también ganó un bronce en los 400 estilos- con sólo 14 años y 46 kilos.

Su prueba fetiche -en la que batió el récord del mundo (2'06''62) que estuvo vigente durante 17 años- fue los 200 espalda, en la que repitió victoria en los Juegos Olímpicos de Atlanta en 1996 -allí también logró una plata en los 100 espalda-. Unos éxitos que sirvieron para poner un broche de oro a su carrera con sólo 22 años y siete medallas olímpicas. Cinco años después de 'colgar el bañador', el Comité Olímpico Internacional (COI) le concedió su máxima distinción, la Orden Olímpica de Oro, que le entregó Juan Antonio Samaranch, entonces presidente del organismo y máximo exponente de los Juegos de Barcelona.

Fotos

Vídeos