ACB

Impar, bipolar y sin producto nacional

Gustavo Ayón  y Aleksandar Vezenkov (d), en la Supercopa.
Gustavo Ayón y Aleksandar Vezenkov (d), en la Supercopa. / EFE
  • Madrid y Barça son de nuevo los grandes favoritos al título de la Liga Endesa, reducida a 17 equipos y plagada de extranjeros

Un mes y una semana después de que el baloncesto español se colgase el bronce y la plata en los Juegos de Río, este viernes se inaugura la Liga Endesa, que aunque intentará aprovechar el tirón de los éxitos olímpicos esta temporada será impar (17 equipos), sigue sin apartarse de la bipolaridad (Real Madrid y Barcelona) y estará plagada de jugadores extranjeros. Golpeada por la fuga de estrellas españolas a la NBA y por la ausencia de producto nacional, con lo que ello supone de falta de identificación de los aficionados con sus equipos, la Liga Endesa sigue presumiendo de ser la mejor de Europa, pero corre peligro de perder interés y estrellarse.

Con sólo el 29% de jugadores nacidos en España, menos que nunca en la ACB, los dos grandes favoritos de siempre y una competición en la práctica cerrada -sin ascensos y descensos, consecuencia de un canon desproporcionado-, la Liga tampoco será abierta para los espectadores, aunque en esta ocasión pretende relanzarse con la novedad de retransmitir todos los partidos en directo por televisión (Movistar). Así, pese a una mayor calidad y el despliegue, irá acompañada de un notable descenso en las audiencias. También se verá golpeado el campeonato de la regularidad español por la competencia de la Euroliga, con un calendario continental sobrecargado, aunque la ACB se plantea nuevas vías de potenciación e insiste en que la Liga Endesa se encuentra «en un momento económico expansivo».

Con la renuncia del Gipuzkoa y la imposibilidad del Palencia, el Melilla y el Ourense de ingresar esta temporada en la élite a causa del canon económico (3,78 millones de euros) la Liga Endesa ha quedado reducida a 17 clubes, por lo que un equipo deberá descansar cada jornada. Hasta que el Palencia y el Melilla entren en la ACB el próximo curso, porque se garantiza que, esta vez sí, tras la clausura de la presente Liga ya habrá dos descensos a la LEB Oro -Estudiantes se ha salvado en dos ocasiones-, la competición será asimétrica, aunque su principal perjuicio no será por no mantener a los 18 habituales, sino por la preocupante ausencia de jugadores nacidos en España.

La alarma está dada por parte no sólo de la Asociación de Baloncestistas Profesionales (ABP), sino por la propia ACB, que reclama, como el mundo del deporte y la empresa en general, un cambio inmediato de la ley de mecenazgo, «para dar ventajas fiscales a los patrocinadores, potenciar las canteras y seguir generando talento deportivo», ya que, «de lo contrario el motor gripará», como reconoce el presidente de la patronal de clubes, Francisco Roca. Su homólogo en el sindicato, Alfonso Reyes, acusa a la ACB de no defender al jugador español y advierte de que «si no se cuida la identificación de los aficionados con los clubes el baloncesto desaparecerá».

También lamenta el baloncesto, además de las trampas con los pasaportes exprés, los cambios constantes de jugadores extranjeros que impiden a los seguidores crear un vínculo con los foráneos de sus propios equipos. Mientras esta temporada habrá un récord de españoles en la NBA (10 jugadores), la ACB, con un centenar de novedades (entre fichajes, cesiones y traslados de un club a otro), bate una plusmarca negativa con sólo el 32% de jugadores nacionales y seleccionables (comunitarios o asimilados). El Joventut es el único equipo que tiene más jugadores nacionales (seis) que extrajeros (cinco) en su plantilla provisional, mientras que en el polo opuesto, el Baskonia este año no dispone de uno solo que haya nacido en el país, ya que el internacional español Ilimane Diop es de origen senegalés y el nacionalizado Rafa Luz brasileño.

Igualmente, juega en contra de la competición que en las cinco últimas ediciones sólo haya conocido dos finalistas, los de siempre, que son reconocidos de nuevo por todos los técnicos de la ACB como los favoritos a conquistar la corona, que sería la tercera consecutiva para los blancos en el caso de revalidar el título. En este aspecto, aunque siempre haya aspirantes y soñadores, no hay ninguna novedad, pese a que una de las figuras de la competición, Rudy Fernández, destacase este jueves que «este año ha subido mucho la competencia en la Liga».

Horarios de la 1ª jornada:

Real Madrid-Unicaja. Mañana. 20:00 h. (0 y Movistar Deportes 1).

Estudiantes-Betis. Sábado. 19:00 h.

Obradoiro-Baskonia. Sábado. 20:00 h.

Zaragoza-Valencia. Domingo. 12:30 h.

Fuenlabrada-Bilbao. Domingo. 12:30 h.

Manresa-Barcelona. Domingo. 12:30 h.

Murcia-Joventut. Domingo. 12:30 h.

Gran Canaria-Tenerife. 18:30 h.