ciclismo

Zuazubiskar, primer líder de la Vuelta a Cantabria

El pelotón de la Vuelta a Cantabria, a su paso por Vioño.
El pelotón de la Vuelta a Cantabria, a su paso por Vioño. / Antonio 'Sane'
  • El ciclista del Ampo fue el más rápido de un grupo de 35 unidades que se presentó en la meta de Vioño de Piélagos

  • El Alto de El Churi, que se sube en tres ocasiones, será el juez de la segunda jornada, que finaliza hoy en Maliaño

Illar Zuazubiskar (Ampo) es el primer líder de la Vuelta Ciclista a Cantabria Internacional después de demostrar su autoridad en los metros finales de la primera etapa disputada ayer con final en Vioño de Piélagos. El ganador dio tiempo a un grupo de 35 unidades, en el que se encontraban los mejores de la ronda, y en el que superó por escasos centímetros al corredor del equipo cántabro Gomur-Liébana 2017, Antonio Angulo.

La primera jornada, de 143 kilómetros de recorrido, estuvo caracterizada por la alta velocidad, 42,1 kilómetros por hora de media, y por la guerra sin cuartel de todos los equipos participantes. La anarquía reinó durante todo el recorrido y el exigente trazado, con cuatro ascensiones al Alto de la Montaña, destrozó en mil pedazos el pelotón y provocó una selección natural que marcará el desarrollo de la ronda.

Los ciclistas no tuvieron tiempo para pensar en una táctica conservadora, ya que desde la salida los ataques fueron constantes y la imposibilidad de que un equipo controlara la carrera permitió que las primeras vueltas fueran un desconcierto total. En el kilómetro seis se produjo la primera fuga del día, compuesta por cuatro unidades y que apenas logró quince segundos de ventaja. Bajando el Alto del Perujo se produjo una desafortunada caída dando al traste con las esperanzas de los escapados. Por detrás, los componentes del Caja Rural y del Lizarte, muy activos durante toda la etapa, se lanzaron en una batalla por meterse en la avanzadilla de la carrera. Así se llegó a la primera meta volante del día, en la que Jabo Araujo se impuso al resto. El poderío de los más fuertes empezó a imponerse y camino de la primera ascensión a La Montaña el pelotón comenzó a perder unidades. Elías Tello (Construcciones Paulino) fue el primero en coronar la principal dificultad montañosa, aunque apenas había distancia entre los pequeños grupos que las rampas del alto se encargaron en producir.

La primera hora de carrera se desarrolló a más de 42 kilómetros por hora de media. El ritmo era frenético y parecía muy caro y complicado el romper la disciplina de los mejores. Así se llegó al kilómetro 75, en el que la situación de carrera era la siguiente: Ocho fugados por delante y una auténtica guerra por detrás. A continuación, dieciséis unidades en una dura persecución por dar alcance a la cabeza.

Unión de los más fuertes

Por el ecuador de la etapa, los grupos cabeceros se fusionaron, a la altura de Carandía, y el entendimiento entre los componentes de la escapada permitió que la ventaja ascendiera rápidamente hasta el minuto y medio. José Manuel Díaz (Spiuk) fue el primero en la cima de La Montaña, en su segundo paso. Más tarde, Elorza (Ampo), Carapaz (Lizarte), Velardeu (Blagnac) y José Manuel Díaz (Spiuk) se marcharon del grupo de 26 corredores poniendo en jaque y obligando a trabajar por detrás a todos los equipos. El tercer ascenso a La Montaña sirvió para reducir las diferencias con la escapada y destrozar literalmente lo poco que quedaba ya del pelotón principal. Carapaz dio tiempo a sus compañeros de fuga y el cántabro Kevin Suárez (Gomur) se lanzó en una arriesgada y valiente apuesta en busca de las cuatro unidades. Las escuadras de Lizarte, Caja Rural e incluso la franceses del Blagnac no terminaban de mostrarse contentos con lo sucedido y apretaron aún más para compactar el rosario de corredores en que se habían convertido la carrera.

Ya sólo quedaba una subida a La Montaña y a las faldas del puerto se llegó en pelotón, eso sí, de apenas cuarenta corredores. Nadie pudo, por más que lo intentó, presentarse en solitario en la línea de meta de Renedo. El férreo control de los equipos y la proximidad de la meta, apenas diez kilómetros desde que se coronó la última ascensión, impidió que la victoria fuera para algún escapado.

Finalmente, en el sprint, Zuazubiskar fue el más rápido, imponiéndose incluso a Antonio Angulo, actual ganador de la Copa de España y uno de los ciclistas con más talento del pelotón.

Hoy se disputa la segunda etapa, entre Maliaño y Maliaño, de 147 kilómetros y con la ascensión al Alto de El Churi en tres ocasiones como el auténtico juez de la jornada.