La cronoescalada a La Atalaya será decisiva en la Vuelta a Cantabria

Jaime Rosón, que ahora corre en profesionales con Caja Rural, ganó el pasado año la Vuelta a Cantabria con el equipo amateur navarro.
Jaime Rosón, que ahora corre en profesionales con Caja Rural, ganó el pasado año la Vuelta a Cantabria con el equipo amateur navarro. / DM .
  • 147 corredores de 21 equipos completarán 291 kilómetros, en tres etapas muy exigentes, durante este fin de semana

La Vuelta Ciclista Internacional a Cantabria recuperará este fin de semana (7, 8 y 9 de septiembre) la esencia de lo que fue durante muchos años. Además de contar con los mejores ciclistas amateur del país, volverá a poner en escena la mítica subida a la cuesta de la Atalaya santanderina. La ascensión a la popular calle de la capital cántabra de nuevo será decisiva para la victoria final de la ronda. Tendrá tres etapas y en ella participarán 147 corredores, pertenecientes a 21 equipos. En total se recorrerán 291 kilómetros en competición.

La primera etapa, el viernes (16.00 horras) tendrá como salida y llegada Vioño de Piélagos. El pelotón de la ronda completará 143 kilómetros con tres pasadas por el Alto de la Montaña. La jornada será idéntica a la del año pasado. El segundo día la carrera saldrá de Maliaño (sábado, 15.30 horas) y volverá al mismo lugar después de 143 kilómetros y tres subidas al Alto de El Churi. Finalmente, el domingo (10.00 horas) llegará el turno de la cronoescalada a la cuesta de la Atalaya. La organización desempolvar de esta manera las míticas batallas que se libraron en su día con corredores como Bahamontes o Loroño sobre ese mismo escenario. Apenas 920 metros, pero de una gran exigencia , que harán que la etapa sea decisiva para la general final.

La participación en la ronda cántabra es de un nivel excepcional. Ls potentes formaciones de Caja Rural, Café Baqué o Lizarte, así como las dos cántabras y no menos potentes, Aldro Team y Gomur-Liébana 2017, estarán en la línea de salida.También el Blagnac (Francia), la selección de Japón y el Netgroup, como escuadras foráneas.

La organización cuenta con un presupuesto cercano a los 75.000 euros, lo que la convierte –como ya ocurrió el año pasado en la prueba del territorio nacional más importante del momento.

El ejemplo más importante de la talla que ha conseguido la Vuelta es –sin ir más lejos– que su último ganador, Jaime Rosón, logró el pase a profesionales donde actualmente se encuentra disputando la Vuelta a España en las filas del Caja Rural, entre otros triunfos por el cosechado en esta cita hace exactamente un año.