ciclismo

Liébana sale de marcha

fotogalería

Miguel Indurain, en el centro de la imagen, durante la disputa de la Lebaniega Bike. / Pedro Álvarez

  • Miguel Indurain, gran protagonista de La Lebaniega Jubilar Bike

Estaba cantado.Y así fue. No había falta echar demasiada imaginación para saber que La Lebaniega iba a llevar un pelotón de cientos de ciclistas por las carreteras de la comarca.Y que Miguel Indurain iba a ser el gran protagonista.No todos los días se rueda al lado de un pentacampeón del mundo, que puso el detalle de calidad mientras Potes y toda Liébana ponían el paisaje y le épica. El nombre de los ganadores, como en cualquier marcha cicloturista, quizá no sea lo más importante –salvo para quienes suben al podio, claro– aun así merecen el reconocimiento de cruzar la meta en primer lugar tras una exigentísima carrera articulada en dos recorridos distintos.Fueron Iván Santurde,María delCarmen Pérez, Francisco Callejo y Ainhoa Santos.

En total, más de 600 corredores participaron ayer en la segunda edición Marcha Cicloturista Lebaniega Jubilar Bike. Poco antes de las nueve y media de la mañana tomaban la salida los participantes en una marcha corta articulada sobre 109 kilómetros y con un desnivel acumulado de 2.647 metros (por el camino estaban Piedrasluengas, el Collado de Ozalba y el Collado de Hoz antes de descender al Desfiladero de la Hermida, para llegar a la meta en Potes). La prueba larga, mucho más dura y de 183 kilómetros, discurrió por Cantabria, Palencia y León, con pasos por Piedrasluengas, Los Picones y San Glorio antes de descender por Vega de Liébana a Potes.

En la prueba corta el dominador fue el cántabro de Castro Urdiales Iván Santurde, del Maestre Bikes, que ya iba destacado cruzando el Collado de Ozalba seguido por Hugo Machín y Rubén Merino. Santurde entró vencedor en la línea de meta de Potes, con un tiempo de 3.16.02, con tres minutos y medio sobre Rubén Merino y cinco sobre Hugo Machín. La primera fémina en cruzar la línea de llegada fue María del Carmen Pérez, que marcó un tiempo de 4.25.15. Beatriz Santa Cruz fue la segunda en llegar a meta, a casi quince minutos de la ganadora en categoría femenina.

Miguel Indurain, que no quiso entrar en la lucha por la victoria, entró en el 55º con un tiempo de cuatro horas y ocho minutos, en un grupo de corredores entre los que también se encontraba Fernando Pacheco, entre otros.

La prueba larga estuvo también muy disputada, y en plena ascensión a San Glorio intentaron escaparse Francisco Callejo, Alfonso González y David Mayo. Ya en el descenso a Vega de Liébana, Callejo y González se marcharon de Mayo y cerca de la línea de meta de Potes, fue Callejo el que dejó a su compañero de fuga.

«He disfrutado mucho con la prueba y además el tiempo nos ha acompañado», comentaba Santurde, mientras que Callejo se felicitaba por su estrategia: «a pesar de ser una carrera con un trazado exigente, donde había que pasar por varios puertos, ha sido en el descenso de San Glorio donde me he visto con fuerzas para atacar y llegar en solitario a la meta».

Pero si alguien podía resumir a la perfección las características del circuito era Miguel: «La salida ha sido un poco dura porque había que ascender al inicio el puerto de Piedrasluengas, pero pronto hemos cogido el ritmo. He disfrutado mucho, porque aunque en el alto hacía algo de frío lo importante es que nos ha respetado el tiempo y no ha llovido. Los puertos han sido duros, pero asequibles», resumía.