Adrián García realizó el penúltimo relevo de la selección cántabra en Valencia.
Adrián García realizó el penúltimo relevo de la selección cántabra en Valencia. / Javi Linares

CICLOCROSS | ctos. españa

Cantabria se queda a las puertas del podio

  • La selección regional finaliza en la cuarta plaza en la prueba de relevos del Campeonato de España, en la que se impone Galicia

santander. La medalla de chocolate. La más amarga. La que nadie quiere porque significa que se ha quedado en la cuarta plaza, el primer puesto fuera del podio. Cantabria se quedó ayer con esa presea honorífica en la prueba de relevos que inauguraba el Campeonato de España de Ciclocross en Valencia. La selección regional partía como una de las favoritas y defendía el oro conseguido hace un año en casa, en el circuito instalado en El Patatal, en Torrelavega. Ayer, sobre el rapidísimo trazado valenciano, no hubo opción a pelear por metal alguno. Galicia -contra todo pronóstico- se proclamó campeón de España, seguida de la Comunidad Valenciana y el País Vasco.

El circuito instalado en uno de los tramos del cauce del Turia en la capital valenciana confirmó hasta el último metro lo que se esperaba de él. «Muy seco y rápido», señala el seleccionador regional de ciclocross, Fede Vuelta. La estrategia de Cantabria en Valencia era la misma que se siguió el año pasado en Torrelavega. De los seis integrantes del relevo, intentar hacer una carrera en progresión. Sandra Trevilla haría el primer relevo, mientras que Kevin Suárez se encargaría de cerrar la participación para el equipo cántabro.

Trevilla no hizo mal tiempo (6:13), pero muchos equipos optaban por salir con artillería pesada al inicio y, lógicamente, Cantabria pasaba por meta en la primera vuelta en el último lugar. La clave estuvo en la segunda posta. «Ese relevo lo dio Rafa Díaz, un corredor de la categoría Máster 40. Y no tuvo su día», lamenta Fede Vuelta. Díaz marcó un crono ligeramente superior (6:15) al de Sandra Trevilla, lo que ya lastraba mucho las opciones de Cantabria.

Aún así, una carrera «tan rara» como esta, en opinión de Vuelta, no se decide hasta los dos últimos giros. Tras la posta de Díaz, fue el turno del júnior Saúl Calzada (5:43) y de un Gonzalo Inguanzo que avisa de sus intenciones para mañana en la carrera de los cadetes. Su crono de 5:35 fue el mejor de entre los corredores de esa categoría.

Adrián y Kevin

A esos dos últimos giros en los que se decide esta carrera de relevos, Cantabria llegó casi sin opciones. Aún así, los dos últimos relevistas de la región, el sub-23 Adrián García y el élite Kevin Suárez, pedalearon como alma que lleva el diablo. Un fallo de alguien de los de arriba daría al combinado regional una medalla. García marcó un tiempo de 5:33, mientras que Kevin Suárez consiguió parar el crono en 5:21. El tiempo total de Cantabria fue de 34:40.82, a medio minuto del bronce. Y la cuarta plaza se salvó por muy poco. Asturias se quedó a menos de un segundo de los cántabros.

La decepción de no subir al podio no impide ver cosas interesantes sobre el rendimiento de los cántabros de cara a su concurso en la competición individual. Al gran tiempo de Gonzalo Inguanzo hay que sumar el de Kevin Suárez, el mejor entre los élite, «algo que le refuerza de cara a la carrera del domingo», estima Vuelta. Antes, en la jornada de hoy sábado, junto a las carreras de las categorías máster se celebra la de féminas, en la que Sandra Trevilla, «una ciclista muy regular», tendrá como principal meta estar entre las diez primeras. El que tendrá que despejar más incógnitas en su prueba, la de sub-23, será Adrián García, plata en 2016 en Torrrelavega. «Ayer, ha hecho el quinto mejor tiempo entre los de su categoría», apunta el seleccionador regional.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate