Ciclismo

«Animo a los españoles a que salgan a correr fuera y que no tengan miedo»

Ángel Madrazo afronta su décima temporada en profesionales, la segunda en el Delko Marselle. /Luis Palomeque
Ángel Madrazo afronta su décima temporada en profesionales, la segunda en el Delko Marselle. / Luis Palomeque

El ciclista cántabro Ángel Madrazo, en su segundo año en la formación francesa Delko Marselle, afronta «la parte de la temporada que más gusta» con «ganas de disputar las victorias»

Marcos Menocal
MARCOS MENOCALSantander

Se cumple una década desde que Ángel Madrazo (Santander, 1988) dio el salto a profesionales. Lo hizo con el extinto Scott American Beef y después cinco temporadas en la estructura del actual Movistar; otras tres en el Caja Rural y ya suma dos en el Delko Marselle Provence KTM. Una vida a pedales. Sin aquella presión de los primeros años e inmerso en su aventura francesa, el Gorrión de Cazoña pasa revista a la actualidad. Llega la segunda parte de la temporada: «La que más me gusta». En mayo correrá cuatro vueltas; Aragón, Noruega, Tour de los Fiordos y Luxemburgo. Se siente un «privilegiado» por tener trabajo de lo que le «gusta» y agradece al móvil y a Sky el poder estar más cerca de la «familia».

-Recién llegado de la Vuelta a Castilla León, ¿qué tal se encuentra?

-Bien. Pasando unos días en casa que siempre se agradece. Es una pena que sea poco lo que voy a estar por aquí porque ahora nos viene un mes de mayo con muchas carreras.

«En el mes de mayo corro cuatro vueltas en tres países. Es un mes en el que quiero estar muy bien»

-En la ronda castellana le tocó ser líder. Su jefe de filas tuvo una caída y Delko apostó por su baza para disputar la victoria, ¿qué valoración hace de ello?

-Menos el primer día que no estuve muy bien, el resto contento. El primer día hizo sol y me afectó una alergia que durante estas fechas me hace daño. Salvamos los muebles como pudimos, pero sufrimos. La segunda etapa me escapé y conseguí unas renta de bonificaciones. Y el último día fue muy duro y hubo un corte al final y nos dejaron fuera y sin posibilidades de hacer 'Top 10'.

-¿Cómo valora la temporada 2018 hasta la fecha?

-Similar a otras. No hemos tenido grandes resultados, pero estamos andando bien, ayudando a los compañeros, que es algo que me gusta y se me da bien. La primera parte del año siempre me cuesta un poco, espero que la segunda mejore y podamos dar con las fugas.

-¿No ha puesto su mirada en un objetivo concreto este año?

-No soy de ponerme un día. Para mí es importante la segunda parte de la temporada. Espero estar cerca de disputar las carreras y optar a ganar. Quiero rendir al 100%, pero un día estas bien y otro mal; no me gusta fijarme sólo en un día.

«Con el equipo he hablado de renovación y espero que nos pongamos de acuerdo. Estoy a gusto y quiero quedarme aquí»

-El mes de mayo es para usted un viaje constante. Noruega, Luxemburgo, España...

-Ahora pasaré unos días en casa y luego iré a la Vuelta a Aragón (11-13); después a Vuelta a Noruega (16-20); más tarde al Tour de los Fiordos (22-24) y termino en la Vuelta a Luxemburgo (30-3 de junio). Ahora viene al parte que más me gusta.

-Es su segundo año en Delko, ¿cómo se siente?

-Está siendo una experiencia muy buena. Estoy aprendiendo otra cultura, otro idioma, otras formas de trabajar... Corriendo carreras que ni conocía que existían. Desde aquí animo a los corredores españoles a que salgan fuera a correr. Que no tengan miedo. Es una experiencia que puede enriquecerte y que hay que verlo como una posibilidad más.

-Después de años en Movistar y otros tantos en Caja Rural se cogió la maleta para irse a Francia, ¿cómo han sido estos dos años fuera de España?

-La cultura es muy diferente. Lo que peor llevo es que me llamen a cenar a las 19.00 horas. Nos juntamos el 'Grupo hispano'. Lo formamos los españoles, colombianos, argentinos; Delio Fernández, Juan Rodríguez, Dani Díaz... Al final nosotros lo hacemos todo un poco más tarde, pero bueno. El resto es todo muy satisfactorio. La estructura del equipo es muy similar a la de Caja Rural; es un equipo que te exige, pero que no existe esa presión de Movistar que siempre ha de estar en el podio. Hay que ganar y aspirar a todo, porque nos debemos a unos patrocinadores, pero los resultados no son tan obligatorios. Eso te hace correr mejor y disfrutar más. Yo personalmente prefiero esta estructura más pequeña, más familiar y en la que el contacto con los compañeros y los miembros del equipo es más grande. Nos ayudamos mucho y eso se nota cuando toca sufrir en la carretera.

«Llevo mal eso de que me llamen a cenar a las 19.00 horas, pero la experiencia fuera de casa es positiva»

-¿Ha notado mucho el cambio en el ciclismo en los últimos años?

-El ciclismo es muy difícil. Cuando eres amateur es diferente; ahora en cada carrera te enfrentas a los mejores del mundo. Es cierto que con respecto a mí, sí que he cambiado. Cuando era más joven era más loco.

-¿Cómo lleva lo de estar tanto tiempo fuera ahora que tiene familia?

-Hay una frase de mi mujer que siempre recuerdo: «Estás fuera, pero eso quiere decir que tienes trabajo». Ahora con Skype y el móvil todo es más fácil. Con el crío cuesta más marcharte, pero...

«Echo de menos un equipo en Cantabria y el Circuito Montañés»

-¿Cuando está en Cantabria sigue haciendo lo mismo de cuando era aficionado?

-Aquí estoy encantado. Hay de todo y para entrenar es perfecto. Sigo manteniendo los mismos amigos de grupeta y siempre entrenas alrededor de casa, como mucho a sesenta kilómetros a la redonda. Eso se agradece porque estás cerca y disfrutas después de tanto tiempo fuera.

-¿Cómo valora el ciclismo amateur de Cantabria?

-Me gusta seguirlo; echo de menos carreras como el Circuito Montañés y un equipo profesional en el que los chavales se fijen. Hay gente buena, pero les falta una referencia para seguir motivados. Se necesita a veces tener algo en qué fijarse como cuando yo pasé. Me gustaría que tuvieran también la suerte que tuve yo aquellos que se lo trabajan y lo merecen. Cada vez está más difícil dar el salto, pero es importante cuidar a la gente que viene y que se sientan motivados y con ganas de seguir entrenando duro.

-Termina contrato con Delko Marselle. ¿Ya le han propuesto renovar?

-Hemos hablado ya y ahora terminaremos de hacerlo. Espero que no haya problema y nos pongamos de acuerdo. Estoy muy a gusto aquí.

Ver más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos