Balonmano

Victoria vital y sufrida

El AutoGomas sufrió, pero arrancó una victoria en casa./Roberto Ruiz
El AutoGomas sufrió, pero arrancó una victoria en casa. / Roberto Ruiz

El Auto Gomas sufre para derrotar al líder en La Albericia tras desperdiciar la ventaja conseguida en el primer tiempo

RAFA GONZÁLEZ SANTANDER.

Triunfo muy sufrido por el DS Auto Gomas por 27-26 ante el Alcobendas en un partido cuya intensidad fue de más a menos. Los cántabros llegaron a tener hasta siete goles de ventaja, pero en la segunda mitad fueron perdieron fuerza y terminaron sufriendo para certificar una merecida victoria, también ante una pareja arbitral muy rigurosa con los de Reñones.

En el arranque, la defensa 6-0 del Sinfín, con una transición defensa-ataque Valverde-Pla, en nada se parecía a la de hace quince días. El Alcobendas respondía con un 5-1, sabedor de la debilidad del ataque 3-3 de los santanderinos ante este sistema. Pero los cántabros ya han aprendido de sus errores y desmontaron la madeja madrileña. Un parcial de 2-0 a los cinco minutos indicaba que tanto el ataque como la defensa de los de Reñones funcionó y a los trece minutos un 4-1 el rival pidió un tiempo muerto.

27 Auto Gomas

Villamarín, Nikolai (4), Barco (5), Postigo (1), Valles (7,4p), Valverde, Muñiz, siete inicial, Amarelle (1), Pla (7), Lastra, Sola, Kasumovic (1), Carvajal, Leo.

26 Alcobendas

Torres, Catalina (3), De la Rubia (5), Velasco (8P), Gimeno (5), Villoria, Jiménez (2), siete inicial, López (2), Alberto (1), Nieto, Ortega, Echevarria, Mikel.

Marcador cada cinco minutos.
1-0; 2-0; 6-2; 9-4; 12-5; 14-8; 16-9; 17-11; 21-15; 22-19; 25-22; 27-26.
Árbitros
Juan José y Carlos Javier Gude Prego del País Vasco. Excluyeron a Muñiz (3), Nikolai (2), Postigo y Valverde (3) delAutoGomas y a De la Rubia y Jiménez (2) delAlcobendas.

El Auto Gomas siguió mostrándose después con mas criterio en ataque, muy bien escoltado en el meta Villamarín cuando el Alcobendas se lanzaba al ataque. La primera línea formada por Pla, Valles y Amarelle superaba la defensa rival y el marcador comenzaba a decantarse a favor de los locales cuando llegó una de las acciones más aplaudidas por los aficionados: el séptimo gol local, forjado en un bonito vuelo de Pla sobre la defensa rival. Jugando con cinco y seis goles de ventaja, el equipo de Reñones se sentía dominador a pesar de la protestada labor arbitral. Llegó así al descanso con 14-8, un parcial que podía dar tranquilidad de cara a la segunda mitad. Pero con la defensa tocada por las dos exclusiones de Diego y las de Nikolai, Valverde y Postigo.

Otro escenario

En la segunda mitad los madrileños aumentaron en intensidad su defensa y presionaron sobre Valles y Pla, lo que sumado a las expulsiones de dos jugadores básicos en la defensa como Muñiz y Valverde complicó las cosas a los cántabros desde mediada la segunda mitad. En el ecuador de este periodo, aún con 21-14, los visitantes pidieron tiempo muerto y comenzaron a recortar. El equipo estaba atascado y en ataque su mejor lanzador, Kasumovic solo jugaba en defensa, mientras que Amarelle se veía muy presionado y Valles y Pla, precipitados.

Así se llegó a los minutos finales, con el incómodo recuerdo de otros partidos en los que se habían dejado escapar los puntos casi sobre la bocina. Pero esta vez no fue así. Pese a que el Alcobendas dispuso una última oportunidad para empatar a falta de cinco segundos, se volvió a encontrar con Villamarín perfecto en la portería que detuvo el lanzamiento de Catalina. El rebote lo recogió por Postigo para dar así por seguro el valioso triunfo ante el líder, aunque fuera por la mínima: 27-26.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos