La Reserva del Saja coge carrera

Cuadrilla 153 de Alberto Marañón, con 11 jabalíes abatidos recientemente en Arabedes. /  DM
Cuadrilla 153 de Alberto Marañón, con 11 jabalíes abatidos recientemente en Arabedes. / DM

Por segundo fin de semana consecutivo se superan los 90 jabalíes abatidos, con lo que se alcanza ya la cifra de 624 animales en lo que va de temporada

F. FERNÁNDEZ-CUETO SANTANDER.

Lo que pudo quedarse en una mera anécdota parece que se va asentando como una realidad. Después de unos inicios de temporada un tanto dubitativos, con luces y sombras en los resultados obtenidos, por segundo fin de semana consecutivo la cifra de jabalíes abatidos en la Reserva del Saja responde a las expectativas generadas al inicio de la actual campaña. Si hace siete días fueron 93 los suidos cazados, este último fin de semana la cifra ha sido de 92, lo que supone que, de mantenerse este ritmo y teniendo en cuenta las jornadas hábiles de caza que aún restan por celebrarse, se podría superar el récord de capturas de hace un par de años (1.536 animales). Esto sería todo un éxito para los aficionados a la actividad cinegética de la región.

Si los resultados son positivos, no lo es menos el hecho de que, al margen de los que se han abatido, son muchos más los jabalíes que se quedan en los montes. En la actualidad, es raro el lote en el que no se mueven bastantes ejemplares más de los que se contemplan en los cupos fijados.

Durante el pasado fin de semana, se consiguieron seis cupos. El más abultado, como no puede ser de otra manera, fue el logrado en un lote lebaniego, Cuesta Bernizo, donde actuó la cuadrilla que dirige Jaime Parra, que se volvió para casa con los doce jabalíes autorizados.

Otros dos cupos se registraron en montes de la cuenca del Nansa. En concreto en Casal Norte, donde cazó la cuadrilla de María Ángeles Molleda, y en Hayedo Tejeo, a donde acudieron David Gutiérrez y los suyos. En ambos casos abatieron seis cerdos salvajes.

Plenos en el Besaya

Dos cupos más fueron para sendas batidas programadas en lotes de la cuenca del Besaya. En Vaocerezo, la cuadrilla de Joaquín Rafael Ruiz a media mañana ya había abatido los tres suidos que fija la Administración para esta comarca. Algo más tardaron los de Óscar Solar para conseguir idéntico resultado en el lote de La Bacera.

El último cupo de la jornada se consiguió en el monte de La Cotera, en la comarca de Cabuérniga. De hecho, la cuadrilla de Luis Gutiérrez mató un ejemplar más de los cinco autorizados, por lo que uno tuvo que ser decomisado por los agentes de Medio Natural.

En el resto de lotes destacan algunas buenas cacerías, como la celebrada en el monte de Arretuerto, en Liébana, por el grupo que capitanea José Ángel Cuevas, que se bajó para casa con nueve suidos. En esta misma comarca, destaca también la batida realizada por Vicente Puertas en Robla Subiedes, en donde consiguió hacerse con ocho cerdos salvajes. Juan Carlos Gutiérrez también obtuvo un buen resultado en Bicobres Sur, monte al que le quitó siete ejemplares.

En otras comarcas, merecen una mención especial los tres jabalíes que abatieron las cuadrillas de Marcelo Gutiérrez y Manuel Jesús Sánchez en los lotes cabuérnigos de San Cifrián y Rozalén, respectivamente. También destaca el buen resultado conseguido por Eduardo Alonso y los suyos en el monte de La Cestera, en la parte alta de la cuenca del Nansa: cuatro animales.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos