BALONCESTO

El 14 de febrero, día grande para la familia

vídeo

Willy Hernangómez. / AFP

  • Los hermanos Willy y Juancho Hernangómez se enfrentarán dentro de tres meses en el Madison

Willy Hernangómez se siente orgulloso de ver a tanto jugador español en las canchas de la NBA. «Este año hay tantos españoles (diez) que es algo increíble. Se confirma que en España se está haciendo un buen trabajo y que el deporte español trata de aprovechar las oportunidades que se están generando. Nosotros, las que tenemos aquí, en la mejor liga del mundo».

Se desplaza en avión privado con medidas especiales, para afrontar distancias terribles, ya que es «como viajar de Madrid a Moscú», por los kilómetros y las horas de vuelo. «Tengo apuntado el 14 de febrero en el calendario. Jugamos en Nueva York contra Denver Nuggets (el equipo de su hermano Juancho). Estarán todos mis amigos aquí, vendrá toda mi familia a ver ese partido... Voy a tener que comprar muchas entradas porque no nos dan tantas entradas para toda la familia y amigos que habrá para vernos a los dos. Espero que para ese momento en febrero estemos los dos en una situación distinta, pero será en cualquier caso algo muy especial poder jugar contra mi hermano en la NBA. Es una fecha que tengo marcada y con muchas ganas de que llegue».

Ambos tratan de huir de comparaciones. «Ellos eran los Gasol y nosotros Hernángomez. Mucha gente lo dice, pero los Gasol son únicos, como los Reyes. Juancho y yo estamos empezando nuestro camino en la NBA, somos muy ambiciosos y tenemos muchas ganas. ¿Por qué no en quince años se pueda decir que había otra familia que se llamaban los Hernángomez y que se hable de ellos? Es muy complicado poder igualar lo que han hecho Pau y Marc. Ojalá, pero creo que como los Gasol está claro que no».

Es un hombre agradecido y considera una buena noticia la renovación como seleccionador de Sergio Scariolo, al que considera uno de esos técnicos clave en su carrera junto a su querido Pichel, Aíto, Scott Roth, Luis Casimiro, Pablo Laso, Luis Guil y Orenga. «Estoy encantado de la noticia de la renovación de Scariolo. Estos años he tenido la oportunidad de trabajar con él, entrenando para el Mundial, el Europeo y después los Juegos. Me ha dado mucha confianza. Es esos técnicos que habla contigo, que te dice lo que quiere, lo que desea que mejores, lo que puedes dar y lo que aportas al equipo. Para la gente joven eso es muy importante. Además él, confía en mí y en las Olimpiadas me sentía importante en el grupo. No como en el Europeo, que quizá era el joven que va a sumar o a meter una canastita. En Río sentía más importante. Por eso yo estoy encantado con la decisión que han tomado la Federación y Sergio. Estoy deseando que llegue el verano y ver si llama para poder seguir».