Triatlón

Bolado pone rumbo a los Nacionales y al Ironman de Roth

Sergio Bolado, en plena competición en Terras del Ebre. /DM .
Sergio Bolado, en plena competición en Terras del Ebre. / DM .

El triatleta cántabro, que este año disputará los Campeonatos de España de media y larga distancia, se codea con la élite en Torres del Ebre

Marcos Menocal
MARCOS MENOCALSantander

Al cántabro Sergio Bolado (1985, Santander) le van los retos. De entrada, este año ha decidido pelear por un hueco entre los mejores de la élite nacional del triatlón. Después de varias temporadas compitiendo en las distintas modalidades que este deporte ofrece, en 2018 ha decidido dar un salto más y centrarse en tres objetivos muy concretos: los campeonatos de España de media y larga distancia y el Ironman de Roth (Alemania), uno de los más importantes del calendario mundial, con permiso de Hawai.

Compagina su vida laboral con los maratonianos y exigentes entrenamientos diarios y su vida es una contrarreloj. «Hay que hacer encaje de bolillos para sacar cuatro horas diarias para entrenar con ocho de trabajo». No obstante, en las últimas dos temporadas ha dado un salto de calidad que le ha permitido codearse con la élite. «Cada año intentó superarme y de momento las cosas están saliendo bien», asegura el cántabro, al tiempo que saborea su última actuación. Hace unos días logró subirse al podio en el prestigioso triatlón Olímpico de Terras del Ebre (Tarragona). El cántabro se hizo con la tercera posición en la categoría élite después de una demostración de poderío en los segmentos de ciclismo y de carrera a pie que le permitieron remontar una natación discreta. Bolado se clasificó por detrás de Daniel Múgica (Madrid) y Xavier Torrades (Cataluña), dos de los triatletas más destacados del país. La prueba se disputó sobre las distancias de 3.000 metros de natación, 90 kilómetros de ciclismo y 20 de carrera a pie. «Fue muy dura porque tuve que remontar bastante», explica. Salió del agua a cuatro minutos de la cabeza, pero después de rodar a más de 40 kilómetros a la hora en bicicleta se colocó sexto en la segunda transición para finalmente acabar tercero. «Este año estoy mejorando el ciclismo, que siempre ha sido mi mejor segmento, y en la carrera a pie me siento competitivo», admite. El calor y la humedad en pleno Delta del Ebro azotaron fuerte a los 500 participantes, buena parte de ellos los más destacados del panorama nacional.

Bolado prepara a conciencia sus principales citas del año, los Nacionales de media y larga distancia. «Son pruebas que me van mejor y espero que este año salgan bien». La primera la tiene en apenas tres semanas en Guadalajara. «Llego bien. Además es clasificatorio para el Europeo que este año se disputa en Ibiza y con lograr la clasificación me vale». Aún se desconoce la participación en la prueba, por lo que hablar de enemigos para la plazas de privilegio es una incógnita. Posteriormente acudirá a Roth (1 de julio) con un objetivo claro: «Quiero bajar de las nueve horas. En una prueba tan larga es muy difícil hacer pronósticos, pero espero que salgan los entrenamientos de todo el año y lo consiga». La cita alemana se corre sobre las distancias de 3,8 kilómetros a nado, 180 en bicicleta y 42 a pie. Después se tomará una semana de descanso y emprenderá el último tramo de la temporada con la vista puesta en el 26 de agosto en Pontevedra (Larga distancia): «Quiero estar con los mejores. Confío en que el volumen de entrenamientos me hagan llegar en un estado óptimo pese a lo avanzado de la temporada», pronostica el cántabro, miembro del equipo ilicitano A300w Elche Club.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos