ciclismo

Miguel Ángel Fernández triunfa Astillero

De izquierda a derecha, Amarika, Fernández y Martínez, en el podio de Astillero.
De izquierda a derecha, Amarika, Fernández y Martínez, en el podio de Astillero. / DM .
  • El corredor cántabro gana ante toda su afición el Gran Premio San José y da al Aldro Team la segunda victoria de esta temporada

El corredor cántabro Miguel Ángel Fernández ha logrado el triunfo final en el LII Gran Premio San José-XVI Memorial Pedro Echevarría, para élite y sub 23, que se ha disputado este domingo en Astillero, dando así a su equipo el Aldro Team la segunda victoria en lo que va de temporada, después de la que logró Julen Amarika en Zumaya.

Miguel Ángel, que vive en Liaño y desciende de una familia siempre ligada al ciclismo, se ha impuesto al sprint al grupo principal que llegó a la meta Astillero junto, aunque bastante mermado por que se ha volado (la media ha sido de 44,102 kilómetros hora). Por detrás de Fernández entró su compañero de escuadra, Julen Amarika, que fue el último de los encargados de preparar el sprint para el cántabro.

La carrera , sobre 126 kilómetros, fue muy movida, como siempre ocurre en el Gran Premio San José, con cinco vueltas al circuito de El Astillero, San Salvador, Solía, Guarnizo, Boo de Guarnizo, El Astillero, San Salvador, Solía, Guarnizo, Cianca, La Venta, Revilla, Boo de Guarnizo y El Astillero. El Aldro Team, el Gomur y el Baqué fueron los equipos más fuertes y los que han marcado el guió de la carrera.

Los intentos de fuga se sucedieron uno detrás de otro, pero ninguno de ellos logró el tiempo suficiente. A falta de vuelta y media para el final, el corredor Vallisoletano Jesús Arozamena (Aldro) soltó un fuerte ataque y comenzó a hacer hueco. Cuando Baqué y Gomur quisieron darse cuenta Arozamena ya llevaba 40 segundos de ventaja al grupo. Así que tocó tirar. El conjunto vasco y el cántabro trabajaron para echar abajo la fuga del pupilo de Herminio Díaz Zabala. Y lo lograron antes de la última ascensión al alto de La Morcilla. A partir de ese momento y con el grupo otra vez unido, el Aldro pasó de nuevo a la vanguardia y se puso a controlar la situación.

Díaz Zabala, su director, sabía que esta era la carrera de Miguel Ángel tenía claro que el equipo iba a trabajar para él en esta ocasión. Le prepararon el sprint y el de Liaño no falló. Se llevó su primer triunfo de este año. El año pasado el cántabro destacó en Mungia, Villasana de Mena, Memorial Momparler y en el Campeonato de Cantabria, en el que se llevó el oro U23.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate